Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Más en Firmas

Firmas

Mick Jagger: el músico que ha sobrevivido prácticamente a todo, por Pedro Suárez-Vértiz

"A Mick Jagger se le ha pedido de uno a tres meses de descanso. Esperamos que la recuperación sea pronta. McCartney sigue en los escenarios. Pero el trabajo de Jagger en vivo es veinte veces más aeróbico que el de Paul".

Heart of Stone es una canción de los inicios de los Rolling Stones que me ronda la cabeza mucho en los últimos días. Mi hija Maria José se estaba yendo a EE.UU. con su enamorado para ver a los Stones el 20 de abril, por tercera vez en su vida. Sí, definitivamente es mi hija. Pero el concierto y la gira norteamericana se suspendieron sin explicación alguna. Ya mi sabio compadre Cucho Peñaloza –periodista y abogado peruano, muy amigo de Marlon Richards, hijo de Keith– me había dicho hace un mes que Jagger estaba malito.

Dicho y hecho, los Rolling Stones cancelaron su gira No Filter, efectivamente por un problema de salud de Mick Jagger. El vocalista dijo vía Twitter: “Lo siento mucho por todos nuestros fanáticos en América y Canadá con boletos. Realmente odio decepcionarlos de esta manera. Estoy devastado por tener que posponer la gira, pero trabajaré muy duro para volver al escenario tan pronto como pueda. Una vez más, enormes disculpas a todos”.

Del mismo modo se anunció que los boletos comprados se podrán reutilizar en las próximas presentaciones una vez que la salud de Mick se encuentre estable. Hoy los doctores le han prohibido salir de gira y hacer deporte extenuante. Claro, a los 75 años era de esperarse algún problema cardiaco. Ya Paul McCartney en el 2008, a los 65 años, fue sometido a una angioplastia coronaria para permitir un mejor flujo de sangre. A Jagger le sustituirán una válvula cardiaca. La cirugía será en Nueva York.

La segunda fase del No Filter Tour sería en Norteamérica, con 17 conciertos en Estados Unidos y Canadá. Esta no es la primera vez que se cancela un tour de los Rolling Stones. En el 2014 se revocó la gira australiana debido a una gran descompensación de Mick por estrés: su ex pareja L’Wren Scott se había suicidado. Jagger había terminado la relación hacía poco y quizá sintió una inevitable culpabilidad. La diseñadora estadounidense fue encontrada muerta en Nueva York, el 17 de marzo de 2014. Mick se encontraba de gira y la noticia lo devastó.

Aquella cancelación generó demandas legales que bordeaban los 10 millones de euros. Los abogados del vocalista lo defendían con el argumento de que sufrió un estrés traumático que le impidió seguir. Mientras que las aseguradoras, las cuales estaban siendo demandadas por no asumir los gastos tras la cancelación, se defendían diciendo que Mick jamás fue visto por un psiquiatra profesional.

“El grupo reclama la indemnización en virtud de un contrato que cubría la anulación de una gira tras una muerte repentina e imprevisible”, decía el pronunciamiento de la compañía. Así que las aseguradoras no consideran el suicidio como una muerte imprevisible, sino “intencional”. Este segundo estrés legal no ayudó mucho que digamos al golpeado Jagger. El cantante, con ocho hijos, cinco nietos y un bisnieto, es de piedra pero no de acero. Tampoco los demás Stones lo son.

Keith Richards también fue la causa de una gira europea aplazada en el 2006, cuando cayó de una palmera y se golpeó el cráneo mientras vacacionaba en Fiji. El guitarrista fue inmediatamente enviado en avión a Nueva Zelanda para ingresar a sala de emergencias. Keith ya contaba con 62 años. Su esposa, la supermodelo de los 80 y hoy cristiana renacida Patti Hansen, dijo que Keith literalmente casi se muere. Luego del episodio, el guitarrista declaró: “Estaba sentado sobre un tronco nudoso a cerca de 1,83 metros del suelo. Yo estaba mojado porque había estado nadando. Me caí mal, mi cabeza se golpeó con el tronco y eso fue todo”.

Charlie Watts, el baterista, fue diagnosticado con cáncer de garganta en el 2004, pese a haber dejado de fumar en la década de los 80. Watts logró superarlo, pero luego confesó que no fue nada fácil, pues llegó a creer que “se iba a morir”. Para su buena suerte, la radioterapia lo salvó.

A Mick se le ha pedido de uno a tres meses de descanso. Esperamos que la recuperación sea pronta. McCartney sigue en los escenarios. Pero el trabajo de Jagger en vivo es veinte veces más aeróbico que el de Paul. Quizá deba modificar un poco su performance. Los Stones han sobrevivido prácticamente a todo, así que será muy interesante ver cómo nos sorprenderán esta vez. //

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada