Redacción EC

ADRIANA GARAVITO

Hace cinco años, inauguró la muestra “”. La idea parecía simple: juntar a varios artistas y armar, a través de la estética de los cómics, una exposición distinta y divertida.

La idea se recibió con los brazos abiertos. Desde entonces las propuesta se ha consolidado. Y ahora, cinco años después, son 21 artistas los que le dan vida a esta propuesta renovadora. 

SIN ESTEREOTIPOS
Al ver la muestra hay dos conceptos que vienen a la mente: pop art o arte contemporáneo. Sin embargo, la directora de la galería, , asegura que darle una definición a la colectiva sería encasillar los trabajos de cada artista –que incluyen pintura, grabados, ilustración y animación– y eso es justamente lo que no quiere hacer.

“Siento que en Lima todavía existe esta percepción de que el arte es solo elitista y, por eso, muchas veces me critican”, comenta. “Pero la verdad es que esta exhibición es una manera de demostrar que el arte se puede tratar de otra manera. Aquí, por ejemplo, se trabaja de forma horizontal y además se busca darle espacio al trabajo de artistas que recién han salido de sus escuelas o que nunca han tenido una exposición”.

En ese sentido, se pueden encontrar trabajos no solo de artistas limeños, sino también de trujillanos y cusqueños. Un ejemplo de este último grupo es Nina Pinchi Pinchi. Su trabajo son cuadros que retratan juguetes que evocan la infancia.

“Comencé a pintar juguetes porque una vez vi a un niño jugando con una pelotita brillante”, cuenta. “Al verla rebotar en el piso tuve la necesidad de dibujarla y bueno, me di cuenta de que los dibujos que recuerdan la infancia pueden ser alegres y nostálgicos”. 

UN CHISTE NO TAN GRACIOSO
La lucha contra el bien y el mal está expuesta en casi todas las paredes. Además, íconos mundiales como Hello Kitty, Spiderman o Darth Vader también están representados a su manera. 

Por supuesto, la imaginación de cada artista también está plasmada en nuevos personajes. Sin duda, hay un toque infantil y se leen historias lúdicas. Pero es importante recalcar que un cómic no necesariamente tiene que ser divertido.

“Cada uno tiene una perspectiva”, dice Óscar Alarcón, uno de los artistas. “Mi lado es más nostálgico. Ante esto, Anilú Aróstegui agrega: “Depende de cada uno, de cómo quiere enfocar su trabajo”. 
 
Pero si en algo están todos de acuerdo es que “Cómics” tiene como fin hacer que quien la visite la pase bien y entienda sin dificultades lo que está viendo. “Creo que nos juntamos porque nos gusta que esta estética sea para el público muy fácil de asimilar”. Fidel Barandiarán agrega: “Quizá en otros lados del mundo este tipo de muestras son normales, pero aquí en Lima son nuevas, casi únicas”.

MÁS INFORMACIÓN
Lugar: Galería Delbarrio.
Dirección: Calle Bernardino Cruz. 148, Chorrillos.
Día y hora: martes a sábado de 12 a 7 p.m.
Ingreso: libre.