Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Especiales

Cuestión de confianza acerca a Palacio y la Presidencia del Consejo de Ministros

Martín Vizcarra

El presidente Vizcarra y el primer ministro del Solar acudieron al Congreso el 21 de mayo llevando una carta de protesta por la reforma política. Luego vendría la presentación de la cuestión de confianza. (Foto: GEC)

Un mensaje del congresista Salvador Heresi enviado el miércoles por Twitter encendió algunas alarmas en el Ejecutivo. “Hoy premier @saldelsol estaría presentando cuestión de confianza. Si la misma constitucionalmente es improcedente y Vizcarra cierra Congreso se estaría perpetrando un golpe y causal para vacancia del presidente”, señalaba el también ex ministro.

Este mensaje no fue una especulación, sino una filtración de las consultas que el Ejecutivo estaba haciendo con algunos congresistas –entre los que no estaba Heresi– sobre la posibilidad de plantear la cuestión de confianza, tras el archivamiento de las denuncias contra el fiscal supremo Pedro Chávarry. 

Ese mismo miércoles, el presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar, y su Gabinete respaldaron la decisión presidencial. Este apoyo distendió algunos inconvenientes suscitados la semana anterior, tras la sorpresiva visita al Congreso.

–Tensión entre Palacio y PCM–
La semana anterior, las relaciones entre Palacio de Gobierno y la PCM fueron tensas. Dos días antes de la sorpresiva visita del presidente Martín Vizcarra y el primer ministro Del Solar al Congreso para protestar por el archivamiento del proyecto sobre inmunidad parlamentaria, se llevó a cabo la reunión en la que se decidió que del Solar no asistiría a la sesión de la comisión de Constitución

La historia detrás de esta decisión revela las primeras tensiones entre la Presidencia y la PCM. El domingo 19 de mayo se reunieron Vizcarra, del Solar y el asesor argentino Maximiliano Aguiar en Palacio de Gobierno, según informaron fuentes a El Comercio. El tema de discusión fue la respuesta al Congreso. Aunque del Solar estaba de acuerdo con asistir a la comisión de Constitución, la postura que adoptaron fue no participar de la cita.

El libro de visitas de Presidencia registra que ese domingo Aguiar ingresó a Palacio señalando que visitaría al comunicador Óscar Vásquez Zegarra. Entró a las tres y media de la tarde y se retiró poco después de las seis. Fue el único ingreso registrado en la tarde.

La decisión de no asistir a la comisión encabezada por Rosa Bartra, sin embargo, no fue comunicada a todo el equipo de comunicaciones ni de asesores de la Presidencia del Consejo de Ministros. Tampoco les comunicaron que Vizcarra acompañaría a del Solar a dejar una carta de protesta. El martes 21 los asesores de del Solar aguardaban su llegada a Palacio Legislativo alistando los diapositivas para su exposición.

La maniobra del Ejecutivo dejó sin piso a varios. Ante la llegada de Vizcarra, la comisión de Constitución suspendió la sesión. Pero se sorprendieron al escuchar el tono de sus declaraciones.

“En menos de 24 horas la Comisión de Constitución trata el primer proyecto de reforma política, el que es acerca de la inmunidad parlamentaria y lo manda al archivo sin opción de discusión, sin opción de sustento del Ejecutivo, sin opción de un debate profundo […] Este tipo de actitudes indican que no hay voluntad de cambio para llegar al Bicentenario con una mejor posición”, dijo Vizcarra.

La pechada del Ejecutivo al Congreso fue tardía. Desde la decisión de la comisión de archivar el proyecto que modificaba la inmunidad parlamentaria habían pasado cinco días. En la presidencia no esperaban que al día siguiente de la reunión entre los voceros de las bancadas y Vizcarra, el Congreso tome la decisión de archivar el proyecto de inmunidad.

Fuentes del Ejecutivo señalan que en Palacio sabían que este era el único tema de la reforma política que podía generar una movilización social. Al mismo tiempo, Vizcarra quería defender su reforma. En los últimos días solo del Solar la había defendido.

Aunque la carta que presentaron en el Congreso llevaba la firma de del Solar, el único que declaró aquel día fue Vizcarra. De camino de vuelta a la Plaza de Armas, el primer ministro soltó un mensaje por Twitter que decía: "La reforma busca recuperar la confianza de la gente en la política. Archivar el proyecto sobre inmunidad es ir en la dirección contraria. No podemos dejar las cosas como están. Cambiemos esta historia. #LaReformaNoSeArchiva".

“Era una decisión audaz pero necesitaba otras medidas después”, señala una de las fuentes. El problema en el Ejecutivo es que no tienen gran capacidad para articular con en el Congreso. Su bancada es pequeña, y como ha revelado el congresista Carlos Bruce, si bien se reúnen con del Solar todas las semanas, todos no se reúnen con el presidente hace tres meses. Las mismas fuentes refieren que la relación con la vicepresidenta Mercedes Aráoz es “tibia”.

–Evaluación del premier–
A partir de la llegada de del Solar a la PCM se han instaurado reuniones de su equipo con el de Palacio los lunes a las 3 de la tarde. Estuvieron participando de un lado Mónica Medina –quien acaba de renunciar–, Marjorie Effio, Iván Castillo y Jorge Arrunátegui; y del otro Miriam Morales, Iván Manchego, Mónica Moreno y Patricia Balbuena. El argentino Aguiar a veces participa para articular a ambos grupos.

Effio, Castillo y Arrunátegui fueron nombrados por del Solar y conforman su equipo de confianza. Otros funcionarios tienen que pasar por ellos para tener llegada al primer ministro.

La evaluación del desempeño de del Solar no es sobresaliente para el Ejecutivo. De un lado, comunica más que su antecesor César Villanueva. De otro, su reacción aún es lenta. Fuentes consultadas pusieron tres ejemplos: El discurso de investidura no aterrizó en temas concretos.

En el conflicto de Las Bambas, si bien ha sido complicado, se esperaba que del Solar lidere una salida más rápida. En cambio, la mesa de diálogo se desgastó y tuvo que entrar la ministra de Desarrollo e inclusión social Paola Bustamante.

Además, tras la promulgación de la Ley de Salud mental –aprobada por unanimidad en el Congreso–, el equipo liderado por del Solar no realizó ningún tipo de ceremonia para resaltar la importancia de este tema. Estuvieron concentrados en ver si el Ministerio de Economía aprobaba el presupuesto.

En entorno de Vizcarra espera que del Solar se cuide menos y cumpla un rol más político. “Si se cuida él, no cuida al de arriba”, comenta una de las fuentes consultadas.

A favor de del Solar está la buena relación con los ministros. Antes, Edmer Trujillo y Carlos Bruce omitían al primer ministro, pues tenían trato directo con Vizcarra, refieren las fuentes consultadas. Tras el cambio de ambos, todos los titulares de los sectores acuden primero a del Solar.

–Discusiones internas–
La llegada de del Solar ha implicado cambios de personal. Alexandra del Carpio y Constanza Paredes han dejado la secretaría de comunicación social y la jefatura de la oficina de prensa respectivamente. Sus lugares han sido asumidos por Marjorie Effio, abogada cercana a del Solar desde el Ministerio de Cultura.

El 14 de marzo, tres días después de asumir el cargo, del Solar nombró a Marjorie Effio como asesora nivel II. Casi dos meses después, asumió la secretaría de comunicación social y le encargaron las funciones de la oficina de prensa de la PCM. Con ella han entrado a trabajar Salvith Bernuy y Patricia Paz, como coordinadoras. Effio es una persona muy cercana a del Solar, y lo acompaña a todas sus actividades.

Las fuentes consultadas señalan que desde la llegada de Effio la relación con la oficina de prensa de Palacio, a cargo de Mónica Moreno, es tensa. Su historia se remonta a un incidente anterior: cuando Moreno fue directora de Imagen País de Promperú, Effio postuló al cargo de asesora de la dirección. Pese a que obtuvo 90 puntos, fue reprobada en la entrevista presencial.

Durante la gestión Villanueva, Moreno daba los lineamientos de la comunicación del Ejecutivo y la secretaría de comunicación social de la PCM las impartía a todos los ministerios. Ahora hay tensiones sobre quién asume ese liderazgo, incluso en las reuniones con todos los directores de comunicaciones de cada sector.

En comunicación con este Diario, Effio negó que haya un distanciamiento con el equipo liderado por Mónica Moreno, y señala que las coordinaciones con ese grupo es constante y cercana. Precisó que las decisiones sobre los lineamientos de comunicación se toman de forma conjunta con Palacio –una diferencia con la gestión Villanueva–, y que Salvith Bernuy y Patricia Paz están en proceso de contratación.

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada