El pasado 13 de septiembre, el juez dirimente Wilber Bustamante votó a favor de ordenar la demolición del hotel y la restitución de las cinco filas de andenes incaicos que se removieron para la construcción de la obra. (Foto: Archivo)
El pasado 13 de septiembre, el juez dirimente Wilber Bustamante votó a favor de ordenar la demolición del hotel y la restitución de las cinco filas de andenes incaicos que se removieron para la construcción de la obra. (Foto: Archivo)
Redacción EC

La Corte Superior de Justicia de resolvió que el proceso de demolición del ingrese a su etapa de ejecución, por lo que otorgó un plazo de 30 días hábiles al Ministerio de Cultura, para que a través de la Dirección Desconcentrada de Cultura del Cusco, presente un informe técnico que precise cómo se realizará la demolición del inmueble y evalúe si los muros y andenes arqueológicos dañados pueden ser restaurados o no.

El expediente 00710-2016-0-1001-JR-CI-05 precisa que según el artículo 59 del Código Procesal Constitucional “la sentencia firme que declara fundada la demanda debe ser cumplida dentro de los dos días siguientes de notificada. Tratándose de omisiones, este plazo puede ser duplicado.(...)”.

Sin embargo, señala que dicho plazo resulta “muy ínfimo", pues se debe constatar en campo las medidas respectivas de la construcción y confrontarlas con lo determinado por el Plan Maestro del Centro Histórico del Cusco y las normas que protegen dicho patrimonio cultural con relación a los parámetros urbanísticos permitidos.

“Además, debe evaluarse si los muros arqueológicos pueden ser restaurados o no en base a la propia revisión de los expedientes que dieron lugar a la autorización o licencia de construcción y a la determinación del destino que se dieron a los elementos líticos que constituyeron dichos muros de ser el caso con una constatación en el campo, lo que obviamente no es posible realizar en el período de sólo 02 días”, dice el documento.

Vale precisar que la Comisión de Juristas de Cusco inició un proceso de amparo el 1 de enero del 2016, a fin de solicitar la demolición del hotel Sheraton, de la empresa inmobiliaria R & G, ubicado en la cuadra 6 de la calle Saphy, en el Centro Histórico de Cusco, cuya construcción afectó seriamente muros y andenes de la época prehispánica. También exigió que estos sean restituidos.

El edificio de 10 pisos no solo estaba siendo levantado en una zona donde de acuerdo con el Plan Maestro del Centro Histórico del Cusco solo se pueden construir inmuebles de hasta dos niveles, sino que según dos resoluciones directorales se cometió daño “grave e irreversible” al Patrimonio Cultural de la Nación.

El pasado 13 de septiembre, el juez dirimente Wilber Bustamante votó a favor de ordenar la demolición del hotel y la restitución de las cinco filas de andenes incaicos que se removieron para la construcción de la obra.

-Piden acortar plazo-

T’ika Luizar Obregón, representante de la Comisión de Juristas de Cusco, dijo a El Comercio que han solicitado por escrito a la Corte Superior de Justicia de Cusco reducir el plazo dado al sector Cultura para la presentación del informe técnico de la demolición del hotel.

“Ayer nos reunimos con la jueza y hemos presentado un documento para que esto se corrija, porque de acuerdo al Código Procesal Constitucional, que establece los plazos de ejecución, la parte que ha incumplido tiene un plazo de dos días, ampliables a dos días más. Por lo tanto, el plazo dado por la jueza, aún cuando argumenta que es un caso complejo, no está contemplado en la ley, por lo que hemos pedido una corrección para que se resuelva con el plazo legal”, señaló.

Agregó que en caso el Ministerio de Cultura requiera mayor tiempo para la elaboración del informe debe justificar su pedido a través de un documento. "La jueza debió dar el plazo que precisa la norma. Sin embargo, ha dado 30 días sin que haya un documento que justifique esta ampliación del plazo”, expresó.

Síguenos en Twitter como


TAGS RELACIONADOS