Gerardo Zamora: "Siempre fui fanático de Superman y Hulk"
Gerardo Zamora: "Siempre fui fanático de Superman y Hulk"

Al ver sus avances en Internet uno puede ver por sobre el hombro un filme como “Súper Cóndor”. Sin embargo, la historia dirá que se trató de la primera película en llevar a la pantalla grande a un superhéroe peruano en pleno ‘boom’ de producciones de Marvel y DC.

El peso protagónico de la cinta recae en , quien tuvo que recurrir a sus recuerdos de niñez para poder salvar al país. “Siempre fui fanático de Superman y Hulk. Los perfiles son similares porque un superhéroe siempre privilegia la vida y combate a quienes hacen daño estando al margen de la ley”, comenta el actor. 

Los poderes de este superhéroe ‘perucho’ son variados. En pantalla veremos el supersalto, que le permite recorrer largas distancias y volar; el bumerán, con el que puede repeler ataques con armas de fuego y un físico excepcional que le facilita reducir a los delincuentes sin necesidad de usar armas.

“La película retrata la inseguridad que vivimos no solo en la ciudad, sino en todo el país”, explica Zamora. “La delincuencia crece y no hay nadie que pueda detenerla”, agrega.

En la ficción, la muerte de su esposa impulsa a Pedro Cóndor (Zamora) a usar sus poderes para combatir el crimen y así evitar que otras personas vivan su traumática experiencia. “Interpretar a un personaje como este requiere de una buena condición física”, añade el actor, quien, como todo intérprete que encarna a un superhéroe, tuvo que luchar cada día de grabación para entrar en su traje. “Siempre se sufre en ese sentido. Felizmente, este filme me agarró en un buen momento físico, de mucho entrenamiento, caso contrario no hubiera podido entrar en él”, comentó.

De la televisión al cine

Escrita y dirigida por , “Súper Cóndor” nació como una serie para la pantalla chica. La historia del político corrupto a punto de gobernar el país y el policía honesto que pretende descubrirlo, sin embargo, no resultó lo suficientemente atractiva para los canales peruanos.

“Nos pidieron no solo un piloto, sino varios capítulos a la vez. Nos iba a tomar semanas grabar los episodios, así que en ese mismo tiempo se decidió hacer una película”, revela Zamora, quien en forma paralela grabó para América TV y un policial para Latina. “En el 2015 no hubo mucha producción. Las cosas que grabé todavía no salen. Esperemos que en el 2016, más allá de las elecciones, el panorama cambie”.

Por ahora, Zamora ha encontrado en la docencia el camino para sentirse realizado. Dictando talleres de actuación en universidades y colegios, él potencia el interés de jóvenes intérpretes. “El público está expectante de conocimientos y de producciones nacionales”, afirma el actor.