Choferes gastan desde S/.800 en reparar autos por pistas rotas
Choferes gastan desde S/.800 en reparar autos por pistas rotas

El jirón Mendoza Merino, en La Victoria, parece un campo de batalla, con huecos que parecen trincheras. La responsabilidad le corresponde al municipio distrital, que inició trabajos hace tres semanas y luego los abandonó. Por supuesto que el problema no es una exclusividad de esta zona, ni siquiera del distrito (uno con las peores pistas de Lima): el drama lo sufren peatones, pero en especial conductores en toda la ciudad.

#MapeaTuHueco: Mira el mapa creado por nuestros lectores

Importantes avenidas como Salaverry, Brasil, Universitaria o Arequipa, todas vías metropolitanas y cuyo mantenimiento debe hacerlo la , presentan agujeros de hasta dos metros de largo o un parchado deficiente. En las vías locales, que están bajo la administración de los distritos, la situación no es mejor: Pueblo Libre, Breña, Lince, San Isidro o San Martín de Porres, por citar algunos ejemplos, tienen sus calles en completo abandono. 

Cada año, un conductor puede gastar desde S/.800 en reparaciones a causa de los baches, estimaron mecánicos y especialistas en transporte consultados por El Comercio.

Uno de ellos, Mario Ramos, dijo que esa cifra se aplica en los autos de carrocería baja y que se usan cuatro horas al día en promedio, pero si sufren un daño mayor en la dirección, el tablero o la suspensión, los costos pueden superar los S/.1.500. “Los taxistas que le dan un uso mayor, son los más perjudicados”, comentó.

Pero la (AAA) y la ONG Luz Ámbar elevan la cifra. Según dicen, se pueden gastar entre S/.1.000 y S/.1.500 en reparar los daños que sufren los vehículos como consecuencia de las pistas en mal estado.

“La suspensión, los amortiguadores, las llantas, la dirección y los frenos son lo que más se malogra. A ello se suman las refacciones colaterales producto de los choques”, señala Edwin Derteano, presidente de la AAA.

Un chofer cuyo auto resulta dañado por las pistas deterioradas está en desamparo, pese a que el Reglamento Nacional de Tránsito advierte que los administradores de las vías (las municipalidades) deben hacerse responsables.

Luis Quispe Candia, presidente de Luz Ámbar, subrayó que pocos conductores inician procesos contra los municipios, ya sea por desconocimiento o por la demora en la solución de casos, que pueden tardar años.

El último anuncio de la Empresa Municipal Administradora de Peaje () tiene que ver con el mantenimiento en la Av. Brasil, una pista repleta de huecos y que se culminaría en tiempo récord antes del 28 de julio, antes de la Gran Parada Militar.
“El anuncio demuestra la improvisación. Se trata de una vía que soporta un tránsito pesado. Eso se debió hacer con tiempo”, dijo el experto en ingeniería de pavimento Néstor Huamán.

A través de una comunicación vía e-mail, Emape informó que en el 2014 la inversión total será de S/.32 millones. Se detallaron trabajos en las avenidas Arica, La Marina, Universitaria, Bolivia y Arequipa. Sin embargo, un recorrido de El Comercio detectó huecos de gran dimensión y trabajos a medio terminar.

Obras mal hechas 
“Son obras populistas. Los alcaldes tapan huequitos y aparentemente la pista queda bonita, pero eso no dura ni tres meses porque la fisura original sigue igual”, opinó Huamán.

El especialista sostuvo que una vía nueva debe durar entre 15 y 20 años, pero en Lima las pistas se reparan a los 5 años.