San Isidro: así serán desvíos por cierre de Rivera Navarrete

A partir del viernes 14 de agosto, y durante diez meses, un tramo de la avenida Ricardo Rivera Navarrete, en San Isidro, estará cerrado para el tránsito vehicular. Ello, debido al inicio de los trabajos de excavación para la construcción de los estacionamientos subterráneos en la vía. 

Para evitar la congestión vehicular, el consorcio Estacionamiento Rivera Navarrete, a cargo de las obras, ha dispuesto un plan de desvíos para el tránsito en San Isidro. Voceros del consorcio precisaron que tanto el transporte público como el privado estarán restringidos en la zona.

El tramo que será cerrado empieza en el cruce de las avenidas Juan de Arona y Rivera Navarrete y acaba en la intersección de esta vía con la calle Amador Merino Reyna. Solo los peatones y los vehículos de bomberos y las ambulancias podrán acceder a la zona sin restricciones.

El plan de desvíos contempla que los vehículos de transporte público y privado que normalmente circulaban por la Av. Rivera Navarrete deberán hacerlo ahora por la vía auxiliar de la Av. Paseo de la República. Los accesos a las avenidas Paseo Parodi y Andrés Reyes y a la calle Deán Valdivia serán exclusivos para el transporte privado. Agentes de la PNP apoyarán en todo el perímetro de la zona de trabajos y desvíos.  

El estacionamiento subterráneo de Rivera Navarrete debió terminarse a mediados de este año. No obstante, por demoras en el retiro de conexiones eléctricas y de telecomunicaciones bajo tierra, las obras se culminarán en unos 10 meses. 

SIMULACRO EMPIEZA HOY
Debido a que el cierre abarcará el corazón del centro empresarial de San Isidro, el consorcio anunció que desde hoy y hasta la medianoche del domingo se efectuará un simulacro de aplicación de los planes de desvíos.

Los voceros del consorcio explicaron que el cierre temporal de hoy afectará solo el cruce de la Av. Rivera Navarrete con la calle Deán Valdivia. Durante este ensayo, el consorcio instalará un puente peatonal provisional en la intersección.