Graña y Montero
Graña y Montero
Viviana Gálvez Cordova

La empresa , socia de en el Gasoducto Sur Peruano y en la carretera Interoceánica Sur (IIRSA Sur), vería golpeadas sus acciones en el mercado bursátil por efecto de Odebrecht al menos por un periodo de tres años, según estimación de Kallpa SAB.


En ese sentido, la casa de bolsa prevé que los ingresos de Graña y Montero en sus unidades de negocios de construcción, inmobiliaria y servicios caerían 10% en el 2017 y 15% en el 2018. 

Lea también:

Asimismo, Kallpa considera que en estos tres años el precio de la acción de Graña y Montero tendría alta volatilidad. A finales de febrero del 2017, se conoció que el principal directivo de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, había asegurado ante la fiscalía que sus socias en el Perú conocían de su conducta irregular.  

Ayer, la Procuraduría Anticorrupción presentó una denuncia penal contra dichas empresas (además de Graña y Montero, están comprendidas JJC e ICCGSA) y sus principales directivos en el momento del presunto pago de un soborno al ex presidente Alejandro Toledo para que los favoreciera en los procesos de concesión de la Carretera Interocéanica. Tras conocerse la denuncia, las acciones de Graña y Montero cayeron 12,5% en la Bolsa de Valores de Lima.

En febrero, cuando se hicieron públicas las declaraciones de Odebrecht sobre el supuesto conocimiento de que sus socias tenían de la corrupción, las acciones de Graña y Montero cayeron 33% en la plaza bursátil limeña al día siguiente.

Ahora, con la denuncia penal contra Graña y Montero por parte de la Procuradoría, el riesgo reputacional de la empresa es mayor y el puede ver afectado la generación de contratos futuros, señala Kallpa.

Lea más noticias de Economía en...