Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Política

Los hombres que inculparon a presidentes

Declaración de Miguel Atala sobre Alan García lo expone como un presunto testaferro del ex presidente . Uno de los métodos más usados fue abrir cuentas en el exterior

Palacio de Gobierno

(Foto: Archivo El Comercio)

Carlos Manrique Carreño fue fundador del Centro Latinoamericano de Asesoramiento Empresarial (CLAE). Su organización constituyó un esquema de estafa piramidal con la promesa de entregar altos intereses por los ahorros de sus clientes. La investigación judicial determinó que engañó a más de 200 mil personas.

Para reinvertir sus ganancias ilícitas, Manrique utilizó testaferros que compraron acciones del Banco de Comercio, así como vehículos y propiedades. Los involucrados fueron procesados y sentenciados.

Presidencia de la República

(Composición: El Comercio)

Un testaferro es quien presta su nombre para la adquisición de propiedades, para abrir cuentas en el Perú o el extranjero, o participa en algún acto, contrato o negocio que en realidad es de otra persona.

Tras nueve días de detención preliminar, el ex vicepresidente de Petro-Perú Miguel Atala confesó que recibió depósitos ilícitos de la constructora Odebrecht, cuyo beneficiario final –de acuerdo con su versión– era el ex presidente Alan García. Según Atala, le entregó US$1,3 millones en varias armadas en efectivo.

Ahora el ex vicepresidente de Petro-Perú afrontará su proceso en libertad bajo comparecencia restringida.

En el interrogatorio ante el equipo especial del Caso Lava Jato, el ex funcionario también comprometió al ex secretario general de la Presidencia Luis Nava Guibert como presunto testaferro del ex presidente.

A pedido de Nava, señaló Atala, constituyó la ‘offshore’ Ammarin Investment y abrió una cuenta en la Banca Privada de Andorra, en la que recibió dinero de Odebrecht. La investigación de la fiscalía, sin embargo, también busca descubrir si Nava fue el beneficiario final del resto de los US$4 millones pagados por la constructora brasileña.

Miguel Atala es la segunda persona que confiesa haberle entregado dinero de origen ilícito a García. En 1993, el empresario Sergio Siragusa, representante de la empresa Tralima, acusó al líder aprista de haber recibido una coima en la construcción del tren eléctrico en su primer gobierno.

Siragusa declaró que a cambio de la licitación le entregó dinero en efectivo a García y depositó US$840 mil en cuentas del Barclays Bank en New York y Gran Caimán que el mismo García le proporcionó.

El supuesto testaferro, el empresario Alfredo Zanatti, fue detenido y ratificó los dichos de Siragusa, pero tras la caída del régimen fujimorista se retractó y señaló que había sido presionado por el régimen de turno para testificar contra García.

–Múltiples intermediarios–
García sería el segundo ex presidente que habría utilizado a un testaferro para recibir sobornos en el Caso Lava Jato.

El primero fue Alejandro Toledo, quien, a través de su amigo Josef Maiman, habría recibido US$27 millones en sobornos de Odebrecht a cambio de beneficiarla en la adjudicación de la carretera Interoceánica. Para convertirse en colaborador eficaz, Maiman ha entregado información a la fiscalía peruana sobre la ruta del dinero.Para recibir los pagos ilegales, Toledo Manrique habría utilizado las empresas ‘offshore’ Wardbury, Traildbridge y Merhav Overseas, de propiedad de Maiman, y, mediante transferencias sucesivas, los envió a las cuentas en Costa Rica de una empresa de su ex jefe de seguridad Avraham Dan On, Milan Ecotech, creada en el 2005, y después a Ecoteva.

De acuerdo con la hipótesis fiscal, de allí Toledo transfirió US$5 millones al Perú, con los que adquirió, a nombre de su suegra Eva Fernenbug, la propiedad de Las Casuarinas y una oficina en Surco, y terminó de pagar su vivienda de Punta Sal (Piura). En este largo camino, Toledo habría utilizado varios intermediarios para ocultar su participación.

–Más cuentas en el exterior–
La procuraduría ad hoc del Caso Fujimori-Montesinos detectó que Víctor Aritomi, cuñado del ex presidente Alberto Fujimori, usó testaferros para colocar en el exterior el dinero extraído del tesoro público.

El ex fiscal supremo Avelino Guillén recuerda que Aritomi volvió al país poco antes de que Fujimori devolviera los US$15 millones entregados a su ex asesor. En esa época se sospechaba que el cuñado del ex mandatario había traído ese dinero, pero no fue procesado porque se encontraba prófugo.

La justicia también identificó como testaferros de ese régimen a Víctor Alberto Venero, Juan Silvio Valencia Rosas y Vicente Silva Checa. En 1998, Venero abrió en Suiza una cuenta para su ‘offshore’ Wilborn International. Allí se guardaron las comisiones ilícitas que Montesinos ganó por las compras de aviones MIG 29 y Sukhói a Bielorrusia y Rusia. Además, Montesinos le entregó US$2 millones a Silva Checa para que comprara, como testaferro, Cable Canal de Noticias y pusiera la línea editorial de esa estación a disposición del gobierno.

Por último, en la investigación que se le sigue al ex presidente Ollanta Humala por lavado de activos, la fiscalía indaga las cuentas en Suiza de Ivoska Humala, hermana del líder del Partido Nacionalista. De acuerdo con la información recopilada en la investigación, se habrían realizado transferencias a una cuenta de Ivoska Humala.

Según la fiscalía, parte del dinero de la campaña electoral se usó para la adquisición de propiedades y gastos personales de la familia Humala Heredia. El avance del proceso depende de la colaboración de la justicia suiza.

Tags Relacionados:

Presidencia de la República

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada