Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Policiales

Así operaba la presunta mafia en la Policía Nacional acusada de cobrar cupos

Cinco agentes que trabajaban en el Departamento de Tránsito en Lima norte son acusados de cobrarles a los choferes que manejan colectivos informales a cambio de no multarlos y no realizar operativos.

policía nacional

El Departamento de Tránsito en Lima norte no ha cumplido su función en los últimos años: cada vez circulan más colectivos informales en esa zona de la capital. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)

El comandante Fortunato Ñope Pajuelo fue elegido a inicios del 2018 como jefe del Departamento de Control de Tránsito Norte 2 para cumplir diversas funciones, entre ellas la de realizar operaciones contra taxistas y colectiveros informales, a fin de mejorar el caos vehicular que impera en esta zona de Lima. El oficial tenía competencia en los distritos de Los Olivos, Puente Piedra, Ancón, Comas, Carabayllo y Ventanilla.

Sin embargo, Ñope habría cruzado la línea de la ilegalidad y ahora es acusado de encabezar una mafia dedicada al cobro de cupos de dinero a choferes informales a cambio de hacerse de la vista gorda y no intervenirlos. Lo acusan de alterar papeletas de tránsito a favor de algunos conductores a cambio de dinero.

Los Olivos: intervienen sede de la Policía de Tránsito por presunto cobro de cupos
Mafias de brevetes: MTC retira autorización a 281 centros médicos en el país

El Ministerio Público y la Policía Anticorrupción de Lima norte le siguieron los pasos a este oficial desde mayo del 2018. Escucharon sus conversaciones con orden judicial e hicieron una minuciosa labor de inteligencia para desarticular la organización integrada, según las indagaciones, por Ñope, dos capitanes (José López y Pedro Melgar) y dos suboficiales de la Policía Nacional (Pablo Nicho y Wilson Zea).

El fiscal especializado en delitos de corrupción Marco Carrasco resalta que Ñope y los demás agentes habrían estado coludidos con nueve asociaciones informales de choferes que conducen colectivos, un servicio que no está regulado en el Perú y desde donde se cometen asaltos y violaciones a pasajeros. La mayoría transita por la Panamericana Norte, las avenidas Túpac Amaru, Universitaria, Tomás Valle y en vías de Lima Cercado.

–Dinero contante–
Según la investigación, cada chofer pagaba a diario entre S/10 y S/15 al encargado de la asociación informal. Luego esta persona entregaba a los policías una suma de dinero mensual o semanal, según lo acordado.

Se estima que un policía podía cobrar hasta S/2 mil mensuales por no hacer operaciones en los paraderos informales y no intervenir a los choferes que pagaban los cupos. Por el contrario, a los conductores que no daban dinero o no formaban parte de esta red los multaban severamente. El fiscal dice que otra modalidad de esta organización era cobrar a los choferes a cambio de alterar sus papeletas de tránsito, de sanciones graves a leves.

La detención de Ñope y los otros policías fue ayer a las 5:30 a.m. en el Escuadrón de Emergencia de Lima norte. En ese momento, los policías se encontraban listos para la formación. Los capturados estarán detenidos de manera preliminar durante 72 horas, luego el Ministerio Público pedirá prisión preventiva o comparecencia restringida para todos.

También se arrestó a Welser Tenorio en Comas, quien tenía el control de un grupo de colectivos y además habría sido una especie de nexo entre las asociaciones y el comandante.

Inspectoría de la Policía Nacional anunció que realizará una investigación para sancionar a los agentes de manera administrativa. “La institución policial asegura una investigación transparente e imparcial”, informó la PNP. En los próximos días, Ñope iba a ser trasladado a otra división policial.

El jefe de la Dirección de Transporte y Tránsito de la PNP, general Jorge Lam, adelantó a este Diario que ha coordinado con la Municipalidad de Lima para intensificar las operaciones a taxistas y colectiveros informales. Se estima que más de 50 mil vehículos son colectivos en Lima Metropolitana.

–Amenazas a fiscal–
El fiscal Carrasco investigó en el 2017 a siete mujeres policías que cobraban cupos a colectiveros y a agentes de una comisaría por presuntamente extorsionar. Desde fines del año pasado, él y su familia reciben amenazas. Se espera que en los próximos días, la Fiscalía de la Nación le asigne protección policial.

Lee también:

Tags Relacionados:

Policía Nacional

Corrupción

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada