Cinco claves sobre el temido ébola y su propagación
Cinco claves sobre el temido ébola y su propagación

Londres (AP)

Dos estadounidenses que han trabajado para atender pacientes de ébola en África han contraído la enfermedad. Las autoridades dicen que serán trasladados al Hospital de la Universidad Emory en Atlanta en una unidad estrictamente aislada. El primero llegó el sábado y el otro pocos días después, dijeron directivos del hospital.

Aquí algunos aspectos básicos sobre el ébola y su propagación:

1. EL BROTE DE EBOLA EN ÁFRICA OCCIDENTAL ES AHORA EL MAYOR DE LA HISTORIA. El brote actual en Liberia, Guinea y Sierra Leona ha enfermado a más de 1.300 personas y ha matado a más de 700 este año.

2. SIN EMBARGO ALGUNOS ENFERMOS HAN SOBREVIVIDO. Aunque la tasa de mortalidad de ébola puede llegar al 90%, las autoridades de la salud en las tres naciones dicen que algunos se han recuperado y que la tasa actual es de un 70%. Los que mejor resultado obtuvieron fueron quienes buscaron atención médica inmediata y recibieron tratamiento para prevenir la deshidratación, aunque no hay un tratamiento específico para el ébola.

3. EL ÉBOLA PUEDE PARECERSE A MUCHAS OTRAS ENFERMEDADES. Los primeros síntomas de una infección del ébola incluyen fiebre, jaquecas, dolores musculares e irritación de garganta, según la . Puede ser difícil distinguirlos de los síntomas de la malaria, la fiebre tifoidea o el cólera. Solo en etapas posteriores los enfermos padecen hemorragias internas y externas, por la nariz y oídos.

4. EL ÉBOLA SOLO SE PROPAGA MEDIANTE FLUIDOS CORPORALES. El virus del ébola no se transmite por el aire sino por contacto con los fluidos corporales de una persona infectada: sangre, sudor, vómitos, heces, orina, saliva o semen. Por eso es muy improbable el contagio por medio de un contacto casual en un lugar público.

5. EL TEMOR Y LA DESINFORMACION AGRAVAN LA SITUACION. En cada uno de los países afectados, los trabajadores de la salud y las clínicas han sido atacados por residentes presas de pánico que erróneamente acusan a los médicos y enfermeros extranjeros por llevar el virus a comunidades remotas. Algunos familiares han retirado a pacientes de ébola de los hospitales, incluso una mujer en la capital de Sierra Leona que después murió. La policía tuvo que apelar a los gases lacrimógenos para dispersar un grupo de personas que atacó un hospital en el país.