Módulos Temas Día

Más en Actitud Viù

Sandra Plevisani: "La repostería es como un experimento de química"

En esta entrevista, la destacada chef pastelera comparte el secreto para que el postre "te salga perfecto". Sandra Plevisani se presentará en el TEDxLimaWomen el 26 de noviembre.

Sandra Plevisani

"El huevo" es el último libro que ha publicado y donde hay más de 60 recetas deliciosas. (Foto: El Comercio)

(Foto: Difusión)

Sandra Plevisani es la diosa de los postres. Tiene catorce años en la televisión, 54 libros publicados y varios restaurantes. Está casada con el chef Ugo Plevisani, tiene cuatro hijas, y se considera una dulcera empedernida.

¿Recuerdas el primer postre que preparaste?
Claro, mi hermana Mónica me enseñó a preparar trufas con leche condensada y cocoa, brownies y alfajores, pero también hacía los postres de las recetas que encontraba en las latas de leche condensada.

A mi papá no le gustaba darnos propina, por eso mis postres los vendía en el colegio. Cuando empecé preparaba cuatro postres y ya con el tiempo he ido experimentando e investigando, ahora soy una enciclopedia de postres.

Siempre mencionas a tu papá en las entrevistas. ¿Qué heredaste de él?
Mi papá era un hombre bien fuerte, emprendedor y trabajador que llegó a ser alcalde de Lima.

¿El gusto por la política no lo heredaste de tu padre?
Me gusta la política, hablar de temas de coyuntura, pero ahí nomás, me han propuesto un montón de veces entrar a política, pero jamás lo haría.

Tu postre favorito es…
El bocanera, por hoy es mi preferido y el que más se vende en todos mis restaurantes. Para mí es un postre irresistible.

¿Eres muy dulcera?
Soy muy dulcera, pruebo todo lo que preparo, sino cómo sé que está bien. Me encanta el dulce, pero eso sí, no tomo, ni fumo, como sano, pero el dulce es mi vicio. Muero por los panqueques con miel de maple.

¿Y cómo haces para no engordar?
El deporte y la repostería son mi terapia. Todos los días, al menos media hora, corro o hago elíptica.

¿Te pasa que en la calle o en reuniones todo el tiempo te piden recetas?
La reacción que tiene la gente conmigo es muy graciosa, a cualquier sitio donde vaya, así sea a pagar la luz. Lo primero que hacen es mirarme y reírse, luego se acercan y me dicen: “¿Sandrita, no tendrás un dulce?”. Si tengo, claro que se los doy, es mi naturaleza alegrar a alguien con un postre. Mis vecinos, son los que prueban todos mis experimentos.

El peruano es dulcero, ¿no?
El peruano tiene el chip del dulce, le encanta el manjar blanco, el fudge y el turrón de doña Pepa.

Tienes un programa de televisión, varios restaurantes, eres madre, esposa, publicas libros con frecuencia ¿Cómo lo haces?
Ni yo misma lo sé, soy muy hiperactiva y disciplinada. Siempre digo que toda la energía que tengo es porque soy un producto de la quinua, cuando era chica me daban quinua de desayuno, almuerzo y cena. Siempre trato de sacarle el jugo a mis días.

¿Qué dirías de la repostería?
Es como un experimento de química. Cada postre es un universo, para que te salga perfecto es importante que haya un equilibrio. Yo puedo decirlo y sin vergüenza que cada postre que preparo es con una receta al lado. La gente puede pensar que todo lo tengo grabado, pero eso no es verdad. En la repostería no se improvisa.

Tienes 54 libros. ¿Fue tu hija Camila quién te inspiró a aventurarte en las publicaciones?
Camila veía que sus amigos de neoplásicas no tenían los medios necesarios, y eso a ella le daba tristeza. Es así que yo le prometí que haría algo para que se sienta orgullosa y trascienda. Abrí la caja de pandora de mis recetas, y apliqué mis conocimientos de lo que estudié, que es el diseño gráfico. Al tiempo publiqué mi primer libro y con las ventas ayudamos a niños con cáncer.

¿Su fallecimiento ha sido lo más duro por lo que te ha tocado pasar?
Su partida marcó un antes y un después, lo normal es que pierdas primero a tus padres, pero no hay un nombre cuando uno se queda sin un hijo. Es muy duro. Cuando falleció Camila, mis hijas me preguntaron "¿qué va a pasar ahora?". Yo no podía deprimirme porque tenía otras tres hijas que me necesitaban. 

Hemos salido adelante como familia. Camila era una niñita muy alegre y está todos los días de mi vida, quisiera soñar con ella, pero quizás no lo hago porque está tan presente en mi vida. En casa hablamos de ella, como si estuviera presente. Al final todos nos vamos a ir, unos antes que otros. Hay que aprender a vivir con eso.

Las reposteras de antes guardaban sus secretos bajo llaves. ¿Tú también lo haces?
A mí me gusta contar todo, no me gusta tener secretos con el público, porque yo me debo a ellos. Es increíble el cariño y amor que recibo. Cuando estoy en los supermercados las señoras me piden que les explique una receta, a mí me encanta hacerlo, soy una persona muy sociable.

También tejes...
​Sí, es otra de las cosas que me gusta, he tenido una empresa de chompas por diez años. Mis hijas me han pedido que retome el tejido, porque ya lo había dejado, pero es algo que haré porque es una deuda que tengo con ellas.  

En unos días estarás en el TEDxLimaWomen.
Sí, estoy contenta y nerviosa  por esta presentación. Las personas que me contactaron me dijeron que tenía algo muy inspirador que compartir y eso haré, en 18 minutos contaré mi historia.

Dato: El TEDxLimaWomen se realizará el lunes 26 de noviembre en el Hotel Marriott. Es un evento gratuito dirigido a mujeres y hombres, que destaca el empoderamiento femenino y la equidad de género.

Tags Relacionados:

entrevista

Sandra Plevisani

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada