Jaime Noriega Bentín
Jaime Noriega Bentín
Redacción DT

Víctor Garay Luna

Hablar de Esther Grande de Bentín es hablar de una de las instituciones modelos en la formación de futbolistas. La noticia de su posible desaparición dejó consternados a muchos. Sin embargo, Jaime Noriega, presidente del club, decidió conversar sobre ese tema y, como voz autorizada, también del trabajo en menores en nuestro país.

— ¿Es verdad que Esther Grande de Bentín está a punto de desaparecer?

Sí es cierto que puede desaparecer a nivel competitivo, pero no a nivel institucional porque tenemos la escuela base y las academias.

— ¿Por qué desaparecería a nivel de competición?

Se ha cambiado mucho el tema de menores porque se creó el Torneo Centenario. Al crear esta competición, donde solo participan clubes profesionales, dio opción a que ellos redujeran a tres los equipos que juegan en la Copa Federación, ya no seis. Entonces, este último perdió competitividad.

— ¿En qué sentido pierde competitividad?

Por ejemplo, a un equipo le va bien en el Torneo Centenario y no en la Copa Federación. ¿Qué hace? Pone todas las balas donde le va mejor y le resta importancia al otro. La mayoría de clubes hizo eso. Cuando te hablo de clubes, te hablo de los que sí trabajan con menores y con los que me gusta enfrentarnos: ‘U’, Alianza, Cristal y San Martín.

— ¿Es una mala idea tener dos torneos de menores en paralelo?

Hace dos años Daniel Ahmed hizo el Torneo Centenario. Cuando yo me reuní con él, le di mi punto de vista. Le dije que no se podía tener dos competiciones de menores en paralelo porque uno va a sufrir la consecuencia del otro. Además, estás haciendo que los clubes gasten más: tienen que tener más técnicos, más chicos y eso hace que tu masa de jugadores sea más amplia y no exigente. Hay varias cosas que están bien que se implementen, pero en un solo certamen, no en dos.

— ¿Cuáles son las diferencias entre ambos campeonatos?

El Torneo Centenario era gratis para los clubes, en la [Copa] Federación cada equipo tiene que pagar 35 mil soles para jugar. También se modificó algo, los derechos de formación. Las tasas bajaron a la mitad. Clubes como EGB, que viven de su propio bolsillo y de los derechos de formación, vieron reducidos sus ingresos. Antes por un chico que llegase a un club grande se podía llegar a cobrar hasta 35 mil dólares, ahora solo 15 mil.

— ¿Es rentable la formación de jugadores en el Perú?

Nunca fue rentable. Los únicos años que nosotros he
mos cubierto fue cuando transferimos a Renato Tapia al Twente y el año que fue al Feyernood. No me estoy quejando porque este es lo que nosotros queremos hacer y nos apasiona. En los derechos de formación también se tiene una ganancia, pero no como uno espera, que sea en un mes. La mayoría de clubes se hace de la vista gorda y tienes que reclamar ese dinero y al final lo tienes en más de un año.

— ¿Qué pasó con Sport Boys?

Seguro ya han escuchado las declaraciones de Johan Vásquez. Se entusiasmó, vio que era viable y al segundo mes se dio cuenta de que no podía pagar. Nosotros nos reunimos varias veces y le dije la forma de trabajar. Además, le mencioné que no era poca plata. Le pregunté si podía pagarlo y aceptó. Ahora salió a decir que era caro. Ya no se acuerda cuando me dijo que todo estaba planificado y que tenía el presupuesto destinado para este proyecto.

— ¿Por qué decidió asociarse con Sport Boys?

Porque creímos en la buena fe de la gente del Sport Boys, pero solo duró meses y no los cinco años establecidos. EGB aportaba infraestructura, todo su comando técnico y todos sus jugadores. Boys nos aportaba el nombre para poder acceder al Torneo Centenario y la posibilidad de que los chicos pudieran llegar a una reserva.

— ¿Qué va a pasar con los chicos del Esther Grande de Bentín?

El contrato se ha roto. Los chicos del EGB van a tener que regresar al club.

— ¿Existe algún apoyo de la federación?

Hay gente dentro de la federación que está haciendo muy bien las cosas. Pero creo que el camino que siguieron no fue el adecuado, te hablo por los dos campeonatos que se disputan. Sigo creyendo que debieron potenciar la Copa Federación.

— En general, ¿ha mejorado el trabajo en menores?

Sigue igual. Cristal está trabajando bien, Alianza y la ‘U’, dentro de sus limitaciones económicas, algo vienen haciendo. La San Martín también. Ojo, Cristal les ha sacado cuatro años de diferencia a todos ellos en el proceso formativo. Están generando más jugadores con calidad de lo que están haciendo Universitario y Alianza.

Probablemente, le seguimos nosotros, pero la diferencia es que EGB no tiene los recursos económicos de ellos.

— ¿Se puede rescatar el trabajo de algún club de provincia?

La mayoría son academias. Con eso te digo todo.

— ¿Qué le parece el trabajo de Daniel Ahmed al mando de la unidad técnica?

Aparte de los dos torneos que se están disputando y en los que no estoy de acuerdo, creo que en líneas generales se está avanzando. Pero se está avanzando con los clubes de siempre. Lo que hubiese hecho era estructurar a los clubes de provincia. Es cierto que ahora en la selección de menores hay chicos de provincia, pero son accidentes. No se puede decir que en provincia se está trabajando bien.