Colegios de Mórrope se desploman y son blanco de robos
Colegios de Mórrope se desploman y son blanco de robos
Redacción EC

ROGER AGUILAR

Falta poco más de un mes para que empiecen las clases y en los colegios José Faustino Sánchez Carrión y el de Mórrope el peligro es evidente por su deteriorada infraestructura. En tanto, en el plantel Andrés Avelino Cáceres los ladrones siembran el pánico. Los directores piden ayuda.

En mayo del 2013, parte del techo de dos aulas del colegio 10161 Faustino Sánchez Carrión, en el centro poblado La Colorada, a 15 minutos de Mórrope, se desplomó. Los escolares se vieron obligados a acabar sus clases nada menos que en el patio del colegio, donde sus padres colocaron un toldo, según el vicepresidente de la Apafa de este plantel, Walter Zeña Inoñán. 

Las dos aulas mencionadas permanecen con candado. Sin embargo, por las ventanas  rotas se puede observar  cómo un boquerón se ha  abierto en el techo de placas de Eternit. Incluso una viga se ha quebrado. 

Todo el local está en pésimas condiciones.  De las columnas sobresalen los fierros oxidados, pues el cemento que los cubría se desmoronó; los  ladrillos del estrado también se caen a pedazos.

El dirigente Zeña indica que los padres de familia han pedido auxilio a las autoridades pero no han tenido éxito. Lamentablemente un grupo de estudiantes tendrá que volver a estudiar en el patio del plantel. Y los demás, en las peligrosas aulas viejas.

EL HORNITO
El colegio de nivel primario 10992 Andrés Avelino Cáceres, ubicado en el caserío El Hornito, a varios kilómetros del plantel José Faustino Sánchez Carrión, no cuenta con los servicios de agua y desagüe, y los delincuentes, cada vez que se les antoja, hacen de las suyas. El 2013 se llevaron combas, serruchos y enciclopedias del local.  Y hace unos días, destrozaron las ventanas y dejaron botellas de licor en la entrada del colegio.

“Necesito que se ponga fierros a las puertas y que se construya un cerco perimétrico”,  anotó el director de este plantel, Antonio Reátegui Yong.  

SIN PAREDES
En el colegio 11568 del anexo La Zorra en Mórrope, el salitre ha carcomido la  base de las paredes de adobe. “El colegio es de adobe. Urge uno nuevo, de material noble”, enfatiza la directora Lizet Puertas Villarreal , quien señala que el Ministerio de Educación envió en el 2013 un lote de aulas prefabricadas para auxiliar a los colegios en mal estado.

Pero agrega que la Municipalidad de Mórrope no las ha instalado, pues perdió los pernos y  otras piezas  de dichos módulos. 

“Me han pedido S/.500 para comprar las piezas  ¿De dónde voy a sacar el dinero? Los padres de familia son muy pobres”,  afirmó Lizet Puertas.