Ariana Lira Delcore

En julio del 2016, no alcanzó la presidencia, pero sí un control del Congreso sin precedentes: con un 36.4% de votos válidos, obtuvo 73 escaños. Un récord.

Desde entonces han pasado ya casi 4 años y, pese a no ser igual de prometedor, el escenario actual de cara a las tampoco es sombrío para el partido naranja: según las últimas encuestas publicadas, Fuerza Popular era la segunda organización política con mayor intención de voto. La representación del fujimorismo en el Parlamento 2020 estaría virtualmente asegurada.

La analista política Mabel Huertas explica que la inclusión de figuras de la vieja guardia fujimorista, como Martha Chávez, habrían contribuido a atraer el voto de los simpatizantes de Alberto Fujimori.

Fuerza Popular y Keiko Fujimori siempre han mantenido un núcleo bastante duro que está relacionado al legado de su padre, Alberto Fujimori. (...) El hecho de poner como cabeza de lista a Martha Chávez es un mensaje clarísimo de que el fujimorismo de Keiko Fujimori está regresando al fujimorismo de su padre”, indica.

El voto duro fujimorista -que, según el politólogo Carlos Meléndez, bordea el 10%- es un factor que explicaría cómo es que, pese al desprestigio que obtuvo la bancada naranja en el Congreso disuelto, Fuerza Popular obtendrá representación en el nuevo Parlamento.

Según el analista Paolo Sosa, el partido se beneficia directamente de la fragmentación y la indecisión del electorado. “Si se mantiene el nivel de fragmentación e indecisión que estamos observando, es muy probable que Fuerza Popular obtenga una representación importante en el parlamento, volviendo a ser una de las principales fuerzas de oposición”, señala.


—Proyecciones fallidas—

Según fuentes de El Comercio en Fuerza Popular, el partido espera obtener entre 27 y 31 escaños a nivel nacional y, en el mejor de los casos, 7 en Lima.

Otros son aún más optimistas. En diálogo con este Diario, Carlos Mesía, quien postula con el número 10 del partido, estimó que el fujimorismo obtendrá 32 curules en todo el Perú y entre 7 y 10 en la capital.

El candidato, además, cree que los números podrían crecer tras la difusión del video en el que se observa al presidente del Partido Morado saliendo raudamente de un incendio en Miraflores. “Las encuestas van a cambiar con todo lo que ha pasado con Julio Guzmán. Ese voto (por el Partido Morado) se va a dispersar y algo le va a caer a todos”, dijo.

Estas predicciones se han hecho más optimistas con el tiempo. A mediados de diciembre, El Comercio pudo conocer que, sin Keiko Fujimori en la campaña, el partido pensaba conseguir, en el mejor de los casos, entre 17 y 23 curules a nivel nacional y, en el peor escenario, 11. En Lima, la proyección era de entre 4 y 5 escaños.

A nivel individual, en el partido las esperanzas están puestas en Martha Chávez, número 1 de la lista por Lima. Aunque confía en que Fuerza Popular obtendrá más escaños en la capital, Mesía afirma que “la única segura es Martha Chávez”. Diethell Columbus -número 2 en la lista parlamentaria- cree, además, que la excongresista podría ser la más votada en el país. “Yo creo que Martha va a ser elegida de todas maneras. Incluso, creemos que va a ser la de mayor votación a nivel nacional”, indicó.

Este Diario pudo conocer que el partido confía en que triunfará en Piura y que, en el peor de los casos, obtendrá 3 de los 7 escaños de esta región. Dentro de los candidatos por Piura está Mártires Lizana, miembro del Congreso disuelto. La región, además, es un plato fuerte para el fujimorismo: en las dos últimas elecciones congresales, fue el partido con más votos en Piura. En el 2016, obtuvo más del 50% de votos válidos y consiguió 5 de las 7 curules.

El escenario es menos prometedor en la selva, señalaron fuentes de El Comercio. Esto debido a que el partido naranja “no ha hecho una buena campaña” en la zona. Aseguran también que el sur del país no proyecta un buen panorama, y las experiencias pasadas ayudan a respaldar la hipótesis: en las 3 últimas elecciones congresales, esta zona ha sido la que menos votos le ha dado a los naranjas.

—¿Fujimorismo sin Keiko?—

Tal como adelantó este Diario a mediados de diciembre y luego confirmó la misma Keiko Fujimori, la lideresa de Fuerza Popular ha decidido tomar una distancia temporal de la política para dedicarse a su familia. Las fuentes aseguran que, a días de las elecciones, la hija de Alberto Fujimori continúa sin aparecer en la campaña. El rol que tendrá frente a la bancada naranja en el Congreso está por verse.