Módulos Temas Día

Más en Perú

Chavimochic: Arbitraje fue iniciado el año pasado

El proceso se viene siguiendo en la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI)

Falta culminar un 30% de las obras de la tercera del proyecto de irrigación Chavimochic, informó el MEF. (Foto: USI)

Falta culminar un 30% de las obras de la tercera del proyecto de irrigación Chavimochic, informó el MEF. (Foto: USI)

Por María Rosa Villalobos y Manuela Zurita

La Concesionaria Chavimochic, integrado por las empresas Odebrecht y Graña y Montero, informó que aún no se ha determinado el monto de la indemnización por la paralización de la construcción del proyecto del mismo nombre, que incluye continuar la construcción de las obras de la tercera etapa (la presa de Palo Redondo y un canal de 129 kilómetros) y garantizar la operatividad de las dos primeras etapas (unas 70 mil hectáreas).

Asimismo, el consorcio indicó que tampoco ha condicionado la continuidad del proyecto al proceso arbitral que se viene siguiendo en la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI).

En caso se retomara la construcción de la obra, la conclusión de la presa Palo Redondo tomaría aproximadamente dos años, lo que permitiría llenarla en el período pluvial 2020-2021, según indica la concesionaria Chavimochic. Además, esta propuesta significaría el desistimiento de mencionado arbitraje.

Según la empresa, dicha propuesta ha sido realizada considerando las tareas de prevención, valorizada en más de US$ 200 millones, que serían necesarias para proteger la obra ya ejecutada en caso se deba enfrentar un evento climatológico. Ello requeriría de una cantidad adecuada de maquinaria pesada, personal y equipos de bombeo de alta capacidad.

CONTROVERSIA
El proyecto de irrigación Chavimochic III está en suspenso desde diciembre pasado. El Gobierno Regional de La Libertad anunció en febrero que daría por finalizado el contrato porque el consorcio no presentó el cierre financiero.

Esta decisión, sin embargo, requiere del aval técnico favorable del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). 

Por su lado,  el consorcio alega que el Estado no le entregó las tierras para las obras. Y, en efecto, unas 16 mil hectáreas de la tercera etapa enfrentan problemas de doble y triple titulación, según explicó a este Diario Agrícola Chicama a inicios de año, que inició acciones legales contra el Estado por esta controversia.

Este Diario se comunicó con el consorcio, pero este prefirió no brindar comentarios sobre los elementos en la negociación con el MEF y el gobierno regional al tratarse de un tema confidencial.

ARBITRAJE
En febrero, el consorcio informó que iniciaría un arbitraje internacional. un mes después, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) rechazó la solicitud bajo el argumento de que el demandante pertenece a personas jurídicas cuya nacionalidad (Brasil) no es parte del convenio Ciadi.

El concesionario indicó a El Comercio que el contrato firmado con el Estado peruano establece que en caso el Ciadi no sea viable, se debe optar por el arbitraje según las reglas de la CNUDMI.

“El arbitraje ante CNUDMI fue iniciado el año pasado y suspendido varias veces para dar tiempo a las partes de buscar una solución. Actualmente el tribunal arbitral ya se encuentra constituido y está iniciándose el calendario del proceso”, explicó Chavimochic por escrito.

¿PÉRDIDAS?
Según la concesionaria, en el mejor momento de la obra se contaba con alrededor de 1.800 trabajadores, y decenas de proveedores.

“A través de un gran esfuerzo interno de los accionistas se ha logrado pagar a la mayoría de proveedores, pero subsisten deudas por varios millones de dólares”, indicó la concesionaria.

Además, la empresa asegura que la represa Palo Redondo no se ha depreciado desde diciembre pasado cuando se detuvieron las obras. Esto, porque durante El Niño costero se activaron los sistemas de prevención previstos en el diseño de la obra y no se produjo ningún daño material. "En aquella época todavía no se habían desmovilizando los equipos necesarios en el campamento", indicó la empresa. 

EL DATO

  • CHA-VI-MO-CHIC es el acrónimo de los valles liberteños costeros de Chao, Virú, Moche y Chicama, tierras ganadas al desierto gracias a la ejecución del primer gran proyecto de irrigación implementado en Perú. 
  • De los cuatro valles, hoy las obras del proyecto permiten irrigar tres valles. La primera etapa irriga Chao y la segunda Virú y Moche. La tercera, cuyas obras están a cargo del Consorcio Chavimochic SAC – integrado por las empresas Odebrecht y Graña y Montero –está en suspenso.
  • La tercera etapa de la irrigación se concesionó en 2014 y las obras (una presa y un canal de 129 kilómetros) debían entregarse este año. 
  • El avance actual de la obra es de 70%.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada