Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Venezuela

Guaidó redobla desafío contra Maduro tras reunirse con Macri en Argentina

Juan Guaidó llegó a Buenos Aires, luego de una breve visita a Paraguay. La audiencia con el presidente argentino Mauricio Macri se realizó en la residencia de Olivos

Juan Guaidó

El presidente de Argentina fue uno de los primeros en reconocer a finales de enero la proclamación de Juan Guaidó como mandatario encargado de Venezuela. (Foto: AFP)

AFP

Buenos Aires. El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, dijo el viernes desde Buenos Aires, tras reunirse con el presidente de ArgentinaMauricio Macri, que volverá "muy pronto" a su país, pese a las amenazas de la dictadura de Nicolás Maduro.

Guaidó formuló estas declaraciones durante una conferencia de prensa como parte de la gira por países sudamericanos que le han brindado apoyo en desafío a Maduro.

¿Quiénes son y qué hacen los familiares de la cúpula de Nicolás Maduro? | FOTOS

Juan Guaidó llegará al Perú el domingo

Rusia se comprometió a seguir apoyando a Venezuela con ayuda humanitaria

“La vuelta a Venezuela va a ser muy pronto. Hay una dictadura que persigue, el ejercicio de la política está criminalizado”, sostuvo el joven dirigente. “Estamos conscientes del riesgo que hay”.

Guaidó llegó a la capital argentina tras visitar Paraguay y Brasil, donde también fue recibido por sus respectivos mandatarios. Tras Argentina visitará Ecuador, según confirmó el presidente Lenín Moreno el mismo día en rueda de prensa, y después seguiría a Perú.

En Buenos Aires lo recibió en el aeropuerto local el canciller argentino Jorge Faurie y luego se trasladó a la residencia presidencial de Olivos, suburbio al norte de la ciudad. Ciudadanos venezolanos, a favor y en contra del dirigente, se acercaron al acceso del complejo e intercambiaron algunos insultos. 

Macri fue uno de los primeros gobernantes en reconocer a Guaidó en un gesto que marca el contraste en la política exterior de la mayoría de los actuales gobiernos de Sudamérica respecto a sus antecesores de centro-izquierda, que apoyaban a Maduro.

“Es muy importante el reconocimiento de Argentina. Se inicia una nueva etapa en relación Venezuela-Argentina, basada en derechos, democracia, libertad”, sostuvo Guaidó.

Consultado sobre si el abierto apoyo que le brinda Estados Unidos no es suficiente y que debería también obtener el reconocimiento de otras potencias como Rusia y China, que hasta ahora mantuvieron su apoyo a Maduro, Guaidó aseveró que “ya está abierto (el canal de negociación). No es sencillo, toma tiempo generar confianza”.

La víspera China y Rusia vetaron una resolución crítica al gobierno de Maduro en el consejo de seguridad de Naciones Unidas impulsada por Estados Unidos.  

Después de su encuentro con Macri y con la prensa, Guaidó se dirigió a un gran número de venezolanos apostados en las afueras de la cancillería argentina y cantó el himno de su país con ellos.

“Queremos volver a nuestro país”, decían muchos de ellos, mientras Guaidó los espoleaba y los animaba a no bajar la guardia. “El dilema hoy en nuestro país es entre la dictadura y la democracia, ha sido muy conmovedor ver aquí a miles de venezolanos, estamos en una transición que es inevitable y que Maduro está haciendo costosa, solo eso”, se pronunció en medio de la aclamación popular.

- Arremete contra Cuba -

Guaidó aseveró, durante su conferencia de prensa, que el 80% de las fuerzas armadas de su país "están a favor de un cambio", pero acusó a Cuba de injerir en su país y aterrorizar a los militares para que no lo apoyen.

"Si hay una injerencia en Venezuela es Cuba sobre Venezuela, donde manejan parte del aparato de inteligencia y contrainteligencia sobre todo dedicado a aterrorizar principalmente a los militares para que no se pronuncien abiertamente", dijo Guaidó.

"Me atrevo a decir que el 80% de las fuerzas armadas están a favor de un cambio. Ahora, 160 militares de alto rango están presos desde el 2018", recordó.

Según añadió, "por primera vez en muchos años" que desde la dirección política se le habla "clara y directamente" a las fuerzas armadas, y "establecer confianza entre los sectores políticos toma tiempo, imagínense establecer confianza con los militares", "que los persiguen y los torturan".

Guaidó recordó que desde su Gobierno interino han ofrecido amnistía y garantías a los militares que apoyen una transición y retiren su confianza a Maduro.

"Estamos en ese proceso, pero hay que seguir presionando. hay que seguir buscando los métodos de comunicación", agregó e hizo una reflexión: "Imagínense por un segundo a un Maduro sin armas".

Sobre una eventual intervención militar en el país para expulsarlo del poder, Guaidó reiteró que "la opción es la paz", a pesar de que insistió en que ahora no la hay en Venezuela.

"Hay que tener mucha responsabilidad con respecto a esto. Entendemos que es una última opción de fuerza que nadie quiere. Estamos trabajando por una transición para una Venezuela libre", enfatizó, para recordar que su plan es lograr el "cese de la usurpación" del poder por parte de Maduro para iniciar un Gobierno de transición y convocar elecciones libres.

Más temprano, Guaidó había anunciado más movilizaciones callejeras y el ingreso de ayuda humanitaria a su país para mitigar las necesidades de más de 300.000 personas durante una visita a Paraguay en la que fue recibido con honores oficiales.

"Paraguay es un hermano de la causa democrática que comparte nuestros ideales de libertad y solidaridad", dijo.

"Los que actualmente usurpan los símbolos de mi país no podrán contener el proceso de reconstrucción democrática y económica. Venezuela tiene enormes recursos petrolíferos pero sufre una crisis económica", añadió en una declaración pública en el palacio de gobierno local, sin aceptar preguntas de la prensa. Informó, además, que unos 600 oficiales de las fuerzas armadas "se pusieron del lado de la constitución", sin dar mayores detalles.

Guaidó llegó procedente de Brasil, donde se entrevistó con el mandatario Jair Bolsonaro. Por su parte, una fuente diplomática que pidió no ser identificada por no estar autorizada para declarar de forma oficial dijo a The Associated Press que el líder de la Asamblea Nacional venezolana visitará Lima el domingo. “Es parte de la gira que viene realizando en la región”, agregó.

Venezuela sufre una crisis política y económica que, según cifras de las Naciones Unidas, ha obligado a más de tres millones de personas a abandonar el país.

Paraguay rompió relaciones diplomáticas con el régimen de Nicolás Maduro el 10 de enero cuando el presidente Mario Abdo Benítez desconoció su nuevo mandato junto a otros 12 Estados que integran el llamado Grupo de Lima. Estados Unidos y varias naciones latinoamericanas y europeas han dado su respaldo a Guaidó.

Guaidó, de 35 años y militante del partido Voluntad Popular, se autoproclamó el 23 de enero presidente encargado de Venezuela hasta que se realicen nuevas elecciones.

La oposición venezolana afirma que el resultado de los comicios de mayo del 2018 en los que Maduro fue reelecto es ilegítimo porque muchos electores se quedaron en su casa en rechazo a la elección, la oposición fue proscrita y empleados públicos y beneficiarios de programas sociales del gobierno fueron presionados para votar por Maduro.

Desde el 2013, cuando Maduro fue elegido sucesor del fallecido Hugo Chávez, la economía del país tuvo declive en sus principales indicadores, según informes del Parlamento y organismos internacionales. La hiperinflación, uno de los mayores problemas económicos de Venezuela, cerró el año pasado en 1.698.000%, de acuerdo con datos proporcionados por el Congreso venezolano.

Fuente: AP / EFE


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada