Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Especiales

Se duplicaron las horas perdidas en el tráfico de Lima | #NoTePases

No Te Pases

En la última década, las horas ‘pico’ de un día hábil pasaron de ser 5 a ser más de 9. La hora punta del mediodía tiende a ampliarse y a pegarse a la noctura.

el comercio

Nancy Villón pierde cinco horas al día en un bus de transporte público. Cinco horas. Es el mismo tiempo que tardaría un auto en trasladarse ida y vuelta de Tacna a Moquegua, un viaje de 160 kilómetros por tramo. La diferencia es que Nancy solo se traslada de Surco a Lince, un recorrido de apenas 13 kilómetros. Cinco horas perdidas que ni siquiera puede usar para leer dentro del vehículo repleto.

“No estoy cruzando una ciudad entera. No vivo en la periferia. Trabajo en Lince, en Risso, y vivo en Surco, en la avenida Benavides. Hace 6 años hacía ese tramo 1:15 horas máximo. Ahora en 2:30. En total cinco horas de mi día. Hace dos años en tráfico se puso inmanejable”, dice.

El caso de Nancy grafica el de miles de limeños que pasan más de 4 horas dentro un vehículo cada día. 

No Te Pases

Los accidentes de tránsito en Lima le quitan la vida a un promedio de 500 personas cada año, según la Policía Nacional. Pero la vida de otras miles de personas también se ‘va’ lentamente en el tráfico.

el comercio

A paso lento
Los accidentes de tránsito en Lima le quitan la vida a un promedio de 500 personas cada año, según la Policía Nacional. Pero la vida de otras miles de personas también se ‘va’ lentamente en el tráfico.

En los últimos 10 años se han duplicado las horas del día consideradas como ‘pico’ (las de mayor tráfico vehicular).

Anteriormente existían cinco horas críticas, repartidas en tres intervalos del día: de 7 a.m. y 9 a.m. (ida al trabajo o centro de estudios), 1 p.m. y 2 p.m. (almuerzo) y 6 p.m. a 8 p.m. (regreso a casa).

Hoy esas horas punta se han ampliado. Según TEC Corporation, una empresa especializada en tránsito que ha instalado la mitad de los semáforos de Lima, actualmente la ‘hora pico’ de la mañana comienza a las 6:30 a.m. y se prolonga hasta las 9:30 a.m. Al mediodía, los desplazamientos vehiculares comienzan media hora más tarde que antes, a las 12:30 p.m., y se prolonga hasta las 2:30 p.m. En la tarde, la hora pico comienza a las 5 p.m. y va hasta las 9 p.m.

No Te Pases

(Infografía: Raúl Rodríguez / El Comercio)

el comercio

Sumando los períodos del día consideradas como ‘pico’ el resultado es de 9 a 10 horas, es decir, se han duplicado. Las horas punta, incluso, tienden a juntarse entre sí [ver infografía], de manera que generan una percepción de tráfico prolongado durante toda la jornada.

La congestión ha alterado significativamente la calidad de vida de las personas. Nancy Villón tampoco puede descansar. En vez de despertarse a las 7 a.m., como lo hacía apenas hace dos años, ahora debe hacerlo a las 5 a.m. No tiene tiempo para su familia ni para ir al médico si quisiera hacerse un chequeo preventivo porque la congestión vehicular le quita esas horas valiosas.

“La hora punta del mediodía se está juntando a la hora punta de la noche haciendo una gran hora punta de la tarde. Ya casi no existe una hora valle (sin tráfico) desde el mediodía hasta la noche”, dice Manuel Gregorio, gerente de TEC Corporation.

Nancy Villón agrega: “Esas horas que paso en el bus es el tiempo debería descansar para poder trabajar mejor durante el día. Soy una persona mayor. Ya es insoportable”.

#NoTePases

En Lima y Callao, entre las 6 a.m. y las 9 a.m. se realizan cerca de 2,7 millones de desplazamientos al trabajo o centros de estudios, y entre las 9 a.m. y las 11 a.m otros 2,3 millones.

elcomercio

A fin de conocer hacia dónde se dirigen los limeños durante el día, El Comercio accedió a un estudio de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico (AATE), que empleó la tecnología Big Data –movimiento del GPS de los celulares de forma anónima– que esta institución adscrita al MTC usa para planificar el futuro del transporte público integrado.

En Lima y Callao, entre las 6 a.m. y las 9 a.m. se realizan cerca de 2,7 millones de desplazamientos al trabajo o centros de estudios, y entre las 9 a.m. y las 11 a.m otros 2,3 millones. Es decir, se registran dos grandes ‘éxodos’ durante la mañana. Aquí la sorpresa: por la tarde, el retorno a casa comienza a las 3 p.m. [ver infografía]. Entre esa hora y las 9 p.m. se realizan unos 7 millones de desplazamientos hacia los hogares.

Causa y efecto
Gustavo Guerra García, ex viceministro de transportes, explica que el 70% de la congestión es causada por taxis y colectivos que, por su reducido tamaño, transportan a pocas personas pero que en suma ocupan mucho espacio. El negocio de los colectivos informales, que cubren una demanda no satisfecha por el transporte masivo, promueve el incremento del parque automotor.

“Debido a los colectivos, durante la gestión municipal anterior, en la avenida Arequipa 60.000 pasajeros se han bajado de los corredores para subirse a los informales, que pasan con mucha frecuencia pero generan que los buses formales vayan lento. Al ir el bus lento, menos gente va en transporte formal y más gente va en colectivo”, explica. Un círculo vicioso complejo de resolver.

Otro de los motivos del incremento de la congestión vial es que los softwares de los semáforos de Lima, en su mayoría, no son compatibles entre sí, lo que impide crear una continuidad (‘ola verde’ o coordinación) de los colores de las luces en una misma vía para darle fluidez.

LEA TAMBIÉN:
Semáforos mal coordinados nos quitan 30 minutos al día

“Cada fabricante que gana la licitación pone su propio sistema y mientras que la Municipalidad de Lima no exija que se cumpla con un solo protocolo no se van a poder sincronizar los semáforos”, indica Manuel Gregorio, gerente de TEC Corporation.

Primeros pasos
El 7 de marzo, el MTC publicó el decreto supremo 005-2019-MTC que aprueba el Reglamento de la Ley N° 30900, que crea la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU).

El reglamento contempla un Sistema Integrado de Transporte (SIT), que obligará a las empresas que deseen prestar servicio de transporte terrestre a contar con solvencia económica y técnica para desarrollar sus actividades.

Una vez aprobado y publicado el reglamento, las empresas de transporte deberán contar con flota propia o con títulos posesorios adquiridos legítimamente. Los conductores deberán estar en planilla.

Esta medida aliviaría el tráfico vehicular porque evitará la superposición de rutas, empleadas por empresas de buses que operan en el régimen comisionista - afiliador, en el que hay una persona como titular de la ruta, pero al no tener unidades propias convoca a transportistas sin filtros adecuados, a través de letreros como: “Se reciben buses”.

Como también reveló El Comercio en el 2018, la gestión municipal anterior permitió que combis y coasters puedan operar en Lima con autorización edilicia de cualquier otro distrito del país.

De acuerdo a expertos de transporte, colocar a conductores en planilla evitaría el ‘correteo’ para ganar pasajeros entre buses de la misma empresa, y así brindar un mejor servicio a los usuarios, como Nancy, que mañana empezará nuevamente una semana ahogada en el tráfico.

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada