Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en LEC

Enrique Pajuelo Escobar: “Mi padre me inculcó el sentido del trabajo”

Ladrillos Fortes será la primera industria ladrillera automatizada del país, según indica el presidente ejecutivo de Ladrillos Fortes

Enrique Pajuelo Escobar

El objetivo de la empresa es expandirse en América Latina. | Créditos: Juan Ponce

Cuando Enrique Pajuelo era un niño, su padre le enseñó la importancia del trabajo. “Él me decía que lo más importante era mirar a largo plazo”, precisa el empresario. Hoy, Pajuelo es uno de los empresarios más reconocidos de la industria ladrillera y dirige una de las principales firmas del país del sector construcción.

—¿Cómo ha influido el ejemplo de su padre en la dirección de su empresa?

Ha sido una influencia fundamental. Siempre lo vi en actividad empresarial paralelamente a su actividad policial: tenía el negocio de los ladrillos artesanales, de fotos, de camiones; siempre estuvo la influencia de él presente.Cuando yo era adolescente, siempre me decía: “Tenemos que hacer una empresa industrial”. Me enseñaba a mirar a largo plazo, decía que la industria mira a 10 o 20 años hacia adelante.


El valor de los directores independientes, por Oswaldo Molina


Gina Mantero: "La educación está por encima de los costos”

— En el desarrollo de su estrategia comercial, ¿cuán importante es la ejecución de su cultura empresarial?

Nosotros siempre decimos que el contrato que tenemos con nuestros colaboradores es la cultura empresarial, entonces, nuestra cultura se vive. Nosotros lo rescatamos en cuatro valores: el orden, la limpieza, el respeto y la disciplina. Todo el personal lo tiene muy claro. En un caso concreto, yo no permitiría que un gerente le falte el respeto a un trabajador, por más pequeño que sea su cargo, eso implicaría que inmediatamente estaría fuera. Esa es la forma en que se vive en la empresa.

— ¿Cuáles son los planes para la compañía en los próximos años?

Como empresa es crecer, ser líderes a nivel nacional y expandirnos a la región de Latinoamérica. Esa es nuestra visión. Para ello tenemos que repetir la experiencia que hemos tenido en Lima, de la automatización total de la planta. Falta solo un paso para ser la primera industria ladrillera 4.0, repetirlo en las demás fábricas y después llegar a todo el Perú. El equipo bien consolidado que tenemos es justamente lo que nos permitirá este desarrollo, con una cultura sólida y fuerte que nos va a hacer crecer en los próximos años y a otro ritmo.

—¿Qué significa para usted recibir un premio LEC?

Primero, es un reconocimiento a todo el equipo de trabajo que yo lidero. Soy solamente el que lo ha recibido, pero mi equipo es el que lo ha logrado. Por otro lado, está la gran responsabilidad de seguir siendo referente, para seguir iluminando el sector ladrillero.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada