El BAP Carrasco zarpó del Callao el pasado 7 de diciembre, y navegará aguas antárticas hasta llegar a la estación peruana Machu Picchu. (Foto: Óscar Paz Campuzano)
El BAP Carrasco zarpó del Callao el pasado 7 de diciembre, y navegará aguas antárticas hasta llegar a la estación peruana Machu Picchu. (Foto: Óscar Paz Campuzano)
Óscar Paz Campuzano

Periodista

oscar.paz@comercio.com.pe

Marinos peruanos ya están rumbo al continente antártico a bordo del . Zarparon el pasado 7 de diciembre desde el puerto del Callao y su arribo está programado para este 28 de diciembre. Días después, científicos y personal del Ejército llegarán en un avión Hércules de la Fuerza Aérea del Perú.

Esta nueva misión, la número 27 en la historia del país, contará con investigadores de 18 entidades nacionales especializadas, como universidades e institutos públicos de investigación. Son 26 estudios que se ejecutarán bajo la supervisión de la Dirección de Asuntos Antárticos del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Conocer cómo los aerosoles llegaron a la y están acelerando el derretimiento del glaciar Znosko es uno de ellos. Esta investigación estará a cargo de especialistas de la Universidad Nacional del Centro del Perú y del Instituto Geofísico del Perú, con apoyo de dos universidades de Brasil y Chile.

El glaciar Znosko será estudiado por la misión peruana. (Foto: Óscar Paz Campuzano)
El glaciar Znosko será estudiado por la misión peruana. (Foto: Óscar Paz Campuzano)

El Instituto Geográfico Nacional del Perú hará otro estudio sobre este glaciar, ubicado a espaldas de la estación Machu Picchu. A través de drones especializados, se harán modelos digitales de la masa glaciar. Esta información será comparada con la que se obtuvo en la expedición pasada, en la que participó El Comercio.

Expertos del Instituto del Mar Peruano estudiarán los microorganismos que se encuentran en el krill, un crustáceo adaptado a las frías aguas de la Antártida, y que es alimento de pingüinos, ballenas y focas. En la misión también viajan expertos que estudiarán el permafrost, una capa de suelo congelado encontrada debajo de la base Machu Picchu, que puede afectar en el futuro las estructuras que desde 1987 usan los expedicionarios.

En la misión se estudiarán los microorganismos que se encuentran en el krill, un crustáceo adaptado a las frías aguas de la Antártida. (Foto: Óscar Paz Campuzano)
En la misión se estudiarán los microorganismos que se encuentran en el krill, un crustáceo adaptado a las frías aguas de la Antártida. (Foto: Óscar Paz Campuzano)

La Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina se encargará, por su parte, de estudiar las corrientes oceanográficas de las islas Shetland del Sur y de la isla Elefante, para determinar su conexión con la costa peruana y los fenómenos de El Niño y La Niña.

Según David Gamarra, director de Asuntos Antárticos, se ha hecho una selección rigurosa de las 26 investigaciones que amplíen los conocimientos que se tienen sobre esta zona del planeta.

El Perú va a este continente con fines científicos desde 1987, por ser parte de los países firmantes del Tratado Antártico, un acuerdo mundial de 1959 que paralizó las aspiraciones de soberanía de varios países sobre este continente, que tiene el 80% de las reservas de agua dulce de la Tierra. Se declaró este lugar como un territorio de paz al que las naciones llegan para hacer investigaciones con el fin de conservarlo.

Las investigaciones empezarán el 1 de enero, y el final de la misión está previsto para el 29 de marzo del 2020, cuando marinos, soldados e investigadores retornen de este largo viaje.

Síguenos en Twitter como

TAGS RELACIONADOS