Banda Pearl Jam adquirió bonos de carbono de bosque Alto Mayo
Banda Pearl Jam adquirió bonos de carbono de bosque Alto Mayo

Omitirá al Perú en su gira latinoamericana, pero la impronta de nuestro país estará presente en todos sus  conciertos. La mítica banda ‘grunge’ de los 90, , cerrará su tour por Chile, Colombia, Brasil y México sin dejar huellas de dióxido de carbono (CO2) en el ambiente. 

Ello gracias a la adquisición de bonos de carbono del Bosque de Protección , en San Martín, el primer proyecto de este tipo emprendido en un área protegida en el mundo. 

Sigue a Portafolio también en 

Pearl Jam ha invertido US$54 mil para la conservación de este lugar  y el bosque lluvioso Valparaíso, en Brasil. De esta manera, espera compensar las emisiones de dióxido de carbono (10.000 toneladas,  aproximadamente) que generarán su movilización, consumo de energía   y shows en Latinoamérica. 

“Creo que es tiempo de reconocer los impactos negativos del negocio del espectáculo sobre el planeta. Nuestros conciertos emiten dióxido de carbono, y es por eso que estamos buscando continuamente formas de compensarlo”, refirió Stone Gossard, guitarrista de la banda.

NEGOCIO VERDE
Pearl Jam monitorea y mide sus emisiones de carbono desde el 2003,  y es basado en ello que destina un porcentaje de sus ingresos de ventas a proyectos de reducción de emisiones por deforestación y degradación (REDD) en todo el mundo. 

La suma invertida por la banda de Seattle para ser reconocida como un ‘green business’ asciende a US$500 mil.  “La contribución de Pearl Jam al proyecto Alto Mayo no solo servirá para mitigar su huella de carbono, también generará beneficios a la población del área y ayudará a proteger sus cuencas”, refirió Peter Seligmann, CEO de Conservation International (CI), empresa encargada del proyecto. 

Pearl Jam descolló en la escena rock de los años 90, posicionándose como el más destacado de esa década en EE.UU. Visitó el Perú por única vez en el 2011, con una masiva presentación en el estadio de la Universidad San Marcos.  

BONOS VERDES PARA EL MUNDO
Alto Mayo fue la primera área natural protegida  (ANP) que dio cabida a un proyecto REDD, con singular éxito. El bosque, administrado por el Sernanp, ha atraído el interés de empresas transnacionales como Disney, Microsoft, United Airlines y Paul Mitchel.  
La casa de Mickey Mouse fue  la primera en adquirir bonos de carbono de esta ANP, pagando por ellos US$3,5 millones en el 2013. Otras dos ANP se han sumado desde entonces a este esquema:  Tambopata y Cordillera Azul.