Alex Morris, director comercial de Xertica
Alex Morris, director comercial de Xertica
Marcela Mendoza Riofrío

Periodista

marcela.mendoza@comercio.com.pe

Alex Morris, actual director de ventas de Xertica en el 2019 y ex IBM, comenta los avances y desafíos que enfrentan las empresas locales de cara a la (TD), y nos acerca a nuestra realidad las cifras regionales obtenidas en el estudio: “Estado de la TD Latam”.

¿Cuáles de los indicadores regionales obtenidos en el citado estudio se repiten o son muy cercanos a la realidad del Perú?

En el Perú, podemos encontrar una similitud con respecto a los otros países de Latinoamérica. La TD ha sido desde hace pocos años un tema recurrente entre las grandes empresas peruanas (de hecho, las big four de la banca comercial peruana han sido las first movers en ese sentido, seguidas por industrias como retail y consumo masivo). Lo que tenemos ahora es que la necesidad de una transformación dejó de ser preocupación exclusiva de las corporaciones. Sin duda, las pymes se han sumado a esta ola al ser conscientes de que no pueden perder competitividad en ningún frente.

¿Se ha visto un impacto en la productividad peruana?

En el caso del Perú, sí hablamos de productividad y su incremento por el uso de tecnologías cloud. Podemos ver que el 79,8% de las empresas mejora sus resultados luego de su adopción gracias a la eficiencia y a la flexibilidad que le da a sus modelos de negocio. Además, luego de dicha adopción, nuestro estudio encontró que un 73,9% de los encuestados señaló que su volumen de ventas fue impactado de manera positiva. La capacidad de desplegar productos y servicios de manera más ágil en un mercado tan dinámico permite que los resultados mejoren considerablemente. Hoy en día, podemos encontrar que las nuevas tecnologías en las empresas están cobrando mucha fuerza y ya se encuentran presupuestos destinados. En esa línea, se están creando cada vez más áreas de innovación.

¿En qué factores hay menos madurez local? ¿Por dónde están los retos? Considerando los resultados obtenidos luego de realizar el estudio, podemos encontrar algunas oportunidades de crecimiento en el Perú. Por ejemplo, en seguridad, hemos encontrado que persiste el desconocimiento en cómo resguardar la información en la nube y el temor de utilizar todas sus herramientas disponibles. También hemos encontrado que algunas empresas temen por los puestos que ya no serán necesarios en la empresa cuando en realidad se deberían de estar enfocando en cómo recolocar estos recursos en áreas que generan mayor valor para el negocio. Hemos hallado además que existe un 14% de colaboradores en las empresas que cree que la implementación de nuevas tecnologías es única responsabilidad del área de TI. Esto es un error algo frecuente y totalmente distinto a la realidad. Los beneficios son para todos.

PRINCIPALES HALLAZGOS DEL ESTUDIO
● Las ventas de una empresa pueden mejorar en 74.8% con la adopción de nuevas tecnologías.
● La productividad de los empleados mejora en 80%.
● 9 de cada 10 líderes empresariales están de acuerdo en que iniciar el camino hacia la transformación digital es vital para mantener competitividad.
● El 43% de líderes admiten que sus empresas invierten entre 10% y 30% de sus presupuestos anuales en tecnología, y el 15.6% invierte más del 30% de sus presupuestos.
● A futuro, se ve un claro aumento en el nivel de inversión con casi dos tercios de líderes proyectando que sus empresas invertirán entre 10% y 30% de sus presupuestos anuales en tecnología.
● Más del 90% de los líderes considera que sus empresas necesitan adoptar tecnologías de transformación digital para mantenerse competitivos.

Hablamos de la famosa transformación cultural...

Sí. Esta transformación requiere el compromiso de toda la organización, no solo en cuanto a la adopción de nuevas tecnologías, sino al hacerle frente al cambio cultural que debe traducirse en un cambio de mentalidad hacia una mayor colaboración, agilidad, productividad y mejora del clima laboral. La transformación debe comenzar primero en los líderes porque son ellos quienes deben tomar las riendas del proceso y guiar al equipo. Ese es el fundamento para luego ofrecer a los clientes una experiencia realmente digital. Durante muchos años, las empresas han estado operando bajo esquemas de trabajo que se mantuvieron prácticamente intactos por mucho tiempo. Sin embargo, el mundo cambió, y limitarse a seguir una receta segura es casi un sinónimo de fracaso. En la medida en que las compañías se restringen a innovar, son más propensas a morir.

¿Cuál es el nivel de adopción local del proceso de ?

Estamos en una nueva sociedad digital. La cantidad de información que tenemos a disposición no tiene precedentes. El término TD se ha vuelto muy conocido desde corporaciones grandes hasta en pymes familiares. En nuestra región, y particularmente en nuestro país, la discusión llegó entre el 2015 y 2016. Entonces solo un puñado de las más grandes empresas que operaban localmente proyectaron nuevas formas de creación de valor, e iniciaron el desarrollo de algunos proyectos aislados, para incorporar nuevas tecnologías o procesos disruptivos en sus organizaciones. Hoy en día hay pymes que hablan de TD, pero no muchas saben cómo implementarla y creen que es solo el uso de nuevas tecnologías y dejan de lado el factor humano y el cambio de cultura. Pero la TD se ha vuelto una tarea impostergable que impacta a más empresas de las que se cree.

¿Cuáles son los principales temores dentro del proceso de la transformación digital?

Ser reemplazados por nuevas tecnologías y que el puesto de trabajo ya no sea necesario. Eso además del temor al cambio y los nuevos retos para evolucionar.

¿Consideran que hay los recursos suficientes para concretar la TD?

Tenemos a disposición todos los recursos necesarios para implementar de manera correcta este viaje. Por el lado de Xertica, somos una Consultora de tecnologías y servicios Cloud enfocada en soluciones de que ayudan a las empresas a pasar por este proceso de transformación.