Cuota de empleo para discapacitados será fiscalizada desde 2016
Cuota de empleo para discapacitados será fiscalizada desde 2016
Paola Villar S.

"Una plataforma digital de empleo que permita que las accedan a trabajos adecuados", ese es el objetivo principal de , consultora que brinda tres puntos claves a sus usuarios: una asesoría que les permita armar un currículum vitae (CV) adecuado; un equipo de gestión humana que los capacite y los guíe en el proceso, y talleres que los orienten en el desarrollo de habilidades blandas.

"Estos son los tres pilares que van por la parte de precontratación y lo que buscan es mejorar el perfil laboral de la persona con discapacidad", resalta David Farro, cofundador de Disiswork.

LA ESTRUCTURA

Augusto Enriquez, cofundador de la plataforma, agrega que para Disiswork es clave poder dar un servicio integral, donde se apunta a enlazar las habilidades de los trabajadores y potenciar sus CV. Explica que esto los diferencia de la bolsa laboral del Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades (Conadis) —adjunto al Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables—, pues ellos realizan un trabajo más a profundidad que el registro de CV y de ofertas laborales.

"Parte de eso es el asesoramiento: brindamos talleres [a las personas con discapacidad], porque a veces son un poco tímidos y no saben la interacción que deben tener en una entrevista. Trabajamos con ellos a nivel personal y luego pasamos a lo que es la contratación", remarca.

En el nivel de la contratación, señala que se trabaja de la mano con las empresas para entender cuáles son las funciones que están buscando y llevarlo a un nivel funcional, con la premisa de que las personas puedan encajar con los perfiles. Por el momento, existen 12 empresas inscritas en la plataforma y seis que tienen convocatorias activas.

"Además de eso, asesoramos a las compañías y las capacitamos para que en una entrevista puedan tener el respaldo necesario y no sientan temor de decir que [el entrevistado] tiene alguna discapacidad; o que no piensen están siendo muy directos o insensibles. También sensibilizamos al equipo de trabajo en el cual va a ingresar esta persona", precisa Enriquez.

En la fase de postcontratación, Disiswork analiza cómo le fue a la persona durante los primeros meses de trabajo y como se desenvuelven en el ambiente laboral y con sus superiores. 

Así luce la plataforma digital de trabajo. (Foto: Disfusión)
Así luce la plataforma digital de trabajo. (Foto: Disfusión)

"La idea es que la empresa, que tiene ciertos requerimientos laborales, pueda percibir el nivel de las habilidades que tienen las personas con discapacidad y que estas puedan ser elegibles para un puesto. El problema es que es difícil encontrar ese match, porque muchos de los CV que nos envían son muy pobres. Habría que entender, además, que generalmente esta población en el país está muy poco instruida: el 30% no cuenta con ningún tipo de nivel de estudio", anotó.

EL EMPRENDIMIENTO

David Farro cuenta que Disiswork nació en la Universidad de Lima a fines del 2014, cuando los emprendedores, ambos estudiantes de la institución, tomaron el primer paso y decidieron dirigirse a la unidad de emprendimiento con la idea formada.

David Farro y Augusto Enriquez, cofundadores de Disiswork. (Foto: Difusión)
David Farro y Augusto Enriquez, cofundadores de Disiswork. (Foto: Difusión)

Cuenta que, junto a Enriquez, compartían la afinidad por hacer algo que contribuya socialmente para que el Perú mejore. "Nuestro país, comparado con nuestros vecinos, como Ecuador o Chile, está muy atrasado en el ámbito de inclusión social y laboral de personas con discapacidad. Para centrarnos en las cifras, estamos hablando más o menos de 600 mil personas en edad para trabajar. Es un grupo considerable que ha estado mucho tiempo desatendido", acota.

Los emprendedores también tenían un vínculo personal con el tema, pues ambos tenían familiares con discapacidad que se habían encontrado en una situación similar de buscar trabajo y no saber dónde ni como encontrarlo.

"Vimos que había un montón por hacer y que si menos del 5% de la PEA con discapacidad estaba en una empresa, es seguro que cerca de un 95% de estas pueden trabajar pero no tienen la oportunidad. Es una brecha muy grande y hay muchas cosas por hacer", añade Farro.

En el 2016, ambos concursaron en StartUp Perú, donde fueron concretando aun más la idea y lograron obtener un capital semilla de S/50 mil soles que les permitió desarrollar la plataforma.

"A través de Disiswork, las personas con discapacidad pueden postular a los trabajos, pero la estructura de sus CV suele ser pobre y una empresa que ve eso no puede tomar una decisión acertada, que incluso le permitiría cubrir la cuota que exige la ley [la cuota de empleo a personas con discapacidad en el sector privado del país no debe ser inferior al 3%, según la Ley N°29973]. Ahí entramos nosotros y procuramos ayudar porque muchas veces ellos sí tienen las habilidades y el nivel funcional para desempeñarse en un puesto", indica.

LAS NORMAS EN EL PAÍS

Según Farro, la Ley N°29973 para Personas con Discapacidad establece diversos principios y derechos para la accesibilidad al trabajo de este sector de personas, pero el problema de su implementación va más allá del marco legal. 

"La cuota que se exige (3%) es grande y no es fácil cumplirla, sobre todo en un país tan informal como en el que vivimos. Y aunque sí hay muchas empresas que ya contratan a personas con discapacidad, existe el temor de promoverlo y que vean que no se está cumpliendo con la cuota de personas", comenta Farro.

En ese sentido, para lograr un mayor alcance con la plataforma que tienen implementada, Disiswork apunta a formar más convenios, como los que ya mantiene con instituciones como la Asociación AIEDI y el FAIS PERÚ. Farro puntualiza que están en conversaciones con el Conadis para concretar una alianza con ellos en cuanto a los perfiles, lo que les permitirá expandirse. 

Puedes acceder a la plataforma haciendo click en

Lea más noticias de Economía en...