Módulos Temas Día

¿Pescar o no pescar? He ahí el dilema, por Patricia Majluf

“En las condiciones actuales es probable que no se llegue a alcanzar la cuota”.

Peces

"Esto plantea dudas sobre los beneficios económicos que puede estar produciendo la pesca". (Ilustración: Giovanni Tazza)

Apenas iniciada la segunda temporada de pesca de anchoveta desde noviembre, el Ministerio de la Producción (Produce) tomó la decisión de cerrar la zona Norte-Centro hasta las 30 millas de manera preventiva por 10 días para proteger la abundante población de juveniles que se encontró en el mar. Esto era previsible en vista de que el crucero de evaluación del Instituto del Mar del Perú (Imarpe) en noviembre encontró que el stock constaba de un 96% de juveniles; es decir, solo 4 de cada 100 anchovetas alcanzaban la talla mínima permisible de pesca de 12 cm. Por otro lado, la flota que salió a la pesca exploratoria no solo sacó puro juvenil sino muy poca anchoveta en general. Donde normalmente hubieran capturado entre 40 y 60 mil toneladas en 3 días, esta vez capturaron menos de 6 mil.

¿Qué es lo que está pasando? Básicamente, la anchoveta aún se está recuperando después de varios años de condiciones anómalas en el mar. Un fuerte Niño en el 2015-16 y el inusual Niño costero del verano pasado han tenido a la anchoveta en situación de estrés, con períodos importantes de escasez de alimento, y está respondiendo reproduciéndose cuando puede, durante todo el año, y ya no en forma estacional como antes. Esto significa que se encontrarán juveniles todo el año y que las hembras presentan un bajo contenido de grasa, por el gasto energético que representa la reproducción constante. Según reporta el Imarpe, en setiembre de este año el peso promedio de las hembras desovantes (que están poniendo huevos) ha sido el más bajo registrado desde 1980.

Por otro lado, hay muy poca anchoveta adulta. El Imarpe reporta que al inicio de esta temporada había alrededor de dos millones de toneladas de anchoveta adulta del total de poco más de seis millones del stock y que la mayor parte se encontraba en las mismas zonas donde están los juveniles, pegados a la orilla. La flota salió a buscar anchoveta adulta fuera de las 30 millas y regresó con las bodegas prácticamente vacías. Esto plantea dudas sobre los beneficios económicos que puede estar produciendo la pesca, entonces, ¿vale la pena mantener abierta esta temporada? Probablemente no.

Como ya mencioné, para proteger a los juveniles se ha cerrado por 10 días toda la costa al norte de Lima, hasta las 30 millas. Saludablemente, ayer Produce extendió el cierre hasta que se complete una nueva evaluación de Imarpe. Tras una nueva pesca exploratoria, se determinará si la situación ha cambiado o no y según eso, se decidirá si se reabre la temporada o no.

Es importante tener en consideración que la anchoveta solo crece alrededor de un centímetro por mes. Si actualmente la mayor parte de los juveniles todavía están muy por debajo de la talla mínima (4-6 cm), en los próximos dos meses cuando la temporada de pesca tendría lugar, aún se mantendrá un stock con más de la mitad de juveniles. De permitir a los juveniles seguir creciendo hasta la siguiente temporada de pesca en abril, la mayoría habrá alcanzado la talla y peso adulto y, con eso, la biomasa se recuperaría significativamente y se podría contar con una buena pesca.

¿Mejor no sería guardar pan para mayo, como dice el dicho?

Tags Relacionados:

Pesca de anchoveta

Anchoveta

Pesca

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías