La versatilidad es una de las principales características de una modelo. Esa capacidad de camaleón para transformase en cada desfile, sesión de fotos o campaña. Y el cabello es una de las grandes ‘armas’ para lograr cambiar a cada instante.

"El pelo de una modelo es muy importante para los diseñadores", dice Lorena Reyes, booker y coordinadora de Elite Model Look Perú. Y es que las modelos deben poder cumplir las propuestas de los modistos sin complicaciones. Propuestas que incluyen looks con peinados variados.

A continuación algunas de las características del cabello ideal de una modelo.

- Debajo de los hombros: El cabello largo permite realizar casi cualquier peinado: moños, cola de caballo, trenzas. Por ello lo más conveniente y práctico para los diseñadores, los estilistas y la propia modelo es el cabello debajo de los hombros.

- Sin capas: Un corte recto, no en degradé, es el indicado. Así se trabaja con un solo bloque de pelo y no con varios niveles que se pueden “escapar” a la hora hacer los peinados. Además, así no se necesitará de ganchos o pinzas.

- Adiós cerquillos y flequillos: Cuando la modelo tiene cerquillo o flequillo, lo más seguro es que los estilistas deban ocultárselo en los desfiles de pasarela o sesiones de fotos para poder cumplir con los peinados propuestos por los diseñadores.

- Ondas y extensiones: El cabello ondulado no es un problema, pero sí deberá ser más manipulado (planchado, cepillado) al peinarlo. En cuanto a las extensiones, algunas modelos prefieren su uso cuando llevan el pelo corto.

- Sano y salvo: Un cabello sedoso y brillante es el requerimiento más importante en la melena de una chica de pasarela. Una modelo debe cuidar su melena con mayor dedicación debido a su constante manipulación.