Pese a que aún no se recuperan de los daños causados por El Niño Costero, los pueblos del Bajo Piura –los más golpeados por el desastre natural– celebraron los carnavales en medio de un ambiente de desbordante algarabía. En Bernal y Cristo Nos Valga, en la provincia de Sechura, los diferentes bandos organizaron dos días de fiesta, baile, yunce y mucha comida y trago.

Alexis Alvarado Reaño es el padre de una pequeña que este año fue una de los tres mayordomos del bando verde de Cristo Nos Valga. Este pueblo, ubicado a una hora de Piura, mantiene viva la costumbre de los juegos de carnavales. “Es tradición, toda mi familia siempre ha sido del bando verde. Hemos invertido S/. 7 mil, para celebrar el carnaval y regalar todo: comida, trago, música, un yunce y dos días de pura fiesta”, cuenta Alvarado.

En su casa una banda de músicos hace bailar a los invitados: gente del pueblo, y desconocidos que llegan en busca de diversión. La familia ha preparado arroz con estofado de res y menestra, que se acompaña con chicha de jora y cerveza. En total, este año los tres mayordomos del bando verde han invertido S/. 25 mil, para festejar los carnavales, cuyo cierre lo realizan con la orquesta de cumbia Los Bances.

Mi casa es tu casa
Los días de carnavales los asistentes beben 300 cajas de cerveza, solo en casa de los mayordomos de este bando. Al frente está el bando rojo, que ha contratado a la orquesta de Grupo 5 para festejar esta fiesta. Alvarado, del bando verde, dice que “nosotros no vemos esto como negocio, sino como una ofrenda por tradición. Hay otros bandos que hacen bailes con orquestas caras para recuperar parte de lo invertido”.

En Bernal, un pueblo a 15 minutos de Cristo Nos Valga, la orquesta Agua Marina anima el baile gratis del bando verde. Unas cuadras más allá, en el pueblo de Chancay, Armonía 10 hace lo mismo con los asistentes. Y así, en esta época de carnavales, las orquestas de cumbia dejan sus presentaciones en Lima para animar el tradicional carnaval en el Bajo Piura.

En La Unión, pueblo de la provincia de Piura, también los carnavales se celebran a lo grande: con orquestas de cumbia, mucha comida y trago. Además, el último día se organiza un desfile de carros alegóricos, que son embellecidos con las reinas de cada bando. Estas celebraciones terminan antes del miércoles de ceniza, que es cuando empieza el tiempo de Cuaresma, la preparación para la Semana Santa.

TAGS RELACIONADOS