Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Política

Alfonso Grados: “Yo puedo avalar aquello que administré”

Alfonso Grados supervisó los flujos financieros de la campaña de Pedro Pablo Kuczynski. Sostiene que no participó en la recaudación de fondos.

Alfonso Grados

Alfonso Grados afirma que va a colaborar en la investigación fiscal sobre presunto lavado de activos.

En medio de los cuestionamientos al financiamiento de la campaña electoral del ex presidente Pedro Pablo Kuczynski, el empresario y ex ministro de Trabajo Alfonso Grados explica de qué manera se recaudaron los fondos que el mismo candidato le encargó administrar.

— ¿Cuál fue su papel específico en la campaña de Peruanos por el Kambio para las elecciones del 2016?
Yo llego a la campaña del candidato Kuczynski en abril del 2015, invitado por él para formar parte de un equipo de soporte y apoyo técnico. Por ejemplo, de cercanía y acompañamiento al candidato a reuniones en las que él presentaba su visión del Perú, su plan de gobierno, buscando adherencias a su proyecto político. Un segundo punto fue una supervisión del avance del plan de gobierno y un tercer rol que tenía era con la parte financiera.

— ¿En qué consistía este último?
Yo era un administrador, tenía un control sobre el flujo financiero de los fondos que ingresaban y se utilizaban en la campaña. Mi rol principalmente era que los fondos se bancarizaran para que fueran debidamente controlados y que luego se asignaran en un correcto uso.

— ¿Ud. conocía de dónde provenía el dinero?
Los equipos de recaudación presentaban la información que correspondía. Posteriormente se hacían los contrastes entre lo que estaba depositado y registrado, y aquello que aún no tenía un registro. Ese es uno de los procesos que está siendo investigado por la fiscalía. Los equipos de recaudación sí tenían el compromiso de recaudar dinero de fuentes lícitas.

— Un aspirante a colaborador dice que US$100 mil fueron entregados por la empresa CASA, del denominado ‘club de la construcción’. ¿Vio que este dinero ingresó a la campaña?
No. En los fondos que yo he controlado y supervisado no hay ningún aporte de esta constructora.

— ¿Existió esa reunión en la casa del señor Kuczynski donde, según el colaborador, se entregó ese dinero en presencia también del hoy mandatario Martín Vizcarra y usted?
No existió. Lo he negado desde el primer día. Ni una reunión similar o parecida a esa.

— ¿Quiénes se encargaban de recaudar los fondos?
Había distintos equipos y distintas maneras de recaudar. El principal recaudador por llamarlo de esa manera era el propio candidato. Todo candidato presidencial tiene personas allegadas que quieren apoyarlo. Otra fuente eran personas del partido que apoyaron para conseguir fondos. Y existía también un equipo de recaudadores allegados al candidato. A esto se suman personas que aportaban directamente o actividades, como cocteles o almuerzos. Ese era el mundo de la recaudación que no estaba a mi cargo.

— ¿Qué papel tuvo en la recaudación el hoy presidente Vizcarra?
Hasta donde yo conozco ninguna.

— ¿Como jefe de campaña él no tenía conocimiento de quiénes aportaban dinero?
Él ha sido claro cuando ha mencionado que su principal rol tenía que ver con un tema más político. No tenía conmigo una coordinación que lo involucrara en esos temas.

— Quien sí coordinaba con usted era Giovanna Violeta, hermana del congresista Gilbert Violeta. Ella está siendo investigada por presunto lavado de activos. ¿Cuál fue su papel?
Cuando yo entré a la campaña ella ya estaba. Era una administradora de la sede de campaña y trabajé con ella estrechamente. Fue una colaboradora muy comprometida y eficaz. ¿Quién llevaba el control en las cuentas del partido en el día a día? Era la señora Giovanna. El efectivo recibido se le entregaba a ella con la instrucción de que lo depositara en las cuentas del partido por transparencia.

— ¿Ud. conocía que por disposición de ella personas que trabajaron en la campaña hacían depósitos a las cuentas del partido?
El detalle no lo puedo describir porque era una tarea bien operativa, pero claramente se tenía que hacer el depósito en la cuenta. Ella tendrá que explicar un poco mejor. No es que yo sabía que le estaba pidiendo a tal persona que vaya en tal momento.

— ¿Y ve algo irregular allí o era una práctica normal?
Se había recibido recaudación en efectivo y había que depositarla. Alguien tiene que hacer el depósito. Ese alguien es simplemente un instrumento, figura como depositante, pero no como el aportante o alguien que tenga que ver con ese dinero. No hay que descontextualizar. Había que bancarizar el dinero, era mejor que tenerlo en efectivo.

— ¿Y cómo se reportaban [esos aportes] a la ONPE?
Ese es otro aspecto que está siendo investigado por la fiscalía, que tiene que ver con el registro de aportes. Vamos a colaborar con la información que podamos disponer. Pero digamos que el proceso es natural, podemos asumir que de repente utilizamos una metodología que no fue la mejor para hacer el depósito o nos demoramos en tal parte del registro. Eso está siendo investigado.

— ¿Por qué había aportantes que no depositaban directamente a la cuenta del partido? ¿Para mantenerse en el anonimato?
No puedo asegurar eso. Muchos depositaban en la cuenta del partido y allí están los nombres. Pero había otros que venían con efectivo, los equipos de recaudación traían ese dinero en efectivo.

— ¿Los congresistas Violeta, Heresi y el dirigente Jorge Villacorta manejaron fondos de campaña?
No voy a individualizar, no me corresponde. Sí es cierto que las finanzas de la campaña se manejan a nivel de las cuentas del partido. Pero no voy a definir si el partido estaba totalmente al margen y si eso se manejaba por otro lado. Quisiera pensar que la campaña es una sola y yo estoy clarificando cuáles fueron mis roles.

— ¿Ud. fue testigo de alguna irregularidad o ilegalidad en el manejo de los fondos de la campaña de PPK?
Yo puedo avalar absolutamente aquello que yo administré directamente y allí no ha habido ninguna irregularidad o situación que describe.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada