Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

La breve vida de los viceministros: duran menos de nueve meses en sus cargos

Cortos períodos de gestión han caracterizado a los viceministros designados desde el 2016. Los sectores de Salud, Educación y Agricultura registran más cambios

El Gabinete liderado por Salvador del Solar nombró ayer a sus primeros viceministros: Ana Andrade Pacora, en Gestión Pedagógica del sector Educación, y Gabriel Quijandría, en Desarrollo Estratégico del Ministerio del Ambiente. Esta decisión sigue el patrón de los últimos dos años: cambiar viceministros cada vez que se renueva al titular del sector.

Un análisis de El Comercio muestra que, en promedio, los 126 viceministros nombrados desde el inicio del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski y su sucesor Martín Vizcarra duraron en sus cargos apenas ocho meses y 20 días. Esta cifra se asemeja a la estabilidad que tuvieron los ministros en ambas administraciones, según un informe previo de este Diario.

Viceministerios

(Composición: El Comercio)

La corta duración de sus puestos afecta la continuidad de las políticas sectoriales, pues a un funcionario le toma aproximadamente cuatro meses comprender la problemática de su sector, opina Guiselle Romero, directora de la Maestría en Gobierno y Políticas Públicas de la PUCP. “Ello se agudiza en sectores en los que no hay claridad respecto de cuáles son las prioridades de política”, señala la experta.

La cartera de Salud es la que tiene el promedio de duración de viceministros más baja: apenas cuatro meses y medio. Ninguno de los 13 funcionarios designados en sus dos viceministerios logró trabajar en dos administraciones consecutivas. Silvia Pessah fue la única que superó el año de gestión, cuando estuvo a cargo del Viceministerio de Salud Pública antes de ser ministra.

Cerca se encuentra el Ministerio de Educación, condicionado por la censura de Jaime Saavedra (2016) y la negación de la cuestión de confianza al Gabinete de Fernando Zavala. Los 10 funcionarios nombrados en sus dos viceministerios duraron, en promedio, seis meses. El cambio de viceministros y de ministros en Educación es excesivo, opina la ex titular del sector Marilú Martens. “A mí me hubiera gustado que continúen, pero yo encontré viceministros bastante cansados. Aunque también es cierto que es bueno refrescar con miradas de fuera”, afirma.

En opinión del politólogo Iván Lanegra, la baja continuidad ocurre cuando las políticas de un sector no están definidas a un alto nivel y dependen de personas. Los viceministros, sostiene, son el punto de referencia más allá de los cambios de liderazgo. Son pocos los sectores con un cuerpo burocrático estable.

En el otro extremo, los sectores con mayor permanencia son Relaciones Exteriores, Ambiente, Comercio Exterior y Turismo, y Transportes y Comunicaciones. Estos son los únicos en los que se superó el año de duración en promedio, y son los que tuvieron menos cambios de viceministros.

“El tiempo es un lujo que te permite desarrollar las políticas y estrategias que se han pensado para cada sector”, afirma el ex viceministro de Orden Interno Rubén Vargas, uno de los que se encuentran entre los de mayor duración.

—Baja supervivencia—
De los 37 viceministerios que hay en el Estado, los titulares de apenas 11 de ellos trabajaron en la administración de Kuczynski y permanecieron por más de dos meses en la de Vizcarra, pese a que ambos representan al mismo partido.

Incluso la continuidad de viceministros en transiciones de ministros es baja. Apenas el 22% de ellos fue nombrado por uno y logró trabajar más de dos meses con su sucesor.

Los sectores en los que no hubo ningún tipo de continuidad fueron Salud, Educación, Trabajo, Justicia y la Presidencia del Consejo de Ministros. De otro lado, en Economía y Finanzas, la mitad de sus viceministros trascendieron a cambios de sus jefes.

“La gestión requiere continuidad y los viceministros son claves. El tema es que cada cambio retrasa y altera prioridades”, opina la ex titular de Desarrollo e Inclusión Social Carolina Trivelli.

—Carteras vacías—
La inestabilidad también se expresa de otra forma: el tiempo que pasa sin que se nombre a un viceministro. En estos dos años y ocho meses de gestión de Peruanos por el Kambio, el Viceministerio de Desarrollo e Infraestructura Agraria y Riego (en la cartera de Agricultura) ha pasado seis meses sin titular.

Muy cerca se encuentra el Viceministerio de Seguridad Pública (en Interior), que ha acumulado cinco meses sin titular. La mayor parte de este tiempo, cuatro meses, ha transcurrido durante la gestión de Carlos Morán como ministro del Interior. El tercer lugar lo ocupa el Viceministerio de Prestaciones Sociales, sin titular por tres meses y medio durante la gestión de Liliana La Rosa en el Midis.

En los tres casos, registrados en el gobierno de Vizcarra, sus funciones han sido encargadas a los otros viceministros de sus respectivas carteras.

Martens advierte una complicación para designar funcionarios en estos puestos. “Lamentablemente, tenemos poca disposición de profesionales competentes para asumir cargos de este nivel, porque tienen mucha responsabilidad y además de ser de confianza, necesitan un perfil técnico y uno político”, sostiene.

Tags Relacionados:

Gabinete ministerial

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada