Módulos Temas Día

En busca de más indicios sobre el origen de las esferas que cayeron en Puno

La Agencia Espacial del Perú está estudiando la trayectoria que recorrieron los objetos antes de caer en Azángaro, Puno, el sábado 27 de enero. Ningún país ha reclamado por ellos hasta el momento

Los cinco objetos que cayeron del espacio en Puno – cuatro esferas y un objeto grueso de metal- aún no han sido reclamados por ningún país o propietario. El sábado 27 de enero, en la zona oriental del Perú se registraron videos de la trayectoria de los objetos ultraterrestres, que finalmente impactaron al sur del Perú, en la provincia de Azángaro.

Estos objetos se mantienen en la Agencia Espacial del Perú, donde los investigadores a cargo realizan estudios para determinar los materiales y trayectoria.

Walter Guevara, director de la Dirección de Astrofísica de la Agencia Espacial del Perú, dijo a El Comercio que el estudio de este evento puede aportar en saber qué tecnología se ha empleado para su construcción. Si es la que se emplea o es una diferente.

Además, determinar la trayectoria que ha recorrido también colaborará en los estudios de la Agencia Espacial del Perú.

Uno de los puntos señalados por el investigador Guevara es la necesidad de que se apruebe el protocolo nacional para este tipo de eventos. El proyecto fue elaborado el año pasado y contiene las acciones inmediatas para la prevención de posibles enfermedades cuando caiga algún objeto extraño en territorio peruano. “Solo falta que lo apruebe el pleno del Congreso de la República. Anteriormente han caído meteoritos en el país pero, así como caían, se iban. Nos está sirviendo para entrenarnos en este tipo de situaciones de alertas y avanzar rápido para medidas de mitigación”, dijo Walter Guevara.

-Siguen las indagaciones-
Al momento, se sabe que las cuatro esferas podrían ser parte de un satélite o la segunda etapa del despegue de un cohete, pero eso se definirá con las pruebas que están realizando. Para ello, los investigadores tienen contacto con agencias espaciales de Europa, Rusia y también Naciones Unidas.

Si bien los objetos son de metal, aún no se conoce el origen, pues hasta ahora nadie ha reclamado por ellos. “Aún no se sabe cuál es el país de origen y tampoco se han comunicado por las esferas”, comentó Guevara.

Por otro lado, tampoco se ha confirmado que se trate de un cohete ruso SL-23 o el cuerpo de un cohete parte de una misión espacial para el lanzamiento del llamado AngoSat1, como se había sugerido semanas antes. “No se ha podido validar esa información”, aseveró el investigador.

-No hubo aviso al Perú del reingreso de los objetos-
“Le dijimos a la población que han tenido bastante suerte, porque (los objetos) han caído en lugares donde no había casas cerca”, dijo Walter Guevara. Si bien estos materiales no significaron ningún otro riesgo para la población, pudo ser material contaminante que sí pudo tener impacto a la salud en los vecinos de Azángaro.

Aunque hay convenciones de la ONU que establecen que se debe dar aviso a las naciones sobre el posible reingreso a la atmósfera de los objetos, y que estos avisos deben darse para que los países estén alerta y el país responsable se haga cargo de resarcir los daños, la Agencia Espacial del Perú no fue notificada sobre el evento ocurrido en Puno. "No sabemos por qué no se dio aviso al país”, añadió el investigador.

Antes de que las tres esferas y el objeto de metal sean trasladados para su estudio, la cuarta esfera fue encontrada expuesta en un mercado de la zona de San José, en Azángaro, hasta donde llegó la comitiva de investigadores luego de que una persona les alertara sobre este hallazgo.

MÁS DE PERÚ

Tags Relacionados:

Puno

Leer comentarios ()

SubirIrMundial 2018
Ir a portada