Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Lori Loughlin y Felicity Huffman declaran ante corte federal de Boston

Actrices figuran en una lista de 50 personas acusadas de pagar sobornos para que sus hijos ingresen a universidades prestigiosas de Estados Unidos

Las actrices Felicity Huffman y Lori Loughlin son parte de un grupo de 15 padres adinerados que deben presentarse este miércoles ante una corte federal de Boston por acusaciones de haber participado en una de las mayores estafas de admisión universitaria en la historia estadounidense, según fiscales.

Equipos de camarógrafos colmaron el tribunal antes de la llegada de las estrellas y de otros 13 adinerados padres acusados de integrar una trama de manipulación de pruebas de admisión y sobornos por unos 25 millones de dólares para comprar a hijos de personas acaudaladas un lugar en prestigiosas universidades como Yale, Georgetown y California del Sur.

►Lori Loughlin: todo lo que perdió por el escándalo de fraude universitario en Estados Unidos

►¿Irán a prisión los ricos y famosos por fraude universitario en Estados Unidos?

El autor intelectual de la estafa, el consultor de admisiones de California Rick Singer, se declaró culpable de supervisar un esquema de extorsión en el que los padres pagaron por alterar pruebas de admisión y sobornar a entrenadores para presentarlos como candidatos de élite en deportes, aún si no tenían experiencia.

Huffman, más conocida por su rol protagónico en la serie "Desperate Housewives", y Loughlin, actriz de la sitcom "Full House", junto con un ex director ejecutivo y el ex presidente de una importante firma de abogados, son parte de un grupo que deberá comparecer ante un tribunal en Boston.

Los fiscales alegan que Loughlin y su esposo, el diseñador de moda de Los Ángeles Mossimo Giannulli, acordaron pagar 500.000 dólares para que sus dos hijas fueran nombradas como reclutas del equipo de USC, aunque jamás habían competido.

Además, sostienen que Huffman, quien está casada con el actor William H. Macy, hizo una contribución de 15.000 dólares a la fundación de Singer a cambio de que un socio suyo corrigiera en secreto en 2017 las respuestas de su hija en una prueba SAT de ingreso a la universidad. Huffman luego hizo arreglos para involucrarse en el esquema en nombre de su hija menor, pero después decidió no hacerlo, dijeron los fiscales.

El Departamento de Educación de Estados Unidos abrió una investigación sobre ocho universidades vinculadas al escándalo.

Varias de las universidades han dicho que revocarían las ofertas de admisión a los estudiantes que hayan ingresado de manera fraudulenta pero que aún no estuvieran inscritos y que evaluarían expulsar a los estudiantes cuyos padres participaron. (Reporte de Nate Raymond. Editado en español por Lucila Sigal)

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada