Lunes, 26 de marzo de 2007
Poesía peruana en el Huáscar


Festival unió a autores peruanos y chilenos en histórico monitor. Doris Moromisato pidió que siguiera la campaña para recuperar los libros peruanos robados durante la guerra



Por Moisés Ávila Roldán, Corresponsal

Talcahuano, Chile. Decía Pablo Neruda, sobre las heridas sin cerrar que aún quedan entre el Perú y Chile, que no solo los deportistas, los diplomáticos y los estadistas de ambos países deben empeñarse en restañar esa sangre del pasado, sino también y con mayor razón los poetas, cuyas almas tienen menos fronteras que las de los demás. Así, el sábado, Rodolfo Hinostroza (Perú) y Raúl Zurita (Chile) se hicieron a la mar y, desde la popa del emblemático monitor Huáscar, inundaron con sus versos el puerto de Talcahuano. Cruzaron la frontera.

El repiquetear de la guitarra y el cajón acompañaron su retorno desde el histórico buque hasta el puerto, en donde otra delegación de poetas los aguardaba. El viento empezó a soplar, se llevó en algún momento los apuntes de la poeta peruana Doris Moromisato y seguramente envió las melodías de nuestra marinera hasta la habitación en la que alguna vez descansó el almirante Miguel Grau Seminario.

Talcahuano, ubicado a 529 kilómetros al sur de Santiago, Octava Región de Chile, fue escenario el sábado de un recital organizado por Chile-Poesía, denominado "Cruzar la frontera", a cargo del poeta chileno Miguel Ángel Memet. También estuvieron Miguel Ángel Zapata (Perú) y Alexis Figueroa (Chile). Los representantes de ambos países evocaron en todo momento a Neruda y a César Vallejo, e invocaron a sus connacionales a mirar hacia el futuro, dejando de lado los resentimientos de la guerra. La actividad culminó ayer con un recital poético-musical en la Plaza de Armas de Santiago.

QUE NO SE REPITA
El poeta chileno Raúl Zurita consideró una experiencia muy fuerte el poder leer sus poemas desde la embarcación. "Todo el deseo de la poesía es que hechos como la guerra no vuelvan jamás a repetirse", dijo en diálogo con El Comercio.

Respecto de sus colegas peruanos que prefirieron no acudir a dicha actividad argumentando antecedentes históricos, refirió que comprendía sus sentimientos. "Yo creo que están equivocados, pero entiendo profundamente los sentimientos. Es un gesto de hermandad y profunda reconciliación sobreponer nuestros sueños y nuestra esperanza a la historia, pero los comprendo muy hondamente", indicó.

El poeta peruano Rodolfo Hinostroza aseguró estar muy conmovido por la experiencia. "Es un ejemplo de respeto que se da a una reliquia histórica. Reafirma un sentimiento de nacionalismo limpio, sin resentimientos", indicó. También opinó sobre aquellos que se negaron a participar. "Se la pierden. Se pierden esta experiencia única. Se quedan en el pasado, que no tiene cabida en un mundo globalizado", señaló.

LOS LIBROS PERUANOS
Minutos antes de iniciar su recitación, la poeta peruana Doris Moromisato agradeció el gesto de la presidenta Michelle Bachelet de mantener abierta la posibilidad de devolver al Perú los libros que fueron sustraídos por soldados chilenos de la Biblioteca Nacional durante la ocupación de Lima, en plena Guerra del Pacífico.

Al respecto, el senador del Partido Socialista chileno Alejandro Navarro consideró que dicha gesto tendería puentes entre ambos países.





¿Cree que la situación de nuestro fútbol mejorará si Manuel Burga y su directiva salen de la FPF?
4 Deje su mensaje


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa