Módulos Temas Día

Más en Perú

Rally Dakar 2018: ¿Cuánto invierten los pilotos para correr?

El Comercio conversó con tres pilotos y un analista de Márketing Deportivo sobre los gastos que se deben realizar para participar en esta competición

Dakar 2018

El Rally Dakar 2018 inicia hoy su primera etapa de la competencia. (Foto: Reuters)

No cabe duda que el Rally Dakar 2018 es la competencia de autos más dura y peligrosa del mundo. Los más de 10 mil kilómetros y las estrepitosas situaciones que se presentan en el trayecto solo pueden ser soportadas por máquinas construidas especialmente para la ocasión, así como por un eficiente equipo de profesionales. Sin embargo, surge una pregunta al observar este panorama: ¿cuánto es el dinero que se invierte para cumplir con todo lo mencionado?

El portal argentino "Mundo.D" señala que el piloto de ese país, Orlando Terranova, gastó en su participación del Rally Dakar 2013 un monto de US$1,5 millones. Ese presupuesto le habría servido para ganar una etapa de autos y ubicarse en la quinta posición de la tabla general al final de esa edición.

Pero las cantidades de dinero que se invierten en torno a este evento no siempre son las mismas, varían todos los años producto de los nuevos cambios tecnológicos que se implementan en la logística. Este Diario conversó con tres pilotos que, desde el día de hoy, saldrán a recorrer las rutas del Dakar 2018 hasta llegar a Córdoba, Argentina.

TESTIMONIOS
Uno de los peruanos que competirán este año es Francisco León. Cumpliendo su sexta participación en el Dakar, el piloto recuerda que en el 2015, año en que logró ganar la categoría T3, su presupuesto fue de US$220 mil, aproximadamente.

Ahora, León indica que los gastos son superiores. Inscribir al equipo completo cuesta alrededor de US$100 mil, los gastos de los vehículos, en general, bordean los US$150 mil y a ello debe sumarse las inversiones en logística y demás.

Francisco León

(Foto: El Comercio)

El piloto, que correrá con Mitsubishi, señala que su presupuesto de este año alcanza los US$350 mil. De ello, sus auspiciadores lo financian en un 90%, dejando que el monto restante sea cubierto por su empresa “Alta Ruta 4x4”. “Con este presupuesto podemos tener un vehículo que es confiable para culminar las etapas”, señaló León un día antes de iniciarse el Rally Dakar 2018.

Otro caso es Sebastián Guayasamín, piloto ecuatoriano, que cumple su cuarta participación en el Rally Dakar. Este año, luego de haber completado buenas carreras, el deportista ha conseguido mejoras económicas para su equipo que, a su vez, le permite fijar mejores metas.

Su presupuesto, para esta edición, ronda los US$500 mil, siendo la primera vez de Chevrolet que financia totalmente a un equipo en el Dakar. Al equipo de Guayasamín se le suman cinco auspiciadores más que, en conjunto, le brindan la oportunidad de aspirar a un podio de la categoría T1S.

“Yo corría con una marca japonesa. Hoy, con Chevrolet, hemos triplicado nuestro presupuesto. Aquí, en el automovilismo, la economía cumple uno de los componentes principales para que este deporte funcione”, enfatizó el ecuatoriano Guayasamín para este Diario.

Asimismo, otra de las cartas peruanas es el piloto Nicolás Fuchs que correrá por segunda vez en esta competición. El latinoamericano con mejor debut en el Rally Dakar alcanzó, en la edición pasada, el décimo segundo lugar dejando en alto la valla a superar. Así, este año, Fuchs apunta a llegar entre los diez primeros.

“Todo parte de a dónde quieres apuntar y cuánto quieres hacer. Se necesita un auto que esté preparado de manera óptima logísticamente y en este ámbito entra a tallar el presupuesto: mientras más gastas, más oportunidades de llegar a la meta tienes”, comentó el piloto peruano.

A bordo del auto con el que fue campeón del mundo, Nicolás Fuchs vuelve al rally. (Foto: El Comercio)

A bordo del auto con el que fue campeón del mundo, Nicolás Fuchs vuelve al rally. (Foto: ITEA Comunicaciones)

Para la edición pasada, el equipo de Fuchs tuvo gastos que oscilaron los US$600 mil, aproximadamente. Sin embargo, este año los siete auspiciadores -que varían según la competencia- permitieron que los recursos económicos aumenten en un 40% ampliando las posibilidades de su equipo.

“Necesitamos cuatro mecánicos y un ingeniero que, en conjunto, suman 45 mil euros. La inscripción del camión sale más de 8 mil euros; además, se debe sumar la inscripción del piloto y copiloto, la compra de llantas -aproximadamente 40- que borden los US$ 400 cada una”, indicó el piloto peruano refiriendo que los gastos para participar en esta competición suelen ser altos y que, muchas veces, los gastos sobrepasan lo previsto.

PERO ¿TODOS ESTOS GASTOS RESULTAN RENTABLES?

Dentro de toda la competencia del Rally Dakar se desembolsan grandes sumas de dinero. Distintos auspiciadores luchan por impregnar su logo en los vehículos de los competidores y que de esta forma puedan ser observados. No obstante, surge la incógnita si todas las inversiones realizadas producen ganancias y de cuánto sería ella.

El Comercio, también pudo conversar con el director ejecutivo de la agencia Recreum, Gianfranco Esposito, sobre si el dinero de las empresas inyectado en los distintos presupuestos de los competidores es rentable.

Para Esposito, las empresas que deciden incursionar como auspiciadores observan una gran oportunidad de ampliar sus negocios. “El Rally Dakar brinda que tu marca sea vista por más de cinco millones de personas, durante 17 días, a través de 1.200 horas televisadas y con alcance en 190 países. Lo que las empresas ganan es fidelización, ampliar su base de consumidores.”, aseguró.

Así también, señaló que las expectativas del Perú deben apuntar a seguir siendo parte del Rally Dakar en beneficio del país y de los pilotos peruanos. “Lo que debe hacer el Perú es hacer todo lo posible para que el Dakar se quede acá para que los antiguos auspiciadores inviertan más y así invitar a nuevas empresas privada a sumarse”.

Rally Dakar vuelve al Perú: Lima será la partida en el 2018

Por último, el director ejecutivo de Recreum señaló que se debe seguir fomentado la participación de las empresas como inversionistas en los deportes. “No cabe duda de que, en estos tiempos, un deporte sin el auspicio de empresas privadas no se podría dar. No habría una Fórmula 1, un Tour de Francia, un Rally Dakar, un Mundial de fútbol. Antes, los deportes eran amateur, pero ahora los deportes grandes han pasado a un proceso de profesionalización y comercialización”, finalizó.

Lea más noticias de Economía en...

Leer comentarios ()

SubirIrMundial 2018Ir a Somos
Ir a portada