Tocosh es conocido también como la penicilina natural peruana. Se trata de las papas fermentadas por varios meses que generan propiedades nutritivas y curativas que combaten la gastritis y las úlceras.
Tocosh es conocido también como la penicilina natural peruana. Se trata de las papas fermentadas por varios meses que generan propiedades nutritivas y curativas que combaten la gastritis y las úlceras.
Diana Gonzales Obando

Desde antes de la invasión española en el siglo XV, las poblaciones andinas sabían que para conservar las cosechas de papa a grandes alturas podían guardarlas con una técnica infalible que no solo las preservaría durante meses, sino que las convertiría en un antibiótico y antinflamatorio natural de alto valor nutritivo. Fue así que nació el tocosh (del quechua togosh que significa ‘fermentado’ o ‘arrugado’), como resultado de preservar las papas en un pozo bajo tierra cubierto de agua o dentro de una acequia, siempre envolviéndolas en ichu o paja y sobreponiendo piedras para que estas no se vayan con la corriente. El tiempo de espera es de cuatro a 24 meses o cuando su potente olor avise que las papas llegaron a su más alto estado de putrefacción. Después, se las deja descansar bajo el sol.