Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Día 1

Autos eléctricos: ¿qué hace falta para su despegue en Perú?

Fabricantes e importadores de autos se asocian con generadoras y distribuidoras de energía para alinear estrategias que conlleven a la masificación de la movilidad eléctrica

Autos eléctricos

 Las empresas automotrices no son las únicas interesadas en masificar los vehículos eléctricos. Incluso las grandes petroleras han cedido ante lo inevitable y empiezan a sumarse a la corriente. (Foto: EPA)

Más de 900 millones de vehículos circulan en el planeta y tres millones de ellos ya son eléctricos (VE). China domina la demanda con 580 mil unidades vendidas y Estados Unidos secunda con 280 mil unidades.

Estos números en el Perú aún son ajenos; sin embargo, Edwin Derteano, presidente de la Asociación Automotriz del Perú (AAP), considera que nuestro país no será la excepción en este proceso hacia la movilidad eléctrica y la descarbonización.

Iniciativas del Gobierno como la tasa cero de ISC a este tipo de vehículos, la intención de implementar un bono que subsidie su compra y la elaboración de un posible marco normativo para promover su ingreso dan luces de que existe voluntad política, aunque a paso lento.

Así, en tanto esperan un respaldo real y activo, los fabricantes e importadores de autos están allanando el camino organizando reuniones con empresas generadoras y distribuidoras de energía para poder alinear estrategias y lograr que la infraestructura de las estaciones de recarga sea la adecuada, refiere Euromotors, representante de Audi, VW y Porsche en el país.

“Debemos ponernos de acuerdo sobre cuál será el estándar en el Perú, a fin de que todas las marcas usen un solo tipo de conector”, precisan Patricio Lira y Verónica Baca, gerentes de marca de Audi y Volkswagen (VW), respectivamente.

Para que el mercado se desarrolle a mayor velocidad, anotan, las empresas eléctricas deben comenzar a planificar la instalación de infraestructura en domicilios y en carreteras para proveer a los usuarios de estaciones de carga. Es necesario también contar con estándares de conectividad. En eso tendrían que participar el Gobierno y la AAP, señalan.

ESTACIONES DE RECARGA 

Derteano revela que varias firmas están interesadas en instalar estos sistemas de recarga. “Hasta el momento, lo más lógico es que se instalen en los supermercados, centros comerciales y playas de estacionamiento”, comenta.  

De hecho, el centro comercial Jockey Plaza ya está trabajando en instalar espacios de recarga rápida (40 minutos) para este tipo de vehículos, revela su gerente general, Juan José Calle. “Así, mientras las personas hacen sus compras, sus vehículos son recargados”, anota. 

Pero la falta de infraestructura no es un gran obstáculo, ya que con la tecnología actual los autos eléctricos se podrían recargar en casa, considerando que en Lima el recorrido diario es superior a los 40 km aproximadamente, señala Alejandro Ruiz de Somocurcio, gerente de marca de Jaguar Land Rover

Jaguar, por ejemplo, ya tiene autos eléctricos con una autonomía de 400 km y tiempos de recarga de menos de 45 minutos. Porsche, Audi y VW pueden exhibir autonomías por encima de los 300 km. 

Una vez que se desarrolle la infraestructura eléctrica y el Gobierno implemente las leyes y las normas de estandarización adecuadas, la venta de autos eléctricos fluirá, asegura Euromotors. 

ESTRATEGIA DE MARCAS 

En el Perú, Porsche lleva la delantera en materia de autos eléctricos, ya que es la única marca premiun que comercializa autos híbridos enchufables (predecesores de los 100% eléctricos) con el modelo Panamera, refiere Gonzalo Flechelle, su gerente de marca.  

“Junto con la llegada de los vehículos eléctricos de Audi, mantendremos la posición de liderazgo en el segmento eléctrico. Asimismo, el model e-Golf y las variantes que irán llegando generarán volumen”, asegura Euromotors. 

Esta oferta es complementada por BYD (Building Your Dreams), empresa china que empieza a liderar el mercado de buses eléctricos con una unidad puesta en circulación y doscientas ad portas de arribar al país.  

Roberto Obradovich, CEO de la firma en el Perú, apunta que su representada está abriendo el mercado de vehículos eléctricos con una oferta diversificada de taxis, buses y montacargas que empezarán a llegar pronto. 

“Todo apunta a que estaremos casi solos en el mercado por un año y medio. Pero nos gustaría que haya más competencia para poder promocionar juntos los VE”, apunta Obradovich.  

Aunque tímida, esa competencia ya está comenzando a germinar. Por ejemplo, Jaguar Land Rover, representada por Gildemeister, estima que el Perú será uno de los tres primeros países en la región donde llegarán sus autos eléctricos

“Primero vamos a traer híbridos enchufables de la gama Range Rover en el tope de línea, con una autonomía de 80 km en modo eléctrico, y entre el 2019 y 2020 llegaría el deportivo eléctrico Jaguar I-pace, que tiene también un diseño alineado a su tecnología”, revela Ruiz de Somocurcio. Agrega que la meta es tener una variante híbrida o eléctrica para cada uno de sus modelos en el año 2022. 

Nissan, aunque no considera al Perú dentro los planes de aterrizaje de su auto eléctrico este año fiscal, está realizando los estudios para incluir a nuestro país en la próxima etapa de lanzamientos de la región, afirma su director de márketing, Maximiliano Chomnalez. 

Hyundai también va en esa línea y tiene un plan agresivo de lanzamiento de híbridos y eléctricos hacia el 2022. Su gerente de Negocios, Claudio Ortiz, revela que en los próximos cinco años estos rubros representarán el 5% del mercado total.  

Hyundai lidera actualmente el mercado de vehículos de pasajeros ligeros y de SUV, y buscará ser puntero también en este nuevo segmento”, sostiene. 

Por su parte, el mayor vendedor de autos del país, Toyota, prevé que para el 2030 todos sus modelos contarán con versiones eléctricas. Por ahora, solo se concentra en la comercialización de autos híbridos convencionales, pero su meta global es fabricar autos cero emisiones para antes del 2050, informa su gerente de CSR & PR, Yehude Simon. 

La masificación de los autos enchufables no está aún a la vuelta de la esquina, pero ya se halla en la mira de las industrias que convergen en esta tendencia: el sector automotor y el energético. Queda tiempo para que el Estado afine y alínee los instrumentos que facilitarán -o, incluso, promoverán- la electrificación del parque automotor. 

ESTRATEGIA ENERGÉTICA 

Las empresas automotrices no son las únicas interesadas en masificar los vehículos eléctricos. Incluso las grandes petroleras han cedido ante lo inevitable y empiezan a sumarse a la corriente. Es el caso de British Petroleum (BP), primer productor de crudo en el mundo. 

La británica visualiza que el parque automotor mundial será eléctrico en un 31% hacia el 2035 y es por eso que ha empezado a sumar posiciones, adquiriendo la empresa proveedora de estaciones de recarga más grande del Reino Unido, Chargemaster, por 130 millones de libras esterlinas. 

Del mismo modo, en el Perú, varias empresas empiezan a anticipar el futuro. Como ABB, que se propone instalar 500 electrolineras cada 50 km. en la Panamericana Norte, al 2030. 

“La Panamericana es la vía con mayor tráfico de vehículos, por lo que el impacto y beneficios de la movilidad eléctrica serían relevantes y evidentes. Además, cuenta con líneas eléctricas colindantes o cercanas en casi todo el recorrido, lo cual facilita su despliegue y abarata los costos de inversión”, apunta Edwin Zorrilla, especialista en movilidad eléctrica de la empresa.

Pero las llamadas a capitalizar al máximo la nueva tendencia son las empresas eléctricas, particularmente las generadoras de energía, que tendrían en sus manos la función más vital de la cadena logística: el suministro de electricidad a precios competitivos y la instalación de estaciones de recarga en hogares y oficinas.  

Para ello, Engie y Enel, las dos generadoras más grandes del mercado, vienen alistando sus estrategias, comenzando por la promoción de buses y taxis eléctricos.  

El objetivo de ambas es comercializar sus propias marcas de estaciones de recarga y lograr contratos de suministro de energía con los usuarios de vehículos eléctricos, en calidad de clientes libres. Para ello, argumentan que se necesitan cambios en la regulación del sector eléctrico.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada