Módulos Temas Día

Más en Perú

ProInversión: ¿Más pendientes que obras a ejecutar este año?

La entidad redujo su cartera de proyectos de US$5.589 millones a US$4.510 millones. Expertos discrepan sobre la capacidad de la entidad para sacar adelante las obras

Pro Inversión

Foto: Difusión

Con la presentación de las perspectivas de inversión para el período 2018 al 2021, la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) modificó nuevamente su cartera de proyectos a licitar este año y la redujo de 23 a 18 proyectos. Así, pasó de un valor de US$5.589 millones a US$4.510 millones.

Entre las obras más significativas resalta el proyecto cuprífero Michiquillay, valorizado en US$1.950 millones, que representa más del 40% del monto de la cartera. La concesión minera iba a ser licitada el 20 de diciembre del 2017, pero fue postergada hasta el 20 de febrero, dada la complicada coyuntura política.

Alberto Ñecco, director ejecutivo de ProInversión y encargado principal desde la salida de Álvaro Quijandría, señaló que la decisión era “lo más pertinente para la salud del proyecto”.

Ñecco indicó que aprovecharon este plazo para conversar con los postores precalificados y analizar qué aspectos del contrato podrían abonar a una mayor competencia en el proceso. Agregó que de haber sugerencias de mejora, las tendrán en consideración en las próximas semanas.

También, figuran entre los pendientes de buena pro el ferrocarril Huancayo-Huancavelica, el Terminal Portuario Salaverry –que se concretaría este primer semestre–, el sistema de tratamiento de las aguas residuales de la cuenca (PTAR Titicaca), entre otros.

LOS QUE SALIERON

Pro Inversión retiró del listado aquellos proyectos que, según Ñecco, están siendo reestructurados y rediseñados para que puedan ser incluidos en el corto plazo.

Este fue el caso del anillo vial periférico, que apunta a conectar la Av. Faucett con la Av. Circunvalación a través de una autopista de 34,8 km, cuya inversión estimada asciende a US$2.000 millones.

“Nos estamos tomando el tiempo para determinar interferencias [en el anillo vial], problemas de predios, y para definir un cronograma sincero para la ejecución del proyecto. Vamos a incorporarlo una vez tengamos las interferencias claramente identificadas”, indicó Ñecco.

También fueron excluidos el tramo 4 de la Longitudinal de la Sierra –valorizado en US$465 millones–, postergado hasta el 2019; obras de saneamiento, como el PTAR Tambo y Chilca-Junín, y obras de cabecera de Sedapal.

Tampoco estarían consideradas las líneas 3 y 4 del metro de Lima, pues el estudio de demanda integral aún permanece en manos del MTC.

DISCREPAN

Para los expertos, las metas de Pro Inversión siguen siendo ambiciosas, a pesar de haber una reducción en la cartera de proyectos, pero discrepan sobre la capacidad de Pro Inversión para sacar adelante las obras.

Juan Carlos Odar, director ejecutivo de Phase Consultores, señaló que lo proyectado por la agencia implica alrededor de 50% más de la suma concretada en los últimos tres años, a pesar de ser una menor cantidad de proyectos previstos. Esto, debido a que son proyectos más grandes, lo que implicaría mayor riesgo en la ejecución.

“La evidencia de años anteriores muestra que las metas de Pro Inversión usualmente son revisadas, en el tiempo, a la baja. Habría que ver el ritmo de ejecución en los siguientes meses”, precisó el experto.

Para Flavio Ausejo, profesor de la Escuela de Gestión Pública de la Universidad del Pacífico, la pregunta del millón que deberá responderse es en qué ha cambiado Pro Inversión para garantizar la ejecución del 100% de proyectos de la lista.

El experto criticó que, desde el Gobierno, no haya claridad en las estrategias para lograr objetivos de inversión, y precisó que la evidencia más fuerte de esto es que aún no se haya nombrado a un director tras la salida de Álvaro Quijandría, que ocurrió meses antes del ruido político.

“La sensación [que deja] es que el Gobierno no tiene interés en utilizar mecanismos de APP para promover inversión, porque los proyectos en la lista ya tienen bastante tiempo ahí”, dijo. También consideró que las proyecciones son más optimistas de lo que deberían ser en el contexto actual.

No obstante, para Elmer Cuba, socio de Macroconsult, las proyecciones de Pro Inversión son verosímiles, puesto que muchos de los proyectos en cartera ya están avanzados y, por ello, deberían proceder. Asimismo, anotó que es sano que la entidad sincere sus metas para este período.

“Hay que ver cómo se avanza en estos meses y qué mejoras pueden haber. El cambio de Gabinete va a trazar eso, pero existe espacio y mercado para crecer y [las inversiones] deberían fluir sin problemas”.
Cuba indicó que los cambios en el Gobierno no representan un riesgo, puesto que ni en Pro Inversión ni en el Ministerio de Economía se han visto movimientos drásticos.

Por su parte, Ñecco resaltó que la Dirección de Servicios al Inversionista de la entidad viene haciendo esfuerzos por estandarizar el proceso de promoción de la cartera de proyectos a escala internacional, a través de la nueva estrategia comercial de segmentación, promoción y fidelización de potenciales inversionistas.

Lea más noticias de Economía en...

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada