Módulos Temas Día

Business as usual, por Marco Sifuentes

“Las actividades empresariales de los Kisic suelen coincidir con las de PPK”.

Marco Sifuentes Periodista

Kisic

“El nivel de descaro que ha alcanzado PPK en estos días es francamente insólito. Casi casi como si un pacto le hubiese asegurado que todo ha vuelto a la normalidad”. (Foto: El Comercio)

El nuevo ministro de Defensa, Jorge Kisic, ha llegado a ese cargo gracias –ésta es la única explicación– a un milagro adelantado del Papa Francisco. Hasta hace solo tres meses, el señor Kisic era un apestado para el sistema público: había sido inhabilitado para ejercer cualquier cargo en el Estado. ¿La razón? Fue encontrado culpable de colusión desleal, en el famoso caso de la Caja de Pensiones Militar Policial, el monumental desfalco contra las familias de las fuerzas armadas que ahora, como si nada, estarán bajo su cargo. Una corte superior determinó que Kisic, entre otros, se había "sometido" a la red de los testaferros de Vladimiro Montesinos.

Pero como en el Perú de la Reconciliación nada es imposible, hace solo tres meses, otro juzgado determinó que el caso había prescrito –a lo Alan– y que el señor se encontraba listo para, nuevamente, gestionar dinero de todos los peruanos. Ojo: no fue absuelto. Digamos que Kisic es perfecto para la etapa post-indulto: no importa que la justicia haya determinado que el tipo sea culpable, lo que importa es que a PPK eso le da lo mismo.

Hay otra razón por la cual Kisic ha sido nombrado ministro: su hermana. Gloria Jesús Kisic Wagner es la eterna secretaria de PPK. Su relación es de confianza absoluta, como lo demuestran las 71 transferencias bancarias ejecutadas desde 13 bancos de Nueva York y realizadas por 23 empresas, como demostró la verdadera Comisión Lava Jato, la de Juan Pari. Todos esos envíos, que suman casi dos millones de dólares, terminaron en la cuenta 193-1014533-1-17 del BCP, que está a nombre de ambos, de PPK y de Gloria Jesús.

Una de esas transferencias son los famosos US$380.000 de Westfield, la razón por la que el presidente casi termina vacado. Recordarán que esa empresa funcionaba en la mentadísima oficina del 2665 South Bayshore Drive, en Miami. Allí también quedaba Latin America Enterprise Capital City (LAEC), donde Nancy Lange, nuestra primera dama, era partner. Pues bien, la dirección de LAEC en Lima es Reducto 1310, Miraflores, donde se encuentra el estudio de abogados García Sayán. Coincidentemente, allí también está domiciliada Dorado Asset Management Company, la versión peruana de un fondo de inversiones, del mismo nombre, que fundó Kuczynski en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes. ¿Y esto a qué viene? A que Gloria Jesús es gerenta y propietaria del 0,01% de Dorado Asset. El resto (99,9%) de acciones le pertenece al nuevo jefe de su hermano.

Las actividades empresariales de los Kisic suelen coincidir con las de PPK. Por ejemplo, la hija de Gloria Jesús, Verónica Morales Kisic, fue parte de la Business Administration de The Rohatyn Group (TRG). PPK fue socio, desde el 2007, de esta billonaria administradora de ‘hedge funds’. Cuando fue elegido presidente, TRG felicitó públicamente a “our former partner”. En otra de esas coincidencias cósmicas, la hija de su secretaria trabajó en TRG entre julio del 2016 y enero del 2017. Por cierto, TRG fue una de las 23 empresas que realizó depósitos en la cuenta mancomunada de PPK y Gloria Jesús. Se cierra el círculo.

El nivel de descaro que ha alcanzado PPK en estos días es francamente insólito. Casi casi como si un pacto le hubiese asegurado que todo ha vuelto a la normalidad. A la impunidad.

Tags Relacionados:

PPK

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada