Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Libros

Gálvez Ronceros: Reynoso y Gutiérrez tenían aún mucho para dar

Conversamos con el escritor Antonio Gálvez Ronceros sobre su libro de cuentos "La casa apartada" (Alfaguara, 2016)

Gálvez Ronceros: Reynoso y Gutiérrez tenían aún mucho para dar

Gálvez Ronceros: Reynoso y Gutiérrez tenían aún mucho para dar

Sorprende la frescura con la que Antonio Gálvez Ronceros responde cada pregunta que se formula sobre “La casa apartada”, su más reciente libro de cuentos publicado por Alfaguara. El autor de 84 años de edad, una de las figuras preponderantes del recordado Grupo Narración, conversó brevemente con “El Comercio” sobre este conjunto de seis relatos que tiene en la marginalidad y el humor a sus dos elementos más resaltantes.

El escritor nacido en Chincha –que ya ha publicado “Los ermitaños”, “Monólogo desde las tinieblas”, “Historias para reunir a los hombres”, “Aventuras con el candor” y “Cuadernos de agravios y lamentaciones” -- también dedicó unas palabras de afecto para los fallecidos Miguel Gutiérrez y Oswaldo Reynoso, sus amigos fundadores del celebrado Grupo Narración, y sobre los que considera aún tenían la frescura para aportar más a la literatura peruana.

-¿Por qué eligió al relato “La casa apartada” para que dé título a este nuevo libro de cuentos?

Nunca antes un título de uno de mis relatos daba nombre al libro de cuentos. Esta es la primera vez. ¿Por qué? Probablemente porque en el relato “La casa apartada” el lenguaje es más elaborado y complejo en relación con el resto.

-¿Cuál es la esencia del conjunto de cuentos que integra “La casa apartada”?

Los personajes y el ambiente en el que se desplazan estos son elementos que considero marginales. Por ejemplo, la campiña es un elemento hasta cierto punto marginal. La ciudad es un ámbito muy actualizado, mientras que la campiña es algo que está ciertamente refundido. Y por tanto los personajes que viven en dicho ambiente son tocados por la marginación. Incluso el lenguaje que utilizan se aparta, en algunos rasgos, de la formalización en el uso del castellano.

-En el cuento “Jacinto y Manfreda”, un campesino de Piura se obsesiona sexualmente con una burra, la compra y la convierte en su ‘mujer’. Pero luego aparece otro sujeto y se la roba, desatándose una historia casi criminal. ¿Este relato rarísimo y muy bien trabajado surge de un hecho real o es enteramente ficticio?

(Risas) sí, parte de un hecho real. En la década del setenta llegó a mis manos un libro con un título muy ambicioso y solemne: “La delincuencia en el Perú”.  Pensé encontrar un trabajo muy acucioso sobre ese tema pero me decepcioné porque era un conjunto de partes policiales muy escueto de cada uno de los departamentos del Perú. En uno de esos partes encontré el caso de un triángulo amoroso entre dos campesinos y una burra. Incluso uno de estos rapta a la burra y crea toda una tragedia en la vida del ‘rival’. Más adelante, el ‘marido’ de la burra persigue al ladrón, lo ubica y lo asesina. Finalmente, el asesino huye por varios países de la región. Tomé esta idea en un sentido irónico y así la trabajé. Claro que también inventé muchas cosas, el lenguaje, situaciones y detalles que no estaban en el parte policial. Y la ironía concluye cuando el ‘marido’ de la burra se traslada a Europa y reaparece frecuentando un café muy conocido, el Old Navy. Se luce junto a una ‘mujer’ enorme que no habla, tiene un cuello enorme y grueso que oculta con un collar de muchas vueltas. Además viste un sombrero que le cubre las orejas y un faldón inmenso. El cuento termina con una descripción de la apariencia de esta ‘mujer’…

-El relato “La madrugada triste” también tiene algo de policial…

Así es. Y tiene un tono completamente distinto a los anteriores, pero también está hecho sobre la base de otro parte policial que encontré en el mismo volumen que te mencioné en la respuesta anterior. Sin embargo, en este caso no hay el procedimiento mediante el cual la policía descubre al criminal que se despachó a toda una familia. Tuve que inventar varios elementos para dar con el criminal.

-Hay algo muy notorio en su obra y es el regionalismo, las provincias, las huellas del interior del Perú…

Por supuesto. Yo he sido de la ciudad (Chincha). Pero en provincia las campiñas están muy cerca de la ciudad, y yo tuve mucho contacto con ellas desde mi adolescencia. He sido amante particular del modo de hablar de los campesinos, me ha gustado mucho. Cuando escribo sobre estos personajes trato de acercarme a su modo de hablar. Y las historias de “La casa apartada” se desarrollan en las campiñas. Un tema que también me ha rendido como argumento bastante es el de los ladrones de gallinas. Aunque en uno de los cuentos de este libro falla la ‘fórmula’ porque el ladrón se acerca a robar unas gallinas y aparece un perro.

-Este año murió Miguel Gutiérrez y el año pasado Oswaldo Reynoso, dos grandes exponentes de la literatura peruana contemporánea con los que usted encabezó el Grupo Narración hace medio siglo ya. ¿Se va sintiendo algo más solo tras estas desapariciones físicas?

Lamento la desaparición de estos dos escritores que fueron mis amigos. Pienso que todavía tenían mucho por delante para seguir dando a conocer lo que podían crear. Y sobre todo Miguel Gutiérrez, al que se le notaba con los bríos para ello. Se trata de un par de escritores formidables. Siempre me gustó lo que ambos escribían. Mi amistad data con ellos data de muchos años atrás. Tuvimos una aventura literaria muy grata en el Grupo Narración, que integré y que, al parecer, dejó huellas porque los críticos siguen refiriéndose a este.

-¿Afronta la literatura usted de la misma manera que lo hacía cuando publicó “Los ermitaños” en el año 1962?

Sigo en la misma línea. Si bien he incursionado por otros temas, el ambiente campesino y sus problemas cotidianos están en mi primer libro, también en el segundo, y recién en el tercero se rompe el esquema. En mi cuarta obra también está como escenario la ciudad. Pero con este quinto libro de cuentos vuelvo al ambiente en donde creo que tengo algunas cosas más que hacer aún.

-Desde la aparición del Grupo Narración hasta hoy, usted ha dejado huella en muchos narradores peruanos. ¿Se da algo de tiempo para leer a nuevos autores peruanos?

Ahora mismo hay otras cosas que ocupan mis lecturas, sin embargo, espero tener tiempo para enterarme lo que vienen haciendo los nuevos representantes de nuestra narrativa.

SOBRE EL LIBRO
Título: La casa apartadas
Género: Cuento
Editorial: Alfaguara
Precio: S/49

Tags Relacionados:

FIL Lima

Antonio Gálvez Ronceros


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada