Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Especiales

Directores generales de ministerios duran en sus cargos poco más de medio año

Ejecutivo

Al cumplir un año de gestión, el 41% de la población evaluaba mal o muy mal la gestión de Vizcarra. (Foto: Prensa Palacio)

El ex presidente Alberto Fujimori estuvo en libertad nueve meses, desde que fue indultado por Pedro Pablo Kuczynski (PPK) hasta que la Corte Suprema decidió revertir esta decisión. El ex mandatario Ollanta Humala permaneció privado de su libertad por el Caso Lava Jato también por nueve meses. El tiempo que duraron ambas medidas excepcionales para los dos políticos es mayor a lo que dura un director general de un ministerio en el Estado, desde el inicio del gobierno de Peruanos por el Kambio.

Estos altos funcionarios −solo están por debajo de ministros y viceministros− han tenido un promedio de duración en el cargo de apenas 7 meses y 26 días, según un estudio elaborado por la Unidad de Análisis Político de El Comercio. Tan solo el proceso de impresión y distribución de textos escolares a todo el país puede tomar hasta diez meses, según especialistas consultados del sector educación.

En las entrañas del ‘club de la construcción’ [Informe]

Martín Vizcarra: su aprobación cae por quinto mes consecutivo

¿Qué es un director general de un ministerio? Cada sector tiene varias direcciones generales. Dos especialistas consultados definen a quien ocupa el cargo como los brazos operativos de los ministros que deben conocer su materia y cómo hacer que el aparato público funcione para lograr sus objetivos. Sin ellos, los sectores no avanzan.

“Es la persona que escuchando lo que el ministro quiere lograr lo transforma en acciones concretas del Estado. Si quieren tener logros de aprendizaje, el director general se encarga de que haya libros en cada colegio”, señala Flavio Ausejo, director adjunto de la Escuela de Gobierno de la PUCP.

“Los directores son los técnicos principales de la gestión. Son los que están encargados de hacer realidad lo que los políticos dicen”, añade Mayen Ugarte, directora de Estudios de la Facultad de Gestión y Alta Dirección de la misma universidad.

Los especialistas señalan que un funcionario necesita entre cuatro meses y un año para pasar de conocer a cabalidad sus funciones a sentirse cómodo y realizar cambios. “Más allá de casos específicos, tiempos tan cortos en el sector público te garantizan la parálisis [del ministerio], porque es difícil continuar lo que hizo el anterior”, afirma Ugarte.

El análisis hecho por este Diario revela que los sectores en los que los funcionarios tienen mayor estabilidad son Comercio Exterior y Turismo y Economía y Finanzas, en los que el tiempo promedio supera el año. Le siguen Relaciones Exteriores, Ambiente y Producción.

En tanto, los dos sectores más convulsionados por las rotaciones son Desarrollo e Inclusión Social y Salud, en los que los directores generales no logran cumplir medio año en su puesto en promedio. Estas carteras están directamente relacionadas con prestación de apoyo social a la población de escasos recursos.

A estos le siguen Defensa, Interior y Educación, en los que apenas superan los seis meses. Ausejo señala que si bien las políticas de educación están bien definidas, los continuos cambios en esta cartera pueden estar motivados por las presiones que ha tenido que sortear desde la gestión de Jaime Saavedra.

—Tierra arrasada—
El tiempo de duración de los directores generales depende de los titulares de cada sector. Veintiún ministros decidieron cambiar a más de la mitad de estos funcionarios en sus dos primeros meses de gestión, según la base de datos elaborada por El Comercio.

Liliana La Rosa, ex titular del Midis en la administración de Martín Vizcarra, y Ana María Romero-Lozada, titular del Ministerio de la Mujer en la de Kuczynski, cambiaron a todos sus directores generales al asumir sus puestos. El tercero que más cambios hizo fue Mariano González, ex jefe del sector Defensa, quien cambió a siete de ocho de estos altos funcionarios.

Romero-Lozada y González fueron nombrados en el primer Gabinete de PPK. Si bien pueden realizar cambios para refrescar la plana de directores generales, no necesitan cambiarlos a todos, pues estos funcionarios tienen un perfil técnico, altamente especializado y conocen la burocracia estatal, explican Ausejo y Ugarte.

Los cambios en otros sectores pueden tener como explicación las diferencias de pensamiento entre un ministro y su sucesor. En el sector Trabajo, Alfonso Grados, ligado al sector empresarial, cambió a 4 de los 6 funcionarios que venían del gobierno de Ollanta Humala en los dos primeros meses de su gestión. En tanto, Christian Sánchez, proclive al sector sindical, cambió a 5 de los 6 que dejó el gobierno de Kuczynski.

En promedio, cada vez que un ministro de Trabajo de Kuczynski y Vizcarra asumió el puesto, cambió al 58% de los directores generales en menos de sesenta días.

En otros sectores, donde las diferencias ideológicas entre los ministros no son tan claras, también se han visto cambios bruscos. Ana María Choquehuanca cambió a 6 de los 7 directores que le dejó Ana María Romero-Lozada. Ambas fueron designadas por Kuczynski a cargo del Ministerio de la Mujer.

Dos ministros del Interior también están en la lista de los que más cambios realizaron al entrar. Carlos Basombrío y Carlos Morán reemplazaron a 6 de los 8 directores que les dejaron.

Al cumplir un año de gestión, el 41% de la población evaluaba mal o muy mal la gestión de Vizcarra. Uno de los motivos de esta valoración puede estar en la inestabilidad en los altos cargos.

Infografia

(Elaboración: El Comercio)

—Direcciones especiales—

Comercio Exterior
Apenas ocho directores generales nombrados por el gobierno de Ollanta Humala se mantienen en sus puestos hasta hoy. La mitad de ellos pertenece al Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, el sector más estable de todos.

Sectores productivos
Tres de los otros cuatro directores se encuentran en los ministerios de Economía y Producción. La última está en la Casa de la Literatura, entidad que tiene el rango de una dirección general en el sector Educación. En promedio, los que quedaron de la era Humala duraron seis meses.

Desarrollo Social
El Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social es uno de los más inestables. En dos direcciones generales se realizaron diez designaciones en menos de tres años de gobierno, mientras que en otra se realizaron nueve. Este sector tiene seis direcciones generales.

Relaciones Exteriores
La cancillería no publica los nombramientos de estos funcionarios de alto nivel en “El Peruano”.

—Sobre la información publicada—
Las cifras de este informe se elaboraron en base a la compilación de las resoluciones ministeriales en las que designaban y encargaban funciones de directores generales publicadas en el diario “El Peruano”, desde el 28 de julio del 2016 hasta el 1 de mayo del 2019. Además, se solicitaron datos complementarios a cada entidad.

Para los casos de funcionarios a los que primero se les encargó uno de estos puestos de forma temporal y luego fueron oficializados, se ha considerado una sola gestión acumulando ambos períodos de tiempo. También se ha tomado en cuenta las direcciones generales que han sido desactivadas en los gobiernos de Kuczynski y Vizcarra.

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada