Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Arte

Adrián Portugal regresa a sus épocas como fotógrafo de la farándula peruana

El fotoperiodista presenta "Los subestimados", una exuberante muestra en la librería Arcadia Mediática del Centro de Lima

Adrián Portugal

Conciertos de cumbia, shows de ‘drag queens’, campeonatos de perreo, programas cómicos de TV. El universo que Portugal frecuentó en la década del 2000 queda patente en la exposición. (Foto: Alessandro Currarino)

Subestimada es Susy Díaz, indiscutible ícono de nuestra farándula que, a pesar de su talento para la autopromoción (y ni qué decir de sus cinco años de congresista de la República), sigue siendo reducida al estereotipo de rubia tonta o personificación del lápiz labial. Subestimado es también Leonidas Zegarra, hacedor de películas de serie B (o C o Z) condenado a deambular en el extrarradio de lo que hoy algunos se enorgullecen de llamar el nuevo cine peruano. Subestimado es Juan Carlos Ferrando, activista LGTB y pionero del 'drag queen' en el Perú, quien vivió a la sombra de su padre y sobrevive en la indiferencia.

Y subestimado fue también Adrián Portugal, fotógrafo que durante varios años se sumergió en la prensa del espectáculo, haciendo coberturas para diarios como "Ojo" y "Ajá" o la revista "Magaly". Un trabajo en apariencia ligero, que suele ser mirado por sobre el hombro por los fotógrafos de mayor trayectoria, pero que hoy es la base de la muestra "Los subestimados", que Portugal inauguró hace unos días en la librería Arcadia Mediática del Cercado de Lima.

"Cuando uno es principiante, lo mandan a cubrir lo más fácil, lo que los demás fotógrafos no quieren hacer porque están persiguiendo a los políticos o buscando la foto de portada. Estos temas de la farándula supuestamente no son tan difíciles, porque casi todas son fotos posadas, pero yo empecé a encontrarle un interés especial", explica Portugal, quien se dedicó a ese trabajo durante buena parte de la década de los 2000, antes de pasear su trabajo por medios como "New Yorker" o "Vice" y de participar en festivales internacionales como parte del colectivo Supayfotos. "Los subestimados" es, además, su cuarta exposición individual.

EL GRAN SHOW
Las casi 50 fotografías que ha reunido Portugal para esta exposición muestran escenarios de una Lima tan populosa como estrafalaria: campeonatos de perreo, sets de televisión donde se graban programas cómicos, conciertos de cumbia y folclor, fiestas de ambiente. Pueden centrarse en el desenfreno de los adolescentes que colmaban la discoteca Calle 8 del jirón Washington o en la extraña belleza de una joven Angie Jibaja fabricando anillos de humo mientras fuma en un billar. Todas son imágenes que representan una postura, una apariencia, y que, sin embargo, afianzan su legitimidad. La paradoja de ser auténticas a partir de su propia construcción.

"Todas esas bailarinas de cumbia, las vedettes, los cantantes de reguetón, para mí son intérpretes de la fantasía de la gente –sostiene Portugal–. Encarnan sus ideales de belleza, de deseo. Y concretan esos ideales con su vestimenta, con sus movimientos. Por eso ves a tanta gente entregada a la música, cuerpos en multitudes y en trance. Me gusta la forma en la que esos personajes se convierten en íconos".

Para Alfredo Villar, curador de la muestra, las fotografías de Portugal buscan "eternizar al retratado en su gesto más gozoso y sentimental, en su momento más extraordinario y cotidiano. Quizás porque en el espectáculo lo extraordinario es la norma que hay que seguir: la normalidad del que siempre busca el exceso, ya sea mediante el baile, el cuerpo, el maquillaje o el deseo. Un viaje que tiene mucho de sentimental, de lujurioso, de burlesco, de verdadero".

"Los subestimados" también puede admirarse como el registro de una época de cambios frenéticos: las vestimentas eran un poco salseras, un poco emo, un poco hipster; los peinados todavía guardaban flequillos y vuelos noventeros; y en los conciertos o fiestas tampoco se divisaban los teléfonos celulares prestos para el infaltable selfie. "La muestra también surge por una cuestión medio nostálgica, pues mucha de esa movida del espectáculo se ha perdido –agrega Portugal–. Hoy lo que se impone son los realities de concurso, que son casi todos lo mismo. Antes por lo menos había una identidad y una variedad en las que se reconocía a la gente". Brillos de un pasado no muy lejano, pero que se extinguen entre flashes, escarcha y lentejuelas.

MÁS INFORMACIÓN
Lugar: Arcadia Mediática – Centro.
Dirección: Rufino Torrico 885, Cercado de Lima.
Temporada: hasta el 14 de enero.
Ingreso: libre.

Tags Relacionados:

Adrián Portugal


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada