Manuel Fumagalli, presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) (Foto: El Comercio)
Juan  Saldarriaga

Redactor de Dia1 y de Economía y Negocios

juan.saldarriaga@comercio.com.pe

Durante el transcurso del primer día de , El Comercio conversó con , presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (), sobre la nueva y los conflictos sociales en el sector.

¿Qué espera de este Perumin, teniendo en cuenta la conflictividad social en el sector?
Perumin es una vitrina del Perú al mundo. Es un foro que busca dar a conocer a todos los peruanos, no solo a los vinculados al sector minero, los aportes económicos y la tecnología que emplea la minería. Esperamos que las protestas, si se llegan a dar, ocurran de forma pacífica y no vulneren los derechos de los ciudadanos de Arequipa ni saboteen el Perumin, porque sería muy lamentable para la imagen peruana en el exterior.  


¿Cómo ve la evolución de las inversiones mineras en este contexto?
A inicio de año estimábamos US$6.000 millones en inversión minera para el 2019 por seis proyectos mineros que debían iniciar construcción este año. De esos, el más grande era Tía María. Lamentablemente su operador, Southern Copper, ya ha expresado que no invertirá los US$300 millones que planeaba ejecutar este año. Y los otros proyectos tampoco han salido por diversos motivos. Considerando todo esto, vemos que la inversión para el 2019 estaría a igual o menor nivel que en el 2018, cuando registró US$4.950 millones.

¿Está de acuerdo con la propuesta de nueva Ley General de Minería planteada por el Ejecutivo, que incluye el desarrollo territorial y el adelanto del canon?
Hay una confusión cuando se dice que la Ley General de Minería regula temas de canon, de permisos, tributarios y de consulta previa. Esos temas no lo ve esta norma. La Ley de Minería solo regula las concesiones mineras, los contratos mineros y tiene un solo capítulo que habla de convenios de estabilidad jurídica. Hay una confusión tremenda aquí. Dicho eso, sí es posible mejorar la ley, pero debe hacerse adecuadamente. En esa línea, las declaraciones del ministro de Economía son positivas, pero tenemos que avanzar cuando estén dadas las condiciones, porque el tema está politizado. Lo que buscan algunos actores no es mejorar las competencias de la minería, sino estatizarla y destruir su competitividad.