Rodrigo Moreno Herrera

Periodista

rodrigo.morenoherrera@gmail.com

Hace ocho años, Sinfonía por el Perú inició sus actividades con el deseo de cambiar la vida de muchos niños y adolescentes en situación vulnerable. En la actualidad, son más de ocho mil niños beneficiados gracias a un trabajo junto con la empresa privada, el Estado y el esfuerzo de un equipo a cargo de Miguel Molinari y Milagros Flórez.

Precisamente, Flórez, directora administrativa, señala que han realizado diversos estudios que corroboran el impacto que ha tenido el programa sobre esta población. “Nos respaldan los indicadores sociales. Estos muestran que el proyecto logra un cambio en la vida de los menores. Está medido y comprobado. Por ejemplo, las cifras muestran que se ha reducido el trabajo infantil y el embarazo adolescente. Esa información les entregamos a las empresas privadas para que se sigan sumando a este programa”, indica.

De igual modo, explica cómo se manifiesta la formación que reciben en los núcleos dentro de su vida cotidiana. “Los niños tienen una formación y visión más completa gracias al arte y la música. Desarrollan valores como la responsabilidad, el trabajo en equipo y la disciplina. Mejoran su autoestima. Son chicos que más adelante serán buenos profesionales o gobernantes”, enfatiza Flórez.

—Un proyecto diseñado para todos—

Este año, Sinfonía por el Perú lanzó nuevos formatos dirigidos a niños y adolescentes con habilidades especiales. Ya hay un ensamble de percusión para personas con síndrome de Down, parálisis cerebral o Asperger. “Hemos comenzado a implementarlos y ha sido un gran éxito. Han tenido mucha acogida. Hemos abierto dos horarios para este sector que necesitan espacios para que su trabajo sea visibilizado. Queremos que se siga consolidando esta propuesta en el siguiente año”, afirma Flórez.

Precisa también que serían cinco núcleos más los que se abrirían en el 2020. Por el momento, el programa tiene presencia en regiones como Trujillo, Huaraz, Ica y Puno. Además, para el siguiente año, Sinfonía tiene planificados dos viajes al extranjero: a Dubái y California. “La orquesta va creciendo en lo profesional. Ya hemos acompañado a los músicos Gilberto Santa Rosa y Nito Mestre. Los artistas quedan impresionados con el nivel que tienen los chicos”, concluye.