Módulos Temas Día
huellasdigitales

Antonio Maquilón: El gran capitán peruano de 1930

Se llamaba Antonio Maquilón Badaracco y jugó cuando el fútbol era simple, sin contratos millonarios ni publicidad. Disputó los partidos con el ímpetu del amateur que se juega la vida en cada balón. Pero una distinción particular lo ha inscrito en la historia de nuestro fútbol: “Maqui” fue capitán de la selección peruana que intervino en el primer mundial. Hoy lo recordamos a 30 años de su fallecimiento.

Se llamaba Antonio Maquilón Badaracco y jugó cuando el fútbol era simple, sin contratos millonarios ni publicidad. Disputó los partidos con el ímpetu del amateur que se juega la vida en cada balón. Pero una distinción particular lo ha inscrito en la historia de nuestro fútbol: “Maqui” fue capitán de la selección peruana que intervino en el primer mundial. Hoy lo recordamos a 30 años de su fallecimiento.

ANTONIO MAQUILON005_ed

Salió al frente del once incaico que pisó el Estadio Centenario el 18 de julio de 1930. Allí trabó batalla futbolística contra la garra charrúa. Asumió la responsabilidad que el cargo ameritaba, había que ser ejemplo para los compañeros, había que prodigar caballerosidad y liderazgo. La cinta de capitán de la selección peruana es un emblema que ha pasado de generación en generación, más que un cargo, ha sido un honor que pocos elegidos han llevado en el brazo y en el corazón.

Perú había sido derrotado 3 a 1 por los rumanos en su debut el 14 de julio. El gran partido para poder pasar a la siguiente ronda era nada menos que ante los uruguayos, campeones olímpicos, locales y prestos a celebrar el día de su independencia y la inauguración de su majestuoso estadio con un triunfo. Los peruanos no la tenían fácil.

Su historia

Los capitanes mundialistas no han sido muchos: Héctor Chumpitaz, Rubén Díaz, y hace poco el “jotita” Néstor Duarte. Maquilón nació el 29 de noviembre de 1902 y a los 18 años debutó en el Sportivo Tarapacá. También integró el Circolo Sportivo Italiano y se retiró llevando las sedas del Atlético Chalaco, en 1935.

Además formó parte del “Combinado del Pacífico”, original equipo de peruanos y chilenos, que hizo una gira por Europa en 1933, formado por 16 jugadores peruanos y cuatro chilenos.

19JUL1930EM_02_Ed

 

Pero la cúspide de su carrera fueron esos 90 minutos del 18 de julio, cuando tras saludar al capitán uruguayo José Nasazzi –otro histórico- capitaneó a los peruanos en el primer partido jugado en el Estadio Centenario. El Comercio lo menciona en varias ocasiones: “Un nuevo ataque uruguayo es rechazado por Maquilón, back izquierdo”. “Ante un fuerte ataque uruguayo, el back peruano De las Casas cede un corner, que ejecuta el wing izquierdo uruguayo Iriarte. Rechaza el tiro Maquilón”.  “La defensa peruana ha actuado hasta este momento en forma brillante y soberbia”.

El primer tiempo terminó 0 a 0 y los uruguayos se fueron silbados. Al final del encuentro el jefe de la delegación peruana manifestó: “…Pardón, Maquilón, De las Casas estuvieron colosos…” Perú perdió por un gol, pero Maquilón dejó huella. Muchísimos años después volvería a ese mismo lugar, quién lo diría.

El retorno

El 30 de diciembre de 1980 Antonio Maquilón viajó a Montevideo como invitado de honor para presenciar el desarrollo del “Mundialito” que organizó Uruguay. El torneo reunió a las selecciones de Argentina, Brasil, Alemania, Italia y Holanda, además de los anfitriones.

Aquella vez, a los 75 años de edad el zaguero peruano visitó El Comercio para despedirse y hacer conocer la invitación de la Asociación de Fútbol de Uruguay.

El 10 de enero de 1981, momentos antes del inicio del partido final entre uruguayos y brasileños, las miradas de los 75,000 espectadores se posaron en dos hombres de avanzada edad que entraron al gramado lentamente con la emoción en los ojos. Medio siglo atrás se habían enfrentado en un encuentro mundialista entre peruanos y uruguayos.

ANTONIO MAQUILON004_ed

Anunciados por los altoparlantes el público supo que se trataba de dos históricos: el celeste Ernesto Mascheroni, defensa y campeón mundial; y Antonio Maquilón, el capitán peruano de aquella jornada mundialista. En medio de la cerrada ovación Maquilón elevó las manos entrelazadas. En ellas estaba el agradecimiento a esas cosas inexplicables que ofrece el fútbol.

Su legado en el Centenario

La memorable jornada para el veterano defensa nacional se coronó con la entrega de su chompa de capitán, utilizada en el partido de 1930, al Museo del Fútbol de Uruguay. “Era como un trofeo para los uruguayos. La entregué en una ceremonia especial. A cambio me dieron una banda con los colores uruguayos que la guardaré eternamente y pusieron en una urna mi camiseta, junto a la número 10 de Pelé”, contó emocionado Maquilón a Alfonso “Pocho” Rospigliosi, enviado especial de El Comercio.

ANTONIO MAQUILON001_ed

Antonio Maquilón fallece el 20 de abril de 1984, dos años después de nuestra, hasta ahora, última participación en un mundial.

(Miguel García Medina)
Fotos: Archivo El Comercio

Amigos, los invitamos a seguirnos en nuestro fan page: Huellas Digitales
y en nuestra cuenta de Twitter @huellas_blog

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos