Domingo, 22 de octubre de 2006
Despilfarros monumentales
Ver más fotos

HUACHAFERÍA ESCULTÓRICAS
Algunos alcaldes son como el rey Midas, solo que al revés: no convierten lo que tocan en oro, pero tienen la facultad de transformar en piedra el dinero de los contribuyentes.



Por Héctor Villalobos Pávlica

Cuando la plata sobra y el ingenio escasea, algunos alcaldes no tienen mejor idea que llenar sus distritos de monumentos que parecen más bien rendir un homenaje al mal gusto y al ego de quienes quieren ver sus nombres perpetuados en una placa. Valga una aclaración: ser huachafo no es un pecado ni mucho menos un delito. Lo que sí es criticable es tirar al agua el dinero de los vecinos.

¿JURASSIC PARK?
Dos humanos, padre e hija, observan asombrados al enorme dinosaurio que se yergue amenazador en medio de la vegetación, con las fauces abiertas, mostrando sus filudos dientes. El temible carnívoro luce hambriento. El padre, prudentemente, decide dar un rodeo para no acercarse demasiado a la monstruosa figura.

La escena no transcurre hace 60 millones de años ni tampoco a finales del período Cretáceo. Nos encontramos a comienzos del siglo XXI, en medio de un parque de El Agustino, en Lima, Perú.

El parque El Dinosaurio, construido en abril del 2004, constituye, según las autoridades de la Municipalidad de El Agustino, un símbolo de rechazo a la contaminación ambiental. No es casual que muy cerca del monumento al animal antediluviano se ubique una fábrica metalúrgica.

La figura pintada de verde también tiene otro uso, según comprobamos la tarde del lunes. Un drogadicto de la zona se refugió entre las piernas del animal para sumergirse en un sueño alucinógeno. Cuando despertó, el dinosaurio aún estaba ahí.

TELENOVELA POR CAPÍTULOS
En el parque Marrou Correa, en Chorrillos, arriba del circuito de la Costa Verde, hay dos piletas. Una de ellas está coronada por la escultura de una familia de cuatro integrantes. Papá, mamá, hijo e hija están cogidos de las manos, a punto de bailar la ronda. Algunos metros a la derecha hay otra fuente, con la estatua de una madre con su hijo en brazos. Los cuerpos de los personajes no solo son desproporcionados, (basta mirarlos de espaldas), sus rostros son un conjunto de muecas grotescas que intentan parecer expresiones de alegría.

Para el urbanista Augusto Ortiz de Zevallos, estas obras, inauguradas por el alcalde Augusto Miyashiro en el 2004, podrían bien representar, junto con otras dos esculturas que se encuentran abajo, en Agua Dulce, las secuencias de una telenovela. El primer cuadro es la estatua de una pareja en aparente coqueteo. La segunda es la de dos enamorados en una situación un poco más acaramelada. La tercera escena es la de la madre con el hijo recién nacido y la última es la de la familia completa.

MÁS DE LO MISMO
Cuando la Municipalidad de La Molina quiso instalar una pileta en la intersección de la avenida Javier Prado con La Molina, el Club de Leones del distrito se opuso a que retirasen las estatuas de los felinos que se encontraban ahí. Al final, el resultado del acuerdo salomónico al que llegaron es el extraño híbrido que se aprecia en ese cruce, una ostentosa fuente que mana agua a raudales rodeada por leones dorados.

Pero en donde también se puede encontrar todo un catálogo completo de monumentos huachafos es en el cuestionado parque Castilla, en Lince. Basta con mirar la laguna artificial de 3.800 metros cúbicos de capacidad que tiene un islote en donde abundan las estatuas de pingüinos. También está el monumento al presidente José Balta, quien durante su gestión amplió nuestra red de ferrocarriles. Al artista que lo esculpió no se le ocurrió mejor idea que ponerle un trencito de juguete en las manos. A estos ejemplos se suman la estatua de una pareja de enamorados que no tienen cara y un pórtico que, según la opinión de Ortiz de Zevallos, "parece una serpentina".

Claves
EL DINOSAURIO
Expertos en obras públicas consultados estiman que la estatua del dinosaurio debe costar unos S/.15 mil.

LA FAMILIA
El monumento La Familia costó unos 24 mil soles. Un metro cuadrado de veredas cuesta S/.62.

LOS LEONES
La pileta con los leones habría costado S/.55 mil. El metro cuadrado de pista en asfalto cuesta S/.18,50.

LOS PINGÜINOS DE LINCE
Los especialistas calculan que la laguna de Lince debe haber costado unos S/.80 mil. Un metro cuadrado de pista en concreto cuesta S/.130.

MONUMENTO A BALTA
La escultura de José Balta habría tenido un costo de S/.10 mil soles.






¿Porqué cree usted que no hay nuevas figuras en el criollismo?
4 Deje su mensaje


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa