Jorge Guerra interpreta a Roberto, un joven que viaja a Canadá para ver a su padre.
Jorge Guerra interpreta a Roberto, un joven que viaja a Canadá para ver a su padre.
Rodrigo Moreno Herrera

Dejar atrás el Perú de los noventa, sacudido por los estragos del terrorismo y la violencia política, no evitó que parte de la desazón colectiva se impregnara en quienes abandonaron el país. Alrededor de esta idea es que los hermanos Daniel y Diego Vega desarrollaron su más reciente propuesta. Nos referimos a "La bronca", que actualmente compite en la sección Ficción del Festival de Cine de Lima PUCP.


En esta ocasión, los cineastas retoman el aspecto emocional que envolvió a su primer proyecto, “Octubre” (2010). "Nuestra primera película tenía mucha ilusión. Dentro de esa simpleza había un componente más emocional. Sin embargo, 'El mudo' (2014) fue más racional. Pero ahora volvemos a lo inicial porque 'La bronca' es más personal, más cercana. Trata temas que nos han tocado más porque está ambientada en una época que conocimos", resalta Daniel Vega.

La trama de la película gira en torno a Roberto, un joven de 18 años que viaja a Canadá para reencontrarse con su padre, Bob, quien lleva varios años residiendo en el extranjero. El país que deja atrás está sumergido en el caos político y social que arrastra desde hace mucho. El reencuentro entre padre e hijo no se mantendrá al margen de este contexto, ya que aún hay temas de los que ambos no pueden escapar.

En palabras del director, su objetivo era retratar cómo la violencia puede afectar a un individuo en diferentes aspectos de su vida. "Si creces en un contexto violento, esa huella de algún modo u otro te acompaña", explica. Para sacar adelante la producción contaron con el apoyo de la DAFO (Dirección del Audiovisual, la Fonografía y los Nuevos Medios del Ministerio de Cultura) y de Ibermedia. Reunir el presupuesto necesario no fue nada fácil, ya que incluso tuvieron que pedir préstamos a amigos. No obstante, el resultado final de "La bronca" es algo que conmueve a Daniel Vega y lo deja más que satisfecho.

—Experiencia internacional—
A diferencia de sus otros largometrajes, esta vez los hermanos Vega trasladaron la acción a Montreal, Canadá. Jorge Guerra, Rodrigo Palacios y Rodrigo Sánchez Patiño son los tres créditos nacionales que forman parte del elenco del filme. Su principal complicación fue rodar en 15 días con un equipo no tan grande y multinacional. Sin embargo, esto permitió una mayor compenetración entre los miembros de la producción. "Ha sido medio mes divirtiéndonos, disfrutando, conviviendo juntos. Nos convertimos en una pequeña familia", cuenta Vega.

Aunque es una de las pocas producciones peruanas filmadas en el extranjero, esta no es la primera experiencia al mando de un equipo fuera del país que tiene Daniel Vega. En el 2017 trabajó en conjunto con la productora peruana Silvana Aguirre en la serie "El Chapo", de Netflix.

"Estuvimos unas semanas en Colombia. Era una serie ya concebida y tenía un elenco enorme. Fue algo increíble y congeniamos muy bien con todos", recuerda. Lejos de detenerse, el director revela que ya está desarrollando el guion de una serie junto a su hermano y pensando en cuál será su siguiente película.