Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Ciencias

Dormir mucho o poco aumenta el riesgo de sufrir de obesidad

La falta de sueño o, por el contrario, un sueño demasiado largo aumenta el riesgo de consecuencias negativas para el cuerpo

Obesidad

Desde 1975, la obesidad se ha casi triplicado en todo el mundo. (Foto: Jamoluk en Ouxabay. Bajo licencia Creative Commons)

El desarrollo del síndrome metabólico después de los 40 años está asociado con la falta de sueño o, a la inversa. Los científicos que han estudiado más de 133.000 hombres y mujeres coreanos, descubrieron que el sueño de menos de seis o más de 10 horas al día está asociado con la obesidad, niveles elevados de grasa en la sangre y, en particular, el desarrollo del síndrome metabólico, según un artículo publicado en la revista BMC.

El síndrome metabólico se caracteriza por una variedad de síntomas, el principal de ellos es la obesidad abdominal, resistencia a la insulina, hipertensión y trastornos del metabolismo de carbohidratos y grasas. Este síndrome es una de las causas más comunes del desarrollo de la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, especialmente en las personas mayores.

(Puedes acceder al artículo haciendo clic AQUÍ)

Despertador

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. (Foto: Congerdesign en Pixabay. Bajo licencia Creative Commons)

La falta de sueño o, por el contrario, un sueño demasiado largo aumenta el riesgo de consecuencias negativas para el cuerpo. En particular, una noche de insomnio reduce la tolerancia del organismo a la glucosa casi en la misma medida que todo el año de abuso de comida rápida. Científicos del Colegio Médico de la Universidad de Seúl, dirigidos por Claire Kim, evaluaron el papel del sueño en el desarrollo del síndrome metabólico. Analizaron los datos de 133.608 coreanos de entre 40 y 69 años (44.930 hombres y 88 678 mujeres).

También preguntaron a los participantes acerca de cuántas horas al día en promedio, durmieron durante el año pasado, y en base a la respuesta, los dividieron en cuatro grupos: menos de seis horas, de seis a ocho horas, de ocho a diez horas, y más de diez horas. La presencia del síndrome metabólico se verificó en base a varios parámetros:

►Una cintura de más de 90 centímetros en hombres y 80 en mujeres;
► Nivel de grasa en la sangre superior a 150 miligramos por decilitro;
► Nivel de colesterol con lipoproteínas de alta densidad;
► Presión arterial por encima de 130/85; nivel de glucosa en la sangre superior a 100 miligramos por decilitro.

Al grupo de personas con síndrome metabólico se incluyó a aquellos que aprobaron tres o más de los criterios enumerados.
En conclusión, dormir menos de seis horas al día se asoció con un mayor riesgo de síndrome metabólico en hombres y el aumento de la circunferencia de la cintura en hombres y mujeres. Dormir más de diez horas al día se asoció con el síndrome metabólico y el aumento de los niveles de grasa en la sangre en hombres, y con todos los factores de riesgo para el desarrollo del síndrome metabólico en mujeres.

No obstante, los científicos señalan que sus resultados deben interpretarse con cautela: los datos sobre el sueño de los participantes se basaron en su testimonio personal y pueden ser poco confiables.

(Fuente: N+1)


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada