Módulos Temas Día

Más en Junin

Dos familias más denuncian a presunto tratante en Junín

Fiscalía recoge evidencias sobre los delitos que habría cometido Félix Manrique, capturado en Satipo. Las tres mujeres y los cinco niños hallados el miércoles en precarias condiciones son cuidados por el MIMP

Junín

Aquí fue hallada el miércoles la ciudadana española Patricia Aguilar y cinco niños que habrían sido víctimas de Félix Manrique Gómez. Él es investigado por trata.

El Ministerio Público confirmó este viernes a El Comercio que Félix Steven Manrique Gómez, arrestado por presunta trata de personas, tendría más víctimas. Este sujeto, de 35 años, permanece detenido en la sede de la Dirección de Investigación Criminal de la policía (Dirincri), en Lima, y es acusado de captar a tres mujeres para explotarlas sexual y laboralmente en la selva de Junín.

Félix Manrique fue capturado el miércoles en el distrito de San Martín de Pangoa, provincia de Satipo. Con él estaban dos de sus presuntas víctimas: Maryori García Valverde, de 29 años y Paola Juana Vega Passaro, de 42. En un predio rústico del distrito fue hallada también la ciudadana española Patricia Aguilar Poveda, de 19. Además, se encontró ahí a cinco niños, hijos de las tres mujeres. Ellos tenían claros signos de desnutrición.

Según Berenice Romero, de la Fiscalía Especializada en Delitos de Trata de Personas, dos mujeres más habrían sido contactadas por Manrique. “Ellas [las dos presuntas nuevas víctimas] todavía no declaran. Los que han presentado las denuncias son sus familiares y lo que obra en autos son apreciaciones y opiniones de los familiares”, dijo Romero. La funcionaria precisó que se trata de mujeres de Lima y ambas mayores de edad.

-Evidencias-

Romero explicó que durante los próximos días tendrán que recolectar más pruebas que sustenten la hipótesis fiscal contra Manrique. Para ello, dijo, serán vitales los resultados de los peritajes psicológicos y antropológicos de las mujeres y niños hallados en Junín. Además, se debe establecer las circunstancias en que fueron captadas y determinar si hubo engaño o asimetría de autoridad de él respecto a ellas.

La fiscalía recopiló ayer documentos como capturas de mensajes del investigado con la ciudadana española en una red social. Estos serán evaluados. “La trata es un delito complejo. Debemos determinar si [las víctimas] estaban en estado de vulnerabilidad económica, social o cultural para que hayan sido pasibles a la captación. Al término de estos [siete] días se determinará si se solicita su prisión preventiva”, añadió la fiscal Romero.

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) informó que las personas halladas el miércoles en San Martín de Pangoa permanecen en un Centro de Atención Residencial y son atendidas por miembros de la Unidad de Protección Especial.

-Un caso complejo-

Ricardo Valdés Cavassa, director ejecutivo de la ONG CHS Alternativo y ex viceministro de Seguridad Pública, recordó que, de acuerdo con la modificación del tipo penal en el delito de trata del 2014, el consentimiento que puede aludir la persona captada por un tratante pierde efecto cuando se ha producido algún tipo de coacción.

Valdés considera que si la fiscalía encuentra conversaciones o correos que indiquen que las personas captadas fueron “modeladas psicológicamente”, habría elementos suficientes para argumentar coacción y retención psicológica. Esto para mantener una condición de explotación.

Jorge Chávez Cotrina, coordinador de las fiscalías nacionales especializadas contra el crimen organizado, opinó que en este caso es necesario determinar si las mujeres fueron captadas con engaños por el investigado.

Según se informó, Félix Manrique se presentaba como el líder de una secta religiosa y se autodenominaba un “escogido de Dios” para captar a sus presuntas víctimas. En principio, lo habría hecho desde el grupo Gnosis Perú y luego desde una cuenta de Facebook particular.

El psicólogo Gonzalo Cano explicó que para que un grupo sea considerado una secta en términos negativos debe tener un líder que engañe y haga daño a sus seguidores. Una característica de estas sectas es que las víctimas demoran mucho en darse cuenta del abuso.

“Una secta sigue a alguien que les soluciona el trabajo de buscar las respuestas a preguntas que todos tenemos. Solo deben creer en él”, dijo.

Síguenos en Twitter como @PeruECpe


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada