Las personas evacuadas de la planta Azovstal de Mariúpol llegan en autobuses a un área de registro y procesamiento para desplazados internos en Zaporizhzhia. (Dimitar DILKOFF / AFP)
Las personas evacuadas de la planta Azovstal de Mariúpol llegan en autobuses a un área de registro y procesamiento para desplazados internos en Zaporizhzhia. (Dimitar DILKOFF / AFP) / DIMITAR DILKOFF
Agencia EFE

Al menos 22.000 residentes de Mariúpol (sureste) murieron durante los tres meses de bombardeos y asedio de las tropas rusas a esa ciudad costera de , cuyo puerto, sin embargo, vuelve a registrar actividad.

MIRA: La TV oficial rusa asegura que “comenzó la tercera guerra mundial” tras el hundimiento del buque Moskva

El asesor de la alcaldía, Petro Andriushchenko, dijo de manera gráfica que “Mariúpol es ahora una ciudad de fantasmas”.

En declaraciones a la cadena CNN, Andriushchenko apuntó que esta cifra de fallecidos se basa en los cálculos que él y otros funcionarios del ayuntamiento han hecho a través de los contactos que mantienen con otros trabajadores municipales que siguen atrapados en la ciudad.

No obstante, agregó que la cifra real de fallecidos podría ser mucho mayor y que el proceso de enterrar a los muertos se ha complicado, ya que los cuerpos recuperados deben pasar primero por la morgue y ser reclamados por alguna persona a las fuerzas rusas que controlan la ciudad.

El puerto vuelve a operar

Rusia aseguró hoy que el puerto de Mariúpol vuelve a operar “con normalidad” tras el desminado de la terminal y de las zonas costeras adyacentes, indicó el Ministerio de Defensa.

Según medios rusos, en Mariúpol, a orillas del mar interior de Azov, fueron neutralizados más de 12.000 artefactos explosivos.

Rusia anunció el 21 de abril la toma parcial de Mariúpol tras semanas de brutal asedio y el 20 de mayo la caída completa de la ciudad tras la rendición de más de 2.400 defensores ucranianos que permanecían en la acería de Azovstal.

Este anuncio se produce después de que el jefe del Centro ruso de Control de la Defensa Nacional de Rusia, general Mijaíl Mizíntsev, afirmara la víspera que se están tomando medidas para restaurar la infraestructura portuaria de Mariúpol.

Además anunció la apertura de un corredor humanitario este miércoles desde ese puerto, a partir de las 05.00 GMT, para “la salida segura de barcos extranjeros” en dirección del mar Negro.

Negociaciones

Las condiciones de Kiev para la reanudación de las negociaciones con Moscú, que incluyen la retirada rusa a las posiciones antes del 24 de febrero no son constructivas, declaró hoy el viceministro de Exteriores ruso Andréi Rudenko.

“No podemos calificar esta declaración de constructiva. Quisiéramos recordar que Ucrania participó activamente en las negociaciones desde el primer día de la operación especial ni poner condición alguna”, afirmó el diplomático ruso, al comentar declaraciones recientes del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

El mandatario ucraniano hizo estas declaraciones en una entrevista al canal de la televisión pública japonesa NHK, al asegurar que “sin lugar a dudas nosotros debemos recuperar todos nuestros territorios” actualmente bajo control ruso.

“Si ahora Ucrania pone estas condiciones esto nos obliga a dudar de la sinceridad de sus deseos de hallar una solución pacífica”, replicó Rudenko.

Por otra parte Rusia declaró hoy su disposición a negociar un corredor humanitario en el mar Negro para los barcos con cereales bloqueados en los puertos de Ucrania.

“Más de una vez hemos declarado que la solución del problema alimentario exige un enfoque global, que tiene que ver con el levantamiento de las sanciones a la exportaciones y las transacciones financieras”, dijo a un grupo de periodistas el viceministro de Exteriores de Rusia Andréi Rudenko, citado por la agencia Interfax.

Agregó que, además, Ucrania debe desminar todos los puertos donde se encuentran los barcos.

El viceministro de Exteriores refutó las informaciones difundidas en Occidente acerca de que los militares rusos roban cereales en los puertos de Ucrania que controlan.

Un aspecto de los contactos es del eventual canje de prisioneros, que Rusia solo abordará con Ucrania después de que un tribunal haya juzgado y condenado a los defensores ucranianos que se entregaron, dijo Andréi Rudenko.

El papel de China

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, expresó hoy su satisfacción por la política de “statu quo” que mantiene China en relación con la guerra de Rusia contra Ucrania.

“Eso es mejor que ayudar a Rusia... Me gustaría creer que, a espaldas, China no adoptará una política diferente. Por eso estamos satisfechos con este statu quo, lo digo sinceramente”, afirmó durante su participación virtual en un “desayuno ucraniano” en el marco del Foro Económico Mundial de Davos.

Acerca de si China puede desempeñar algún papel para presionar a Rusia hacia un fin de la guerra, Zelensky dijo: “No estoy seguro de que China lo haga”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más