Módulos Temas Día

Más en Política

Leyes declarativas prevalecieron en los dos primeros años de este Congreso

En las gestiones de Luz Salgado y Luis Galarreta, este tipo de normas fueron una prioridad en la agenda del Poder Legislativo

Congreso de la República

Por tercer año consecutivo, Fuerza Popular presidirá la Mesa Directiva del Congreso. (Foto: Anthony Niño de Guzmán/El Comercio)

Al cierre del segundo año legislativo se comienza a notar una tendencia en la producción del actual Congreso. Una revisión de las más de 800 votaciones que se llevaron a cabo en el pleno muestra que en la gestión de Luis Galarreta primó la aprobación de leyes declarativas, incluso doblando el número de su antecesora y colega de bancada, Luz Salgado.

Estas normas se pueden dividir en dos tipos: las festivas, que crean fiestas patronales o días especiales (como el del cajón peruano o el día de las iglesias evangélicas), y las que declaran la necesidad de construir carreteras u hospitales, o la creación de distritos.

El analista José Carlos Requena explicó que estas leyes no son vinculantes, pero preparan el camino para pedidos ante el Poder Ejecutivo. “Con una norma aprobada sobre la creación de un distrito, el congresista va a la PCM a exigir que se cumpla o que se acelere el trámite. Son temas que ellos no pueden aprobar de manera propia ”, detalló.

Congreso de la República

(Composición: El Comercio)

Para el presidente de Asociación de Contribuyentes del Perú, José Ignacio Beteta, el que se haya duplicado la cifra de leyes declarativas es “señal de una producción ociosa”.

El nuevo vicepresidente del Congreso, Segundo Tapia (Fuerza Popular), defendió este tipo de leyes, asegurando que de estas “han nacido grandes proyectos nacionales”. Cuando le pedimos un ejemplo de lo que afirmaba, dijo: “Las carreteras, los aeropuertos, sirven para llamar la atención, no hay que subestimarlas”.

En el período 2001-2006, el Congreso aprobó una norma que declaraba de necesidad pública algunos proyectos de envergadura que se ejecutaban en ese momento, como los tramos 2, 3 y 4 de la IIRSA Sur y el proyecto Olmos. Esta ley permitió que Odebrecht se adjudique la Interoceánica Sur.

Por otro lado, el legislador Tapia indicó que la coyuntura no fue propicia para la producción legislativa. “En este período se han visto dos pedidos de vacancia, además del voto de confianza, eso ha impedido tocar temas puntuales, pero esa ha sido la coyuntura que le tocó a Luis Galarreta”, manifestó.

El nuevo presidente del Congreso, Daniel Salaverry (Fuerza Popular), no ve con buenos ojos las leyes declarativas de corte festivo. Como portavoz de su bancada, evitó firmar iniciativas de sus colegas sobre esta materia.

Sin embargo, en su agenda legislativa propia, 5 de los 17 proyectos que presentó son de corte declarativo: 4 de ellos proponen la creación de nuevos distritos.

Su antecesor Luis Galarreta propuso una agenda legislativa concertada para su último año, pero de esta no se conocen los resultados.

—Sin agenda definida—
Más allá del factor declarativo, Requena aseguró que Fuerza Popular no ha tenido una agenda clara en el manejo legislativo.

“Fuerza Popular es un archipiélago de intereses que representa economías más pequeñas como transportistas o las pymes, con lo que no hay una agenda. Esto a pesar de que Keiko Fujimori, en el 2016, dijo que aplicarían su plan de gobierno”, afirmó el socio de la consultora 50+1.

Requena también indicó que fue notorio cómo Galarreta administró la agenda para priorizar los intereses legislativos de sus colegas partidarios. A modo de ejemplo, el analista recordó que los proyectos que presentó el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski en su discurso del 28 de julio del 2017 se encarpetaron. Uno de estos es el que crea la Autoridad de Transporte Urbano.

“El obstruccionismo del que se acusó [al Congreso], más que por la legislación fue por el control político. No han bloqueado proyectos”, señaló.

El especialista José Ignacio Beteta también advirtió que resulta necesario revisar los intereses de Fuerza Popular, especialmente en el ámbito laboral. Un sector en el que, según dijo, se corre el riesgo de generar contrarreformas.

“Otro aspecto que preocupa del mapeo que han hecho es la reducción en la legislación en materia de lucha contra la corrupción, especialmente en la coyuntura en la que nos encontramos. Y la ley que aprobaron en la gestión de Galarreta es la de fortalecimiento de la contraloría, la cual ha sido polémica y criticada”, sostuvo.

Pero no todo es saldo negativo. El representante de la Asociación de Contribuyentes del Perú destacó la aprobación de la ley de hipoteca inversa, –la norma que puso mayores candados para postular a un cargo de elección pública–, la norma sobre el uso medicinal del cannabis y las modificaciones sobre penas para la violencia de género.

“En el período de Luz Salgado destaca la ley del IGV justo. Lo que sucedió con la gestión de Salgado es que el Poder Ejecutivo capitalizó las reformas micro. Salgado partió con desventaja por la delegación de facultades a Kuczynski”, aseveró Beteta.

Para Beteta, en el nuevo período se deben priorizar la reconstrucción con cambios, la lucha contra la corrupción y la reforma electoral.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada