Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Ciencias

Día de la Madre | ¿Cómo era la maternidad en los dinosaurios?

Existe registro fósil que nos permite conocer cómo los dinosaurios empollaban sus huevos y cuidaban de sus crías 

dino

Reconstrucción de un Lavocatisaurus con su cría (Imagen: Smithsonian/GABRIEL LIO)

Las madres en el reino animal usan un sinnúmero de técnicas para asegurar que sus crías lleguen a desarrollarse. Desde los caballitos de mar, que ponen los huevos y los transfieren a los machos para que ellos lleven el “embarazo”, hasta los gatos domésticos que amamantan a sus gatitos por meses; pero las personas conocen poco sobre la maternidad de los dinosaurios, los animales que se extinguieron hace 65 millones de años y que generan gran curiosidad.

Los dinosaurios, al ser reptiles, ponían huevos para reproducirse. Desde que se encontró el primer fósil de este tipo en 1859 en Francia, se han descubierto muchos más vestigios que han ayudado a entender cómo empollaban sus huevos hasta que eclosionaban.

[El dinosaurio más grande que habitó el Perú medía 5 metros de alto y 14 de largo]

“Se hallaron algunos dinosaurios encima de los huevos y se pensó que los estaban robando, y por eso a algunos se les puso el nombre de ‘ladrón de huevo’, pero con el tiempo los paleontólogos se dieron cuenta que los estaban empollando y luego se encontraron fósiles de dinosaurio con restos de nidos”, explica a El Comercio Ángel Alzamora Flores, biólogo encargado de la exposición “Maternidad salvaje” del Museo de Historia Natural de la Universidad Ricardo Palma.

Debido a su gran tamaño, muchas especies de dinosaurios no podían empollar sus huevos como lo hacen las actuales aves, por ello tenían diferente tipo de técnicas para empollar sus huevos y construir sus nidos.

huevo

Huevos de dinosaurio hallados en Mongolia. (Foto: Smitsonian)

“Los más grandes como los saurópodos de cuello largo no podían estar sentados encima de los huevos para empollarlos, sino que básicamente hacían hoyos donde ponían los huevos y los cubrían con material vegetal; las plantas cuando se descomponen liberan metano, ese gas genera calor y ese calor hace que funcione como una especie de incubadora”, señala Alzamora.

“Los más pequeños sí empollaban sus huevos y también ayudaba el hecho de que tenían su cuerpo cubierto de plumas”, como es el caso de algunos dinosaurios carnívoros.

¿Cuánto tardaba en nacer un dinosaurio?

En la actualidad, por ejemplo, un avestruz demora 42 días en nacer, los dinosaurios, por su parte, demoraban entre tres y seis meses, dependiendo de la especie, de acuerdo a una investigación de Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. Este estudio además asegura que los huevos de los dinosaurios eran más parecidos a los de los reptiles que a los de las aves actuales.

Estos huevos, pese al gran tamaño de algunas especies de dinosaurios, no eran enormes.

“Lo que se piensa es que los dinosaurios como son criaturas enormes ponían huevos bastante grandes, lo cual no es cierto. De hecho, el huevo más grande hallado es del tamaño de una pelota de baloncesto”, afirma el especialista.

dino

Embrión de dinosaurio hallado en uno de los nidos. (Foto: D. Scott)

Además, se conocen especies que usaban la actividad geotérmica de la tierra para poder calentar sus huevos y que se desarrollen hasta poder eclosionar.

Hay evidencia de que se trasladaban a lugares a donde iban únicamente a poner y empollar sus huevos. Solían ser zonas cercanas a fuentes de agua, como sucede con los reptiles actuales.

El nacimiento

Luego de que eclosionaban los huevos, muchos de los bebés dinosaurio nacían muy pequeños, pero podían ganar en promedio un kilo de peso por día, lo que indica que no eran de sangre fría como se creía.

Su pequeño tamaño los hacía presa fácil para los depredadores, por ello las madres se quedaban con ellos hasta que alcanzaban el tamaño suficiente para poder alimentarse solos y defenderse, como es el caso del mayosaurio (“lagarto buena madre”)

“Durante mucho tiempo se pensó que lo que hacían los dinosaurios era abandonar a las crías. Hay evidencia de que las crías se quedaban dentro del nido porque nacían muy pequeñas y que las madres se acercaban a darles de comer”, señala Alzamora.

Las especies herbívoras, como el Titanosaurio, un dinosaurio de 14 metros de largo y cinco metros de alto, que vivía en lo que actualmente era Perú, vivían en grupos y cuidaban a las crías en la manada.

“Las pisadas más grandes que se hallaron están alrededor de las más pequeñas, lo que nos indican que protegían a los más pequeños dentro de la manada”, explica Alzamora.

Por ejemplo, se conoce que el Brotomerus mcintoshi, parte de la familia de los saurópodo, usaba sus grandes patas para defender a su cría del ataque de otros dinosaurios.

dino

(Foto: Captura)

Así, muchas especies de dinosaurios tenían hábitos parecidos a las aves y reptiles actuales para poder asegurarse de que sus crías puedan desarrollarse.

Síguenos en Twitter...

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada