Ricardo Serra

author

rserra@comercio.com.pe

Ya son 50 vehículos los que, desde diciembre del 2012, han pasado por la prueba de rendimiento de combustible de El Comercio en la carretera, en la ruta Lima-Asia-Lima.

Entre los automóviles, el que más rindió fue el Tiida, en lo que podría considerarse un empate con el Celerio, Nissan Sentra 1.8, 3 y Suzuki Ciaz.

Sigue a Portafolio también en 

Y entre las SUV y pick-ups la que más rendimiento de combustible tuvo fue la New Actyon Sports, muy a la par con la Amarok y la SsangYong Rexton, las tres con motor diésel. Cabe precisar que el mantenimiento de un motor diésel suele ser más costoso que el de un gasolinero.

* El vehículo probado no contaba con aire acondicionado. La prueba se hizo con las ventanas delanteras levemente abiertas. ** Capacidad para 11 pasajeros. (Fuente: El Comercio)

Revisa el .

El rendimiento de combustible de un depende de muchos factores, como por ejemplo, el tipo de ruta, el estilo de manejo del piloto, el tráfico, las subidas, bajadas, peso llevado en el auto, entre otros. Y es un dato muy importante para los consumidores, pero que las marcas no lo indican justamente por ser tan variable.

Sin embargo, pueden establecerse ciertos parámetros, lo más homogéneo posibles, para obtener una referencia. Ahora, si lo que usted busca es un vehículo para la ciudad, tenga en cuenta que estos niveles de rendimiento de combustible definitivamente bajarán, y bastante.

Pero, ¿en qué consiste la prueba de El Comercio? El examen de rendimiento de El Comercio comenzó en el grifo Primax del km 19 de la Panamericana Sur, dio la vuelta en Asia y terminó en el grifo del km 30. Después de cada parada, se aceleró rápidamente hasta los 100 km/h y se mantuvo esa velocidad o al límite establecido (se llevó el auto a 90 km/h hasta el km 41 y luego se subió a 100 km/h; al regreso se bajó a 90 km/h desde el km 41). Los lugares de parada en la ida fueron el km 20, km 51, km 67, y al regreso el puente de Asia, el km 86 y el peaje de Pucusana. El aire acondicionado se mantuvo prendido en toda la prueba y el peso que se llevó fue unos 200 kg. La velocidad se controla con GPS y reloj. Cabe indicar que los únicos modelos probados cuyo velocímetro coincidió con la medición real fueron todos los Mazda y el Chevrolet Camaro.

TAGS RELACIONADOS